@SOPRANO_35 ANALIZA LA VUELTA DE LIT KILLAH

@SOPRANO_35 ANALIZA LA VUELTA DE LIT KILLAH

El domingo día 3 de noviembre era uno de esos de marcar con permanente en el calendario. Uno de los analistas más respetables habla del argentino en su vuelta.  

Por: @aleexesteras y @soprano_35

El evento que reunía por excelencia a los raperos considerados como “All Stars” dentro del panorama internacional volvía unos meses después. La gente demandaba un cambio en la organización, y así fue. El mundial anterior había dejado un sabor agridulce en los espectadores, que veían cómo dependiendo de dónde fuese la sede de la competición, salía victorioso un país u otro. Oído cocina, la empresa se puso manos a la obra e ideó una evento que reuniese a estos mismos gallos partícipes de los mundiales anteriores -con alguna novedad- separados en parejas. Diferenciando estilos y nacionalidades. Es ahí cuando en la cabeza de cualquier aficionado al free empieza a idear duplas de ensueño, combinando estilos o incluso jugando con la vuelta de algún mítico gallo que aún añora. ¿Quién sabe?

Como primer plato se anunciaba la pareja Chuty-Aczino. Y qué mejor manera de empezar una competición que anunciando los dos mejores raperos de los últimos años. Las expectativas no cumplidas en Pangea hacía que la organización les diese una oportunidad nueva para formar pareja y demostrar -lo que a priori pensábamos todos- un dominio absoluto. Me detengo en esta primera dupla, pero cada vez que iban anunciando la cosa iba a más. Skone-Papo, Wos-Teorema, Bnet-Jaze. Cualquier pareja entraba en mente, cualquiera proponía una ilusión nueva en la cabeza de cualquiera.

Hasta el momento todo iba con normalidad. En su justa medida, claro. Las duplas que se iban formando juntaban a freestylers que competían en la actualidad, pero, ¿quién no quería la vuelta de algún mítico a la escena? la cantidad de demandas hacia la persona de Lit Killah presionando para su vuelta a Redbull llegaron a los oídos de la empresa organizadora, que no dudó en contactar con él. Y por consiguiente, un no por respuesta.

Con la misma ilusión que una madre por la vuelta de su hijo en navidades nos encontrábamos todos los amantes del freestyle que habíamos presenciado el auge de la escena argentina. De la mano del Quinto Escalón, claro. Estábamos ante la vuelta de Lit Killah, que se unía a Zasko para formar pareja. 

Resultado de imagen de lit killah zasko

Un par de días antes, la organización anunciaba las ausencias de Wos, El Menor y Bnet entre otros. De capa caída, así se sentía la comunidad del freestyle que veía como el primero perdía la oportunidad para “impresionar” a la escena internacional, y como el segundo la perdía para entrar en un hipotético top 3 mundial. Una noticia repentina como lo que me sucedió con este artículo, que de golpe y porrazo una persona apareció en mi mente. Casi como quien no conoce al bueno de Lit, no lo conoce a él. “Hablamos de un fenómeno, de un prodigio generacional a nivel global que, en algunos aspectos concretos, hace cosas a las que simplemente, a su nivel, el resto no llega”. Ojo, no lo estoy definiendo a él -que también podría ser-, esa es su carta de presentación hacia el freestyler argentino. Por ese par de líneas cualquiera que esté al día en las redes sabe quién es. Sí, contamos con la colaboración de Soprano, uno de los mejores analistas de internet en cuanto a escena actual se refiere. 

Con argumentos más que de sobra se presentaba la pareja de cara al evento. Zasko venía de ser campeón nacional y de vencer a Bnet en FMS y Lit Killah lo hacía años después de haberlo dejado. Con morriña aún de su gira con Ecko en España donde demostró lo que era(n). Material, sin duda, de peso para contraargumentar las rimas de la dupla oponente. Stuart y Jaze se iban a encargar de bajar los ánimos al público y pareja (aclarar que el primero entró en sustitución del antes comentado, Bnet)

Como cuando la tocaba Cristiano en su primer partido en el Bernabéu, ese cosquilleo sentía la gente de la grada y el streaming cuando el argentino empezó a sonar. Con una musicalidad diferente al resto. “La mayoría de freestylers, incluso los que destacan en estos aspectos relacionados con el flow, suelen perfeccionar varios modos de hacerse oír y embellecer con ello sus intervenciones, pero solo un reducido número realmente improvisa a tiempo real la melodía y cadencia en los flows que usan. Normalmente son una suerte de “fórmulas aprendidas” en las que incluyen algunas ligeras variaciones para adaptarlas a las distintas vicisitudes de los distintos beats”.

Se presentaba con la temática “Selva” donde aprovechó la situación para darle el giro de actualidad que necesitaba, introduciendo dos conceptos a la vez relacionándolos entre sí. Lit se gustaba y a la gente también, sonaba diferente. 

Cada patrón era una historia nueva, una nueva forma de fluir. Y es en el tercero donde aparece ese Lit Killah que ya vimos en el Quinto Escalón y en la gira por España. Donde se dejan ver tintes de aquella rima:“nadie te vota BTA vete y ve tomando un autobús”. Juego de palabras obligado, con skills y un flow que permite diferenciarlo de los demás competidores. La historia se repetía, beat nuevo, flow nuevo. “No solo tiene potencial para competir por sonar mejor que el resto, sino que lo hace, probablemente, del modo más improvisado que se puede”. Ni mucho menos se iba a poner nervioso en su reaparición ante una base de doble tempo como ofreció el segundo round, es más, esa primera rima soltada tras el primer acote de Jaze es digna de su máximo esplendor, de sentirse agusto sobre la pista. 

Espera, no todo iba a ser flow y musicalidad. El argentino hería -cada vez más- en cada patrón que soltaba. “Tengo show los findes, no queda libre ninguno y rechacé a una banda para venir a partirte el culo”. Momento clave de la batalla, la gente se dió cuenta de que había vuelto, que no solo sonaba como algo renovado a lo que estábamos acostumbrados -sí en Barcelona- sino que tiraba del carro y tenía capacidad de liderazgo en la batalla. Cada patrón en el que aparecía era algo especial.

“Su mecanismo creativo luce como una especie de matrioska donde cada palabra y juego fonético usado en forma de skill -que es seña distintiva en él; le sale de un modo tan natural que no sabe improvisar sin usar tecnis- ayuda en la invención de la forma en la que seguir el beat inmediatamente acto seguido, donde cada cosa dicha con anterioridad influye y hasta llega a determinar lo siguiente. Tanto en el cómo decirlo como en el qué”.

“Es el retorno de alguien que compite basándose en aspectos donde se viste de genio a lo que los demás no llegan, como pasó con Kódigo, potenciando la generación del caldo de cultivo que acabó por confirmar a Argentina como la potencial número uno internacional en el cómo sonar. Puede inspirar y hacer que las bases del arsenal de atributos obtenibles por un competidor se enfoque más de lo que suele hacerse en aptitudes donde la escena internacional tiene aún bastante margen de mejora”. 

Como dicen, lo breve y bueno dos veces bueno. Sonando con fuerza e intencionalidad dentro de la pista, como si no lo hubiese dejado nunca de hacer y hubiese estado perfeccionando su estilo. Elevando el nivel de la escena argentina y aportando nuevos matices a ella. Así es cómo se vio a Lit Killah en su regreso, con la misma soltura que mostraba en la plaza y con ganas de retomar los escenarios. 


PORTADALeer más

RED BULL: EL MURO DE OCTAVOS PARA LOS REPRESENTANTES PERUANOS

Desde el regreso de la Red Bull Internacional en 2013, los representantes peruanos no han podido consolidarse en la máxima competencia del circuito de batallas, con excepción a la celebrada en su país en 2016, ... Leer más

RED BULL: EL MURO DE OCTAVOS PARA LOS REPRESENTANTES PERUANOS

[Elite_video_player id=”1″]

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )