LAS SEGUNDAS PARTES EN EL FREESTYLE

La repetición de batallas es casi un hecho normal en el freestyle, pero no tanto cuando se trata de enfrentamientos históricos.

Por: @David_ca99

Desde que Red Bull volvió a las andadas, las batallas de gallos han alcanzado una enorme dimensión. Se han diversificado los eventos, los fans, los MC’s; ha aumentado la cantidad de batallas…etc. ¿Qué comporta esto? Que los mejores se enfrenten en más de una ocasión. Con ello, aparece este componente de morbo dentro del freestyle: las segundas partes.

Son aquellos enfrentamientos que repiten batallas anteriores que hayan sido míticas. El primer ejemplo es el de Arkano y Dtoke. Hace unos años, en la Final Internacional de la Red Bull Batalla de los Gallos en la que Arkano acabó como campeón del mundo, Dtoke se enfrentó al alicantino y la polémica no fue poca. El argentino es considerado como uno de los batalleros más morbosos del panorama. Arkano, por su parte, es de los más calmados, de aquellos que piden siempre calma y “buen rollo”.

En aquel momento, el auge del morbo se produjo cuando Arkano le quitó la gorra a Dtoke, a lo que el argentino respondió en su minuto: “¿Me saca la gorra? No hubieras hecho lo mismo en la calle”. Hace poco se produjo el reencuentro entre los dos, el cual provocó una enorme expectación en el público.

El enfrentamiento entre Dtoke y Arkano es el más visto de la historia de las batallas en habla hispana.

Con el Skone y Chuty vs BTA y Zasko pasará lo mismo: la batalla fue mítica y ya se ha confirmado que se repetirá. Pero la pregunta que nos concierne es: ¿vale la pena hacerlas? ¿Funcionan bien?

Podemos mirar este asunto desde dos perspectivas. Si lo contemplamos con un punto de vista frío; sí, funcionan. ¿Por qué? Crean expectación, se venden entradas, se dan eventos de calidad, los MC’s disfruta, y un largo etcétera que no hace más que sumar. Además, es raro encontrar a algún fan del freestyle cuya opinión fuera negativa sobre el tema: cualquier aficionado a las batallas querrá ver repetidos sus encuentros favoritos.

Si lo miramos desde un aspecto más crítico, más interno en la batalla, es cierto que la calidad de las mismas baja. Esto no significa que las segundas partes del freestyle no contengan calidad, sino que esta suele ser menor que la batalla original. En un primer momento, cuando estas batallas se vuelven míticas, lo hacen porque, de forma inesperada, sorprenden a todo el panorama. Incluso durante la misma, nadie se espera que el siguiente punchline vaya a pasar a la historia.

La repetición de una de las mejores batallas de la historia será en pocas semanas.

Por ejemplo, nadie se esperaba la enorme repercusión del Skone y Chuty vs BTA y Zasko. La opinión mayoritaria seguía que sería una exhibición muy interesante y de enorme calidad, pero no se esperaba para nada que fuera una de las mejores batallas del año. Otro componente que otorga puntos a este enfrentamiento es que, a lo largo de su media hora de duración el nivel no decae. Lo normal es que los MC’s tengan altibajos durante una batalla larga, pero los cuatro raperos españoles consiguieron mantener el nivel en todo momento.

Estos son solo dos ejemplos, pero hay muchos más. Como colofón, podemos sacar que las segundas partes en el freestyle funcionan como espectáculo sin duda; pero ¿alcanzan el nivel de su antecedente? No suelen hacerlo, pero como siempre, las conclusiones son suyas.

CATEGORIES
TAGS

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )
A %d blogueros les gusta esto: