ASIER: “EL MONOPOLIO NO GENERA EVOLUCIÓN, SINO ESTANCA. NOSOTROS NECESITAMOS COMPETENCIA”

ASIER: “EL MONOPOLIO NO GENERA EVOLUCIÓN, SINO ESTANCA. NOSOTROS NECESITAMOS COMPETENCIA”

Desde El Estilo Libre decidimos hablar con Juan SNK a raíz de la polémica generada en redes sociales por las declaraciones de Sweet Pain y otros MC’s como el propio Juan. Él ya dio su punto de vista sobre el conflicto y el porqué de su opinión. Pero hemos contactado también con la otra mitad de la historia para que tengáis la perspectiva completa. Asier, CEO de Urban Roosters, ha contado al diario su pensamiento respecto a las quejas de los freestylers, además de explicar al detalle el funcionamiento del panorama de las batallas de gallos, el papel de Urban Roosters en las competiciones y la dirección que tomará la organización en un futuro.

Por: @alvaromorenomad y transcripción por: @artuurlopez

¿Cómo ves toda esta polémica que ha surgido, cómo te sientes anímicamente?

He pasado por varias sensaciones, en un principio frustración por estar trabajando mucho en algo y sentir que no está siendo valorado, no estar consiguiendo lo que quería conseguir. Al final, haces una cosa con una buena intención y se tergiversa. Va más allá de esta polémica, un cómputo de cosas que últimamente se han generado.

Últimamente has salido más a la cara pública a explicarte. El caso más reciente es con Juan y Sweet Pain pero también hace un par de semanas has tenido un choque con Daro2Santos de Argentina.

El estar día a día con tantos proyectos, con tanta gente, tantas cosas a la vez quizás no eres consciente… Yo noté que como marca no nos estábamos posicionando y sentí que debía defender el honor a la verdad de lo que hay detrás, no solo por mí sino ya la cantidad de gente que trabaja con nosotros. Muchos le ponen todo el corazón cada día. Ese velo de “ahora somos el mal” no me parecía justo, no hacía justicia al trabajo de toda esa gente que se estaba dejando el alma por una visión común para que crezca el proyecto.

Entonces ¿Te has tomado estás polémicas de una forma más personal que profesional no?

Sí, es más como algo personal, conmigo y con mi equipo, y con la gente que está detrás que conozco de hace más de 10 y 11 años, quienes trabajaban cuando aún no había nada detrás. Son personas que llevan muchos años en esto y lo han hecho sin ánimo de lucro. Pero ahora “todos son malos”, hay ese velo de que hay un interés oculto, aunque eso no es así. Nosotros hemos tenido que aguantar zancadillas a lo largo del camino y hemos seguido callados, trabajando. Al final llevas el esfuerzo y esto es lo que remata.

Habéis estado callados intentando evitar esto. Estamos aquí para que por fin hables de esto. Vamos a ir a las polémicas concretas. La primera que salió fue de Daro en Argentina, quien hablaba de que para participar y entrar en la órbita de Urban Roosters por posicionamiento y puntos de ascenso se pedían unas condiciones un poco abusivas. ¿Qué piensas de esto?

Muchas veces hay falta de información. Dentro de la FRF (Freestyle Rap Federation), que son entidades diferentes, aunque nosotros estuvimos en el equipo fundador en 2014 y hemos trabajado por ese proyecto, hay gente de todas las organizaciones y se toman decisiones en conjunto. Pero muchas veces se vincula a que es Urban Roosters porque haya gente de Urban en la Federación.

No obstante, formasteis parte de la FRF y es normal que se relacione con vosotros.

Sí, es normal pero no es con una búsqueda de que Urban Roosters monopolice el sector, sino que la FRF trabaja para que esto se convierta en un deporte. Ha cogido cosas de FMS que han sido positivas, ha generado su propio reglamento y los rankings son anteriores a la FMS, ha hecho una labor muy importante. No obstante, luego ha cogido partes del sistema de votación porque incluso se ha creado un sistema de votación aparte basado en el de FMS, y ha de llevar un camino divergente al nuestro, al de Urban. Al principio es normal que en esa visión de disciplina deportiva estemos en el equipo fundador, somos de los que pensaban así igual que otras 20 organizaciones que en ese momento nos juntamos. Pero ha llevado un proceso de trabajo que cada vez se diversifica más y, por un lado, está Urban Roosters que genera contenido urbano y es el organizador de la FMS y otras competiciones. Por otro lado, está la FRF, que sienta las bases para que esto sea una disciplina deportiva. Son proyectos distintos, pero se tiende a decir que Urban genera un monopolio, poniendo condiciones a las competiciones para nosotros. A partir del TOP 10-15 de FMS muchos creen que el mejor paso sería una segunda división. Nosotros en ese momento veíamos un gran tejido que lleva muchos años trabajando, competiciones como Gold Battle, personas que están haciendo el trabajo de “hormiga”. Nosotros pensamos integrar estas competiciones y ayudarlas a crecer, empujando hacia una misma visión.

¿A día de hoy seguís formando parte en mayor o menor medida de la FRF?

Sí, hay gente de Urban Roosters en la FRF, pero cada vez menos. Antes éramos muy pocos, y cada vez hay más gente trabajando en el proyecto, y todos los que se integran provienen de otras competiciones y organizaciones, no es gente nueva vinculada a Urban Roosters.

¿Os dirigís a salir totalmente de la FRF?

Sí, estamos acompañando un poco el proceso, pero creo que la FRF será un activo de los freestylers para los freestylers, y nosotros vamos a ayudar a crear eso. Pero tendrá que ser autosustentable, con sus propias asambleas y consejos. Puede ser que algún miembro de Urban esté, pero una unidad dentro de un ente mucho mayor. Seguro que a una persona en un futuro le encantaría ser miembro honorífico dentro de años, pero siendo un miembro de muchos que haya.

Resultado de imagen de frf

Por lo tanto, ¿Crees que tiene que ser independiente la FRF de cualquier organización o empresa no?

Sí, la FRF tiene que ser independiente porque si no derivaríamos en intereses confrontados. Ahora nosotros tenemos la responsabilidad de apoyar con recursos para hacerlo crecer, también como inversión de futuro para que el ecosistema aumente. Nosotros estamos ayudando a ojeadores que no son de Urban Roosters, pagando sus viajes para que vayan a ver si hay algún tipo de incidencia en las competiciones. La entidad ahora mismo carece de los recursos suficientes y nosotros estamos apoyando desde ahí.

Dentro del periódico hay gente que colabora como ojeadores con vosotros. Se supone que cogen gente de la misma ciudad para evitar que haya gastos. ¿A qué ojeadores les pagan gastos y a cuáles no?

Tratamos de buscar observadores in situ para ahorrarnos los gastos de desplazamiento. Pero en el caso de que no haya, nos piden ayuda. Este año hemos tenido que enviar a 6 o 7 porque no había gente de esa ciudad o porque no podían asistir y era necesario un desplazamiento de otra localidad. Ha ocurrido en algunas finales de rango 3. Es una pequeña parte del presupuesto y son 2 o 3 personas de Urban Roosters, pero es lo que a mí me llega de los que están involucrados en la Federación.

Sobre la polémica con Daro, se quejaba de que las normas de la FRF, ligadas mínimamente a Urban Roosters porque es todo un ecosistema, ¿Crees que fueron un poco abusivas como en el caso de Daro?

Hablé luego con él. Creo que tenemos que tratar de no generar polémicas públicamente porque no añaden valor a lo que estamos haciendo, nos piden credibilidad dentro de todos los estereotipos que se han ido generando ligados a la cultura urbana y el rap. Él tiene esa visión, con personas particulares en Argentina. Muchas veces se vincula a Urban Roosters con la federación, cuando se personifica en individuos concretos. Hay gente de la Federación ahí puede haber tenido algún conflicto concreto y se personifica en Urban Roosters como entidad, que puede tener alguna vinculación, pero no es lo mismo. Eso, por un lado, con su tema personal con nosotros, porque también tuvo cierto lío con alguien de la Federación. En cuanto a su opinión, creo que no es así, aunque al final pueda acabar siendo así. Pero nuestra intención inicial era de hacer un ecosistema fuerte, cuidar de no quitar la ilusión a los participantes porque también identificábamos competiciones que votaban “al amigo”, todo eso lo queríamos atajar.

Con el sistema de ojeadores que intenten garantizar la transparencia de la votación y la competición.

Claro, pero eso te lo explicará mejor cualquier persona que forme parte de la Federación, pero lo que busca la FRF es eso, que haya un proceso limpio y que no se pierda la ilusión.

Otro de los temas clave que se hablaba en la entrevista con Juan SNK es que, según su opinión, se daba un trato distinto a las personas que entraban a colaborar con Urban Roosters. En este caso, Juan pone en concreto el caso de Phil en la BDM Alicante 2016, en la que el mismo Phil y Juan SNK, Blon y Khan, viajaron a la localidad valenciana y se alojó a los tres últimos en una casa mientras que Phil se hospedó en un hotel más precario a tenor de las palabras de Juan SNK. ¿Qué tienes que decir al respecto?

Al final hay que ponerlo en contexto. Esto ocurrió en 2016 y nosotros no distinguimos entre los freestylers. Por la logística de aquel momento habría un alojamiento para el equipo y un alojamiento para los participantes. No recuerdo bien cómo sería aquel evento, pero por norma general no hacemos distinción. En cualquiera de nuestras competiciones como la BDM este año nos alojamos todos juntos. Cuando teníamos menos recursos solíamos hacer un hotel solo para los freestylers y nosotros, el equipo, nos íbamos de RMB. Ahora vamos todos a hotel, tanto organizadores como participantes y jurado. Eso dependía del presupuesto del momento. Lo que dice Juan, son albergues de low cost obligados por el dinero que había en el momento. Pero siempre hemos intentado tratar a todos por igual.

Yendo al panorama en general, la crítica en esencia era que se incentivaba por parte de Urban Roosters más promoción de la gente que estaba arriba que la que estaba empezando.

No, precisamente era todo lo contrario. Nosotros siempre hemos tenido el ojo puesto en los nuevos talentos, no tanto a los consagrados. Valoramos mucho a quienes se han consagrado, pero en aquella época apostamos por Jado, Force, Bnet, talentos que aún no eran conocidos y podían ser buenos en el futuro.

Vosotros en cierto momento creasteis una agencia de representación que creo que está ligada a J Daniels.

No, creamos una Departamento de Managment en 2018. Dani trabaja como parte del departamento.

Resultado de imagen de j daniels freestyle

Esto me sugiere que puede haber un choque de intereses. ¿No puede haber un conflicto de intereses en el momento que hay gente nueva y, por otro lado, gente representada por la agencia con vuestra idea de fomentar a nuevos talentos y ayudar a todos?

No, por un lado está nuestro servicio de managment para dar el servicio a todas esas nuevas estrellas que están por venir, pero nuestro foco está puesto en los nuevos talentos, en tratar de sacar los máximos posibles. Por eso también apostamos por la integración de nuevas competiciones porque hacen, de alguna forma, ese trabajo de “hormiguita” de detectar nuevos talentos, es donde se cuece. Por eso queríamos fomentar el talento, para detectar los máximos posibles.

¿Ahora mismo a quién estáis llevando como cabeza de cartel?


Bnet, Blon, Stuart, MKS, Sub, Zaina, Mr Ego, llevamos bastantes

Otra de las críticas que hacía Juan es que la colocación del rango de algunas competiciones para él no eran lógicas. Por ejemplo, que Gold Battle se sitúe en Rango 2 aun siendo tan histórica, o que la 420, con su crecimiento, no esté en el ranking. ¿Esta decisión es de la FRF o de Urban Roosters?

Se encarga la FRF. Se mandan solicitudes de proceso y se analizan porque nosotros tenemos la BDM y lo hacemos. No sé por qué estarán en un rango u otro, pero sí que hay algunos requisitos. Por ejemplo, para estar en rango 1 tienes que tener final internacional, que la Gold Battle la tiene. Hay ciertos baremos que establecen en qué rango puedes estar. Y luego, en función de cómo haya ido la competición durante el año, de si se ha presentado acta, incidencias de no pagar a un participante… Pero eso al final lo mira la FRF y te lo pueden decir bien ellos.

Para concretar un poco, Urban Roosters está tratando de quitarse de FRF porque quiere que la organización sea independiente. Por lo tanto, ¿Estáis dedicados solo a FMS, organizaciones de eventos como BDM y otras verticales como puede ser managment?

Claro, nosotros ahora mismo estamos dedicados fundamentales a FMS, la producción de eventos, la producción de contenido; este año estamos apostando en la producción de contenido lateral. Tenemos varios lineales dentro de Urban, pero dentro de este universo queremos sacar un sello de música, hacer competiciones escritas como el Urban Writters para descubrir nuevos talentos también de la música… Queremos movernos más bien en esa línea.

Vosotros vendéis los derechos de explotación en ciertos países de FMS. Por ejemplo, en el caso de FMS Chile lo lleva el Club Media Fest, que organiza eventos de youtubers.

Sí y no. Nosotros centralizamos toda la producción de FMS, las FMS las hacemos nosotros. Pero por la propia expansión y el riesgo a asumir en los presupuestos nosotros hemos llegado a acuerdos de coproducción. En las FMS de Latinoamérica tenemos estos acuerdos. Queremos asegurar la técnica y luego ya formamos ahí todo el equipo de producción artística, todo lo que es el freestyle manager, el content manager, todo el equipo que cuida del formato es de Urban Roosters y hacemos sinergia allí. La producción técnica la hace la productora.

¿Hasta qué punto tienen independencia y rango de maniobra estas empresas coproductoras, en el sentido de tomar decisiones, participantes?

Ninguna, las decisiones internas de quién compone la Liga, los ascensos y esas cuestiones son a cargo de Urban Roosters. Ellos se encargan de los temas de viabilidad y de infraestructura.

Esto para introducir el siguiente tema polémico. Está habiendo una fuga de talentos de gente que no está cómoda en FMS como Mr Ego o Ricto. En el caso concreto de Ricto y Drose en Chile acusan mucho a la organización. ¿Hasta qué parte es culpa de la coproducción, o culpa vuestra?

Algunas partes son culpa de la coproducción. En el caso concreto de Ricto es un poco de logística, que nosotros les decimos que hay mejorar esa cuestión en particular. No construye el hablar públicamente, volcar tu frustración en las redes, porque luego uno se suele arrepentir. Ricto nos vino a tratar y fue quien vino a solicitar, que le encantaría estar. Estos chicos son jóvenes, están sometidos a esta presión y, a veces, no la gestionan bien. Tenemos que hacer un ejercicio de responsabilidad todos, organizadores, competidores, jueces, y nos tenemos que profesionalizar. Hace 3 años era un hobbie. Pero ya en el momento que vives de ello es tu trabajo, es la responsabilidad que tienes con tu público y con la empresa que te contrata y permite que puedas vivir del freestyle.

Habrá casos y casos. A Zticma simplemente no le gusta enfrentarse con amigos y luego hay otros ejemplos…

Zticma estará. La mayoría de ellos van a estar.  Muchas veces hablan en caliente. También es normal que en algunos casos la FMS no les haga falta para vivir. La FMS ha nacido para profesionalizar el freestyle como disciplina deportiva. Pero si tú eres un personaje público que apareces en televisión y puedes vivir bien sin exponerte. Puede haber gente que con el ‘boom’ tenga otras posibilidades de ganarse la vida y, evidentemente, estar en la FMS es difícil. Es una competición muy exigente. Se está premiando la meritocracia, no tanto una batalla de exhibición que se vaya a cobrar igual. Nosotros estamos tratando de instaurar la meritocracia, que el primero cobre un sueldo, el segundo otro, que cada uno sepa lo que va a ganar al año siguiente. También bonus, premios por jornada, etc. Estamos intentando mejorar la competitividad.

Resultado de imagen de zticma

Ir limando los bordes para que quede cada vez una cosa más seria y atada.

Exacto, pero esa es nuestra visión, no de hacer un bussiness rápido, sino mirar más allá. Puede ser que en algún momento se baje alguien o no, pero la Liga va a perdurar. No tanto hacer una competición según la moda y el dinero.

El último tema es el de los ascensos. Se critica que hay gente que lo tiene más difícil por imposibilidad económica, la distancia o de compatibilizar con otros trabajos. ¿Desde Urban Roosters qué pensáis de esto, cómo buscaríais solución?

Por un lado, nosotros como empresa que quiere fomentar los nuevos talentos y que crezca el ecosistema, estamos trabajando en un programa de becas y tratar de ayudar a que no tengan que asumir tanto ese coste. Pero, por ejemplo, dentro de la propia FRF están interesados en fortalecer el ecosistema y que las competiciones se expandan. España es un país peculiar y de dimensiones controladas, pero en Argentina hay sitios a los que, si no llega una competición, uno no va a ir porque puede tener 15 horas de viaje. El objetivo de la Federación es tener cada vez más freestylers. En ese sentido creo que por eso han optado por esa opción. Personalmente, yo habría estudiado otro tipo de modelo. Sí que tiene que haber competiciones para que todos tengan oportunidades, pero limitaría las de rango pequeño a un número concreto a fin de evitar que los que tengan más capacidad económica no tengan más oportunidades que otros. Wolf en Argentina no andaría bien económicamente cuando empezó esa aventura, lo ha apostado todo a eso y lo ha conseguido. Como empresa, tenemos que echar una mano para tratar de aliviar ese camino y sí que lo haría más de otro modo, pensando más en el freestyler. No creo que se haya hecho con mala fe, pero realmente se está poniendo en una tesitura que hay que hacer un esfuerzo grande.

Estáis trabajando en ese aspecto para intentar mejorarlo. No vais a crear un panorama perfecto en dos años.

Claro. Pero eso mejor una persona de la Federación que lo tenga más reciente.

Por último, ¿Qué autocrítica haríais desde Urban?

Tenemos muchas cosas que mejorar, desde los eventos a los streamings, dar una mejor experiencia a los freestylers, muchas veces no les hemos puesto todo el foco que deberían. Hemos de cuidar esa ilusión y vivencia de crecimiento personal. Creo que ahí tenemos mucha área de mejora.

Supongo que apuntáis hacia la objetividad de los resultados también, que la subjetividad cada vez cuente menos.

Eso fue una de las primeras cosas que identificó la Federación y fue acertado, la objetivación del método de votación. Como en el surf y la gimnasia rítmica, artes subjetivas, se ha objetivado un sistema de votación. Nosotros, vimos lo mismo, que si no se crearían situaciones injustas. No había nada que rigiera lo que había que valorar. Uno no se queda con la misma sensación al principio que al final de un minuto. Evidentemente, uno se quedaba más con el final y los jueces en los inicios hacían anotaciones para evitar votaciones injustas. La FMS buscó eso, hacer el sistema de votación lo más justo posible.

¿Reconoces que alguna vez se ha dado un resultado injusto en una FMS?

Claro, porque hay muchos factores en juego. Por un lado, que le hayas explicado bien al jurado, sobre todo en las primeras ocasiones que usan el sistema. También hay jueces que no votan bien. Hay que analizarlo, si es casual o se reitera, si alguien tiene un problema personal con otro MC. Pero cada vez se da menos, cada vez lo estamos haciendo mejor, lo que es para nosotros un 4 o un 2. Muchas veces sería error nuestro darlo por hecho cuando lo tenemos más cogido por la mano y no ponemos el mismo hincapié con un juez que lo recibe de primeras en Méico. Luego, con las mejoras de añadir decimales, que así estaba ideado al principio, evitaremos muchas réplicas. Al poder usar los medios puntos las diferencias serán mayores. Muchas veces quizás se votaba con un 1; un 1,5 y un 0,5, se metían por el mismo tuvo distintas actuaciones.

Por último, ¿Piensas que Urban Roosters apunta hacia el monopolio?

No, porque el monopolio no genera evolución, sino estanca. Nosotros necesitamos competencia y sinergia para que el freestyle siga creciendo. No podemos ser un monopolio, un jugador importante dentro de la escena sí, pero tiene que haber más jugadores.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )