SIN PÚBLICO DESDE EL ROL DE JURADO: DARO DOS SANTOS

SIN PÚBLICO DESDE EL ROL DE JURADO: DARO DOS SANTOS

Por la pandemia del COVID-19 a nivel mundial, la organización de The Fucking King tomó una decisión atípica: realizar el evento sin público. Daro Dos Santos cuenta cómo vivió la experiencia desde su rol de jurado.

Por: @SaantiIglesias

La relevancia del público en las batallas de freestyle es innegable. No es casualidad que desde 2013 en Red Bull un local siempre haya llegado a la final. El papel protagonista que suele tomar hace que sea difícil pensar en una competencia de renombre sin espectadores. Sin embargo, ante la pandemia que azotó al mundo y que obligó a posponer un sinfín de eventos, The Fucking King tomó una decisión inusual: realizar su certamen a puertas cerradas. Daro Dos Santos fue jurado y relató para El Estilo Libre sus observaciones de una jornada extraña.

“La principal diferencia es que podías analizar la batalla completamente tranquilo”. El primer foco que hace Daro es en base a la capacidad de comprender perfectamente las intervenciones de los freestylers. “Entendías todo mejor. Cuando hay un incentivo al público como un doble tempo empiezan a gritar y te terminan tapando al competidor, pero en ese momento sentía que podía escuchar absolutamente todo”. También puntualiza que, en base a eso, los competidores se encontraban más sueltos en la tarima. A modo de ejemplo, puntualiza con la situación de Cacha: “Al no tener un incentivo del público que le grite todo empezó a probar cosas nuevas”.

Pese a que argumenta que no lo suele influenciar a la hora de juecear, el creador y organizador de El Eje de la Rima destaca la neutralidad que hubo, el hecho de que no haya existido ni favoritismo ni localismo. Sin embargo, remarca un punto negativo: “Me aburrí mucho más. Es necesario el calor del público para que uno esté un poco más activo, me fue más difícil concentrarme. Fue raro”. Otra contra que encuentra en la situación es que, asegura, los competidores y el jurado comenzaron a desmotivarse debido a la prolongación del evento.

Con lo mejor y lo peor puesto en la balanza, Daro afirma que volvería a participar de una competencia sin espectadores pero bajo otras condiciones. El principal requisito: menos horas de duración. “Me encontré con que el formato de la The Fucking era muy largo y al no haber público a la mitad de la compe ya estabas con el ánimo por los suelos”. De hecho, manifiesta que tuvo que salir a comer algo y consumir un energizante para reactivarse. “Si estás con sueño y con hambre y encima no hay gente que te de un incentivo de adrenalina eso repercute en uno. Pero si me decís una competencia corta, con formatos cortos y que arranque desde octavos sí, te la re juradeo”.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )