TRIPLE F: PRIMER ANIVERSARIO DE LA LIGA FEMENINA ARGENTINA

TRIPLE F: PRIMER ANIVERSARIO DE LA LIGA FEMENINA ARGENTINA

La primera liga íntegramente compuesta por mujeres cumplió este 9 de junio un año desde aquella primera jornada en la Ciudad de Buenos Aires. ¿Cómo fue su primer torneo y qué influencia tiene esta liga en la visibilización del free competitivo femenino?

Por: Flor Viva – @florviva

Como parte de la coronación de un gran año para el freestyle femenino en muchos países de habla hispana, el torneo de la Federación Femenina de Freestyle (Triple F) en Argentina fue la explosión máxima de la visibilidad del nivel con el que cuentan las competidoras del under nacional. Organizada por Medusa Producciones —un espacio que incluye a tres personas muy relevantes en la escena nacional como son Mirna, Taty Santa Ana y Fosh, esta competencia presentó un desafío importante para sus competidoras, abriéndoles la cancha a probarse tanto en un primer round de 3 minutos escritos por competidora como en 4 rounds a improvisación que completaron estas excelentes batallas y las nutrieron de temáticas, situaciones, personajes y 4x4s.

Esta vara tan alta aplicada en cuanto a exigencias tiene que ver con el espíritu de la liga, cuyo principal objetivo no fue otro que permitir a las principales protagonistas mujeres del under entrenarse y exponerse más, dejarse ver y exigirse ante el público del freestyle porteño y bonaerense que tanto crece año a año tanto en el under como en los grandes escenarios. Triple F decidió contar con un jurado de un integrante rotativo y dos integrantes fijas. Estas últimas fueron Mirna, quien además de ser productora ya tiene un formado recorrido como jurada en Supremacía, Cultura Rap y Las Vegas Freestyle, y Tatu Franchi, coordinadora de Las Chicas del Free, conductora de Cara B, jurada en competencias como Camet, Sucre y Cultura Rap, y comentarista en Red Bull.

En cuanto a las competidoras, también el formato tuvo el ingrediente de la creatividad. De las seis competidoras de cada fecha una era seleccionada a partir de una clasificatoria presencial celebrada antes del evento principal, integrando a grandes talentos como Sofía y Alina que hoy continúan construyendo su renombre en las competencias del under argentino. Las competidoras fijas, y que demostraron sin duda alguna estar a la altura de los desafíos presentados, fueron NN, Roma, Caty, Saga y la campeona invicta de este torneo, ganando 15 de los 15 puntos disponibles, Brasita.

Entre los mejores momentos del campeonato se pueden destacar, entre otros, las implacables barras escritas que Saga lanzó contra Roma, que jugaron fuertemente con recursos discursivos como la aliteración y unas métricas muy firmes. En la tercera fecha, celebrada en Plaza Houssay, Alina dejó importantes highlights en cuanto a rapeo y flow, demostrando que día a día su nivel crece y las instrumentales no le presentan ningún problema a la hora de fluir y combinarlas con buenos argumentos. Por otro lado, la batalla presentada por Saga y Brasita en la fecha final del campeonato derrumbó  los últimos cuestionamientos sobre el nivel femenino que faltaban derrumbarse. Ambas supieron atacar de manera punzante a la otra, manejar los beats de DJ Sista V con muchísima destreza y presentar un fuerte y disfrutable enfrentamiento que cerró Triple F sacando chispas.

Dudas, quejas y críticas fueron alzadas por distintos sectores, especialmente en las redes sociales, a la creación de una liga exclusivamente femenina. Es, de todas maneras, esencial entender el por qué de su existencia. En varias oportunidades sus organizadores han planteado que Triple F nace a partir de la necesidad de que las mujeres, muchas veces ausentes en los planteles y line-ups de competencias y torneos, entrenen más profesionalmente su freestyle.

Esta liga no se presenta como alternativa a la integración de las mujeres a las competencias que ya conocemos, sino más bien va en sentido opuesto: funciona a modo de trampolín a la visibilización de importantes referentes de las competencias del under argentino para que tengan un espacio donde demostrar que sí están al nivel que se exige para ingresar en las listas de MCs que son convocados a más ligas y torneos. A partir de este campeonato se conoció más aún que existen muchas más mujeres en el free de las que se suelen mencionar, no solamente como competidoras sino como DJs, analistas, productoras y juradas. Estos eventos abrieron la posibilidad a que se comiencen a reconocer y  repetir los nombres de más competidoras en los círculos de freestyle en distintos distritos, y es una fuerte influencia que marca un gran precedente incluso a nivel internacional.

El primer torneo de la Triple F les permitió a estas MC’s reinventarse y exigirse, y demostrarse una vez más a sí mismas y al mundo que el freestyle no es cosa de chicos.

PORTADALeer más

EL REGRESO DE CHUTY QUE NO PUDO SER

Por: Luís Manuel Chávez (@cgluisman) Después de tres largos años, todo apuntaba a que la ausencia de Chuty en Red Bull terminaría finalmente en una de las nacionales con más nivel de la historia de ... Leer más

EL REGRESO DE CHUTY QUE NO PUDO SER

[Elite_video_player id=”1″]

[/column-sneeit-shortcode-enable-nested-0]

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )