¿EL FREESTYLE DEJÓ DE SER UN TRAMPOLÍN PARA LA MÚSICA?

¿EL FREESTYLE DEJÓ DE SER UN TRAMPOLÍN PARA LA MÚSICA?

Las ligas profesionales y los grandes eventos se convirtieron en una fuente de trabajo para muchos freestylers, ¿cómo afecta la profesionalización de las batallas en las carreras artísticas de los MC’s?

Por Macarena Varela (@macaliguori)

La profesionalización del freestyle ha generado innumerables cambios en diferentes aspectos de la disciplina. El auge de las batallas de gallos no solo se trata de la masividad del público seguidor de competencias. Hoy en día, las participaciones en eventos de freestyle se convirtieron para muchos MC’s en su fuente de trabajo y cuentan con ingresos monetarios paralelos debido a la gran exposición que poseen. Al respecto Ysy A opinó recientemente en una entrevista con Ezequiel Ruiz para Infobae: “Antes no ganábamos ni un peso y nos matábamos en la plaza por esforzarnos, ser mejores raperos y superarnos día tras día. Ahora, les pagan un sueldo, tienen sponsors, hacen plata por Internet, tienen todas las de ganar y no se superan en nada.” Para el fundador de El Quinto Escalón, la competencia de plaza argentina que marcó un antes y un después en la historia del freestyle, el mundo de las batallas “se abombó tanto que se olvidaron del progreso y se conformaron con tener un caudal de público que les de un ingreso por mes.”

Es de público conocimiento que cada vez son más los MC’s que se alejan de las competencias para dedicarse a la música. Así como Ysy A, Lit Killah, Duki, Lucho SSJ y Paulo Londra, entre otros, fueron algunos de los primeros freestylers que alcanzaron gran popularidad pero se alejaron del circuito competitivo poco tiempo después del final del Kingto para enfocarse en sus respectivas carreras musicales y rápidamente se convirtieron en los máximos exponentes del trap en habla hispana.

Sin embargo, hay otros casos particulares que dejaron su huella tanto en las batallas como en la industria musical. Trueno y Wos, ambos campeones nacionales de Red Bull y FMS —las ligas más importantes de freestyle— ya son dos artistas musicales consagrados a nivel nacional e internacional. Con sus respectivos álbumes debut, Caravana (2019) y Atrevido (2020), se posicionaron en los mejores puestos de los rankings de plataformas como Spotify y YouTube. Pese a no comunicar oficialmente que se retiran de la escena del freestyle, actualmente se encuentran enfocados en sus carreras como músicos.

Mientras que algunas figuras logran un equilibrio entre ambas facetas, como Klan, Jaze, Blon y Sara Socas, quienes continúan participando en competiciones al mismo tiempo que publican proyectos musicales. Otros en cambio, se despidieron de las batallas para concentrarse de lleno en sus facetas musicales como Walls y Replik, ex competidores de las ligas creadas por Urban Roosters.

Paradójicamente, el año pasado estuvo marcado por el regreso de grandes figuras del freestyle que se habían alejado de las competencias y finalmente decidieron volver al circuito. El rapero Khan se sumó a FMS España en esta nueva temporada. En Argentina, Acru y Dani decidieron enviar su prueba para Red Bull y lograron clasificarse a la final nacional, dos de los regresos más esperados por los aficionados del rap improvisado. Por otra parte, hay casos excepcionales como el de Tiago, conocido en el ambiente del freestyle local, quien tuvo un éxito rotundo con su música el año pasado cuando reversionó su canción ‘Sola’ para NEUEN Sessions y se volvió viral antes de su debut en la Final Nacional de Red Bull Argentina 2020.

Si bien es cierto que cuanta más exposición tiene un MC más gente puede interesarse en sus otros proyectos, ya no es un requisito hacerse un nombre en el ámbito de las batallas para luego poder triunfar en la música. Actualmente, competir en eventos se convirtió en una profesión que requiere máxima concentración, disciplina y dedicación. Cada vez son más los competidores, sobre todo de la nueva generación, que apuestan al ‘perfil de gallo’ y deciden entrenar y perfeccionar sus skills para las competencias. Mientras que para muchos MC’s el paso por las batallas es algo efímero y la música es el gran objetivo para consagrarse en la escena del rap. Aunque el freestyle en esencia sigue siendo el puntapié inicial para muchos artistas, como un ejercicio y una expresión artística sigue vigente y más activo que nunca.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )