DEADLY VENOMS: EL BOOMBAP POR LAS VENAS

DEADLY VENOMS: EL BOOMBAP POR LAS VENAS

La idea de retomar la discografía de las Venoms no es un capricho, sino hagan la prueba: escuchen alguna canción, vean algún videoclip. La única explicación a que los discos no tuvieran resonancia en por el manejo tan nefasto de las discográficas. Con solo poner “Bomb Threat” es imposible no pensar ¿Cómo es que todo ese talento casi queda guardado en una bóveda?

Por: Franca Hernandez (@FranHernandezN)

Todos los caminos conducen al boombap, o así parece. Ese estilo precioso supo nuclear las personalidades de cinco raperas, con estilos completamente diferentes, que buscaban un estilo crudo, fuerte y directo para demostrar su talento. Deadly Venoms fue el primer grupo de femcees asociado a Wu-Tang Clan, el mismo estaba conformado por N-Tyce, quien ya había asentado su lugar con la canción “Hush Hush Tip” (1993) en colaboración con Method Man; Champ Mc, reina indiscutida del G-Funk, había lanzado el album “Ghetto Flava” (1994) que era clave en el Underground; J-Boo, quien fue la única que debutó como Mc en el grupo, ya que antes era productora; Lin Que, también conocida como “Isis”, fue parte de The X Clan; y Finesse que dio un giro de 180º cuando pasó de ser parte del conocido dúo Finesse & Synquis (par musical de Salt-N-Pepa) a ser la piba más pesada del quinteto. El nombre que las bautizó fue en honor a la película de kung fu “Five Deadly Venoms” (1978).

En palabras de J-Boo durante una entrevista de 1998 , el grupo nació a partir de la visión de sus productores, ellos estaban en busca de “un grupo femenino que rompiera y tirara abajo la industria. En esa misma charla, el periodista hace un comentario sobre que “no hay tantos grupos femeninos en la escena, salvando a Salt-N-Pepa”. Lin Que lo frena y le dice que lo que no hay son “grupos femeninos pesados” y que además ellas escriben sus propias letras. Isis también discute con el periodista sobre si está bien o mal tener ghostwriters, lo cual es un dato de color, pero está muy piola ver ese encontronazo entre un grupo de pibas congeniando y un chabón intentando ser graciosos con la complicidad única de una cámara. Esta manera de ir al frente, delimitando la cancha y con una personalidad dura va a ser lo más característico del grupo.


También te podría interesar:


En principio, las Venoms se presentaban en los shows de Wu-Tang con sus canciones por separado para luego romperla con las pocas canciones que tenían hasta ese momento. Pero eran maquetas: no tenían nada grabado, ni tampoco un contrato. Para 1997 se da la oportunidad de grabar su primer singleBomb Threat/Boulevard” con Protect Ya Records. La cara A es un boombap hecho y derecho, con un estilo hardcore comparable a los WTC. Cada una pone a relucir su estilo J-Boo siempre juega por la sombra para que su impronta gane más fuerza, N-Tyce es mucho más metriquera y destaca porque su voz es mucho más fina que el resto, Finesse se desliga automáticamente de la imagen de niña bien que tenía en su proyecto anterior y Champ deja en claro porque muchos la comparaban con Rakim. Lo mismo sucede con el lado B, nadie queda afuera y cada una es súper reconocible. Son esos temas donde doblas las rodillas por inercia.

Ahora, si prestaron atención, se darán cuenta de que Lin Que no aparece. Eso se debió a que ella no estaba conforme con el contrato que les ofrecían para poder grabar la canción, por eso fue la primera en dar un paso al costado. Sin embargo, pueden verla en el videoclip de “Bomb Threat” y en algunas entrevistas. Lo que las otras venoms no sabían era que ese era el principio de un sin fin de frustraciones con los contratos y las discográficas. En principio se da cuando graban los que sería el disco “Antidote” en 1998, el mismo se hizo desde el sello A&M Records, y si bien está disponible en algunas plataformas y contó con su versión en CD, lo que está disponible es el disco filtrado. Los problemas entre A&M y PolyGram Records (distribuidora) cuando pasaron parte de sus sellos a Universal Music Group hizo que ese trabajo terminará en una bóveda.

De todas maneras, reitero, el disco fue filtrado y -por lo que marcan algunas revistas de la época como Vibe y Spin- las canciones “Bomb Threat” y el temazo “One More To Go (The Earthquake)” junto a GZA, Cappadonna, Method Man, Inspectah Deck y Streetlife recibió muy buenas críticas. Incluso es parte del “Action Like Charles Bronson: Best of Hardcore Hip Hop Vol. 1” (2004) a la par de artistas como Redman, Ghostface Killa, Kool G Rap, entre otros. En este proyecto las bases pasean entre el jazz, la música clásica, un poco de Lionel Richie, una atmósfera misteriosa, ritmos metálicos y partes de soul. Pero lo más importante se destaca en su lírica, en sus métricas. Cada barra es una razón para seguir preguntando ¿Donde estuvieron estas pibas durante todo este tiempo? Cabe destacar que durante ese mismo año, 1998, también fueron parte del disco “Respect” de Shaquille O’Neal en el tema “The Bomb Baby” y en la canción “It’s Time” de Kurupt.

En el 2000, se da la oportunidad de un nuevo contrato, esta vez con el sello de DreamWorks Records. El disco “Pretty Thugs” es un poco más relajado con el ritmo, las rimas no pierden ni un gramo de peso, pero es mucho más R&B que su trabajo anterior. La experimentación con otros sonidos y la representación tanto de la West como la East Side siguen intactas. “Don’t Give Up” retrata un poco lo que es seguir intentando apostar por un sueño, por disco; canciones como “Wrong Place” muestran que sabían perfectamente cómo construir un storytelling conservando la impronta personal de cada una; y “Venom Everywhere” es una burla a una publicidad de Sprite en la que aparecían las raperas Roxanne Shante, Eve, Angie Martinez, Mia X, y Amil, bajo el nombre de las “Five Deadly Woman”, vestidas con trajes japoneses. Las venoms lo tomaron como un plagio, una joda de mal gusto, e hicieron la canción burlándose de las otras raperas. Todo esto acompañado de un video satírico donde las retratan como cinco idiotas perdidas en el bosque al estilo de la película “The Blair Witch Project”.

La burla en “Venom Everywhere” no llegó -ni de cerca- a un beef, porque el reclamo real no era contra las raperas per se, sino lo que representaban en el comercial. Era como ver la cara plástica del rap. Ese tema se volvió muy significativo para el grupo y eso se debió a que mientras las Five Deadly Venoms conseguían plata con un mismo lineamiento estético-lírico gracias a las publicidades; las pibas del Clan tampoco consiguieron distribuir este segundo disco. Este proyecto también quedó encajonado tras movimientos de los sellos. La frustración fue tal que Finesse se rindió y se retiró del proyecto. Tanto “Pretty Thugs” como “Antidote” fueron discos filtrados, nadie ganó un solo centavo por ese trabajo. Ganaban muchísimo más con sus singles anteriores a la agrupación debido al manejo negligente de las productoras / sellos / distribuidoras. Solo recibieron un fragmento ínfimo por la difusión de videoclips.

J-Boo, Champ Mc y N-Tyce no se rindieron, dos años después de su último fracaso lanzaron el disco “Still Standing” (2002) con el sello Rocks The World y por fin pudieron obtener su “primer” disco. Las letras muestran el hambre de las pibas, el hambre de rimas, de música y de que se acuerden de su nombre. No hay metáforas, ni doble sentido, todo es directo y pesado, mientras le hacen los honores al estilo que las vio emerger. Hardcore to core, Champ Mc, o Champ Diva, da en el clavo con las cincuenta barras de “50 Bars & Better”; J-Boo reclama su puesto como gangstress en “Hunting Season” y “Real Hardcore” con su estilo fluido; y N-Tyce pone toda la métrica en la mesa con “Don’t care” y “Chasing Dreams”. Todas se mantuvieron sobre su línea, reales a sus raíces y sin aspiraciones de entrar en un chart, por eso el grupo quedó consolidado esencialmente en el under.

Hoy en día, algunas de ellas se siguen dedicando a la música. J-Boo, Judy Ran-Davis, quien era la única que no rapeaba en un principio lanzó el EP “I Got Next” en 2018, un disco con once canciones y la colaboración de Tonja, Madam Scheez (que colaboró múltiples veces con las Venoms), Dexter Wiggle, Rubbabandz, School Of The Gifted, Shaka Amazulu The 7th y Solomon Childs. N-Tyce (Amma Brown) retomó su carrera solista -no sacaba un disco solista desde el LP “Single File” (1995)- con el disco “Food For Soul” en 2019 donde explora sonidos más actuales y logró concretar el videoclip de “You Deserve It”. En cambio, Champ Mc (Kimberly Johnson), no volvió a sacar música pero quedó inmortalizada con trabajos como “Sistas Betta Recognize” y “Funkhouse” (1994), y Finesse no volvió a dar señales en la escena. El devenir de Lin Que lo pueden leer en esta columna anterior.

CATEGORIES
TAGS

COMMENTS

Wordpress (2)
Disqus ( )
A %d blogueros les gusta esto: