EL CRECIENTE FEDERALISMO EN LOS TORNEOS ARGENTINOS

EL CRECIENTE FEDERALISMO EN LOS TORNEOS ARGENTINOS

Últimamente, se ha intensificado el protagonismo de diversas provincias argentinas en las competencias más grandes. Analizamos sus causas y consecuencias, y algunos de sus representantes más fuertes.

Por: Flor Viva (@florviva)

A lo largo de los años, ha crecido la importancia de la apertura de los espacios más convocantes del freestyle a los veinticuatro distritos de la Argentina (23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires). Históricamente, algo que sucede en muchas otras disciplinas y actividades, el foco del free competitivo ha estado enclavado en el Área Metropolitana de Buenos Aires, es decir la Ciudad y los cuarenta municipios bonaerenses que la rodean. Sin embargo, ha habido pequeñas revoluciones que han actuado como bisagra en la línea temporal de lo competitivo, que han abierto más que antes las puertas para que podamos recibir en las competencias más importantes lineups de MCs más variadas y diversas en cuanto a su origen

En primer lugar, es relevante para entender el contexto de la cuestión mencionar factores que corren paralelamente a la selección de competidores. A partir del avance de cuestiones tecnológicas en el mainstream y en el underground, como la manera de documentar las batallas o incluso la incorporación de los cuestionados formatos de competiciones online, hemos podido acceder a batallas y torneos ya existentes pero poco conocidos, además de que han florecido nuevas competencias en muchos puntos del territorio nacional, algunas en la red que compone hoy en día el ascenso a la Freestyle Master Series, otras por fuera de él.

Fundamentalmente, a la par que comenzó a crecer la audiencia del freestyle año tras año, también fue creciendo la cantidad de personas que han ido decidiendo involucrarse directamente en la producción, difusión y coordinación de eventos, así como en otros roles. Los frutos están a la vista: desde los puntos más australes de la Patagonia hasta la puna del norte del país, por ejemplo, hay más competencias de las que se suelen discutir o mostrar de manera viral. No hace falta más que un poco de búsqueda en las redes y plataformas para encontrarlos y disfrutar de los frescos competidores de todos los niveles que pasan por sus rondas. Además, siempre es recomendable cerciorarse de no estar perdiéndose alguna competencia de tamaño chico, mediano, o grande que esté desarrollándose a poca distancia de nuestras casas, no tiene por qué pasar todo por la virtualidad. De hecho, y a criterio personal, es esencial que eso no suceda. Pero también es cierto que venimos de un año de mucha pasividad en lo presencial por cuestiones obvias y que exceden al ámbito del freestyle.

También es para resaltar, como ya mencionamos, las pequeñas revoluciones por parte de competidores que han marcado avances desde los cuales también se ha crecido fuertemente. La presencia del formoseño Shecka en la Red Bull Argentina 2015 y los fuertes mensajes que allí dejó fueron altamente discutidos en su momento, algo que se extendió a muchas batallas y círculos de aquel momento. También vimos en diferentes instancias de las siguientes ediciones de la Batalla de los Gallos a fuertes MCs, como el salteño Alkoy, la misionera Kreiluz, y el cordobés Lewan, con una implacable destreza, representando al mal llamado “interior”, ese término que no solamente unifica a todas las provincias sino que, al mirarlo con lupa, hasta posiciona a Buenos Aires por fuera del territorio.

Esto no quiere decir que deba rezagarse el nivel de competitividad en el Área de Buenos Aires. La democratización y federalización del acceso a las competencias no implica de ninguna manera que el A.M.B.A deje de tener participación. Evidencia de esto es que también el underground de esa zona está en crecimiento en los tiempos que corren, algo también digno de ser celebrado y alimentado.

Hoy en día, la situación en cuanto a la construcción de equidad es bastante alentadora. Desde ya que aún falta más desarrollo de la representación federal en las competencias, y el año 2020 y la llegada de la pandemia han limitado muchísimo la posibilidad de los viajes para concurrir a diferentes torneos. Esto es algo que, como es fundamental subrayar, también sufrieron y mucho los competidores del país vecino Uruguay, al ser el ascenso a FMS Argentina compuesto por los dos países rioplatenses. Sin embargo, pudimos ver como han comenzado a brillar competidores de todo el país en competencias de alto calibre. 

Sin ir más lejos, los dos ascendidos directos a la FMS Argentina, Naista y Larrix, que han arrasado con el ascenso sin haber obtenido puntos a través de Red Bull,  son oriundos de la provincia de Córdoba. Además, hemos podido ver como la provincia de Mendoza hace tiempo reclama atención por portar freestylers de imponente talento y un estilo fresco e individual, entre los que asombran particularmente Jaff, último campeón de la BDM Gold, y Pingüi. En la Copa Federación Argentina hemos visto competidores del sur, como Broka, así como competidores del norte, como Exe. Y el grado de calidad y multiplicidad de estilos que se alcanza desde la diversidad de identidades y orígenes genera una alquimia muy disfrutable. Incluso, y esto a veces se deja de lado en el análisis, fortalece la variedad de temáticas, argumentos, debates sobre las pistas, y nuevos elementos sorpresivos en el desarrollo de las batallas. A la par de todo esto, la final nacional de la competencia Sangre Gaucha de este año fue celebrada, en un acto que podría verse como un gran paso hacia adelante, en la provincia de Chaco, una de las provincias que claramente no forman parte del espectro de territorios más conocidos del país. 

Las buenas noticias también llegan desde Red Bull, donde la organización de la competencia ha anunciado el regreso de las regionales en un nuevo formato de selección de los 16 competidores finales para disputar el cinturón de campeón 2021. Han enviado pruebas para Red Bull freestylers de todos los puntos del país, algunos ya nombrados anteriormente, y todavía queda tiempo para que más argentinos y argentinas se animen a postularse para una nueva edición de la competencia madre del mainstream del freestyle en habla hispana.

A su vez, la representación de diferentes provincias entre los diez representantes Freestyle Master Series ha ido en aumento. Tengamos en mente que esto sucede a partir de la diversificación de participación en las batallas que componen el ascenso a la liga. Así, en los tres ascensos que se han celebrado hasta la fecha en Argentina se han incorporado figuras externas al Área Metropolitana de Buenos Aires. En 2019 comenzó su recorrido en la liga el mendocino Sub, en 2020 ascendió directamente el cordobés Mecha (que ha demostrado con creces estar a la altura de las circunstancias durante esta última temporada), y ahora se suman dos cordobeses más para la próxima edición, los ya mencionados Larrix y Naista, convirtiendo al ascenso del 2020/21 en el primero sin contar con ningún ascendido directo por parte de la provincia ni la Ciudad de Buenos Aires. 

Este año, y por primera vez, se alzó con el trofeo de campeón nacional de la tercera temporada FMS Argentina alguien que no pertenece a la Ciudad de Buenos Aires (recordemos que tanto Wos como Trueno son porteños). El coronado fue el corondino Stuart, un competidor que defiende y representa a la provincia de Santa Fe, que, además de ser un territorio con múltiples competidores de gran nivel, es hoy en día una importante cuna del rap argentino, de donde surgen artistas de rap particularmente filosos como Brapis y los Golden Boyz.

Aún queda muchísimo por trabajar. Los competidores y las competidoras que recorren el país en búsqueda del ascenso a la liga, así como cualquier MC que no habite alguna de las urbes más neurálgicas del país, tiene todavía muchas complicaciones en cuanto al traslado, así como también es clave resaltar que el foco de la atención del público juega un rol muy importante. El underground argentino se encuentra en un momento de crecimiento exponencial, horizontal y verticalmente, en cuanto a variedad y a surgimiento de competencias. Por eso, la difusión y la acción de darle espacio en nuestra vista panorámica de la escena de freestyle nacional es importante para poder apreciar de manera completa el gran presente y futuro del free argento, que se fortalece mucho más con los improbables cruces entre competidores de diferentes estilos y orígenes.

Foto de portada: BDM Gold Argentina 2021.

CATEGORIES
TAGS

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )
A %d blogueros les gusta esto: