REVIEW INTERNACIONAL: SKONE, CAMPEÓN INTERNACIONAL 2016

REVIEW INTERNACIONAL: SKONE, CAMPEÓN INTERNACIONAL 2016

Con motivo de la Internacional de Redbull que se celebrará este domingo 3 de diciembre, cada día realizaremos la review de uno de los favoritos de esta cita. 

Hablar de Skone es hablar de pura historia viva del freestyle español. Llegó a los escenarios de Red Bull, la competición que lo ha hecho grande, en el ya muy lejano 2008. Su andadura no comienza con el clásico estigma del debutante, clasificándose para la final nacional ese mismo año. Han pasado ya nueve, y la frescura con la que entró el andaluz en un panorama que ha crecido dándole la mano no se ha esfumado con ninguno. El anterior fue el año de su coronación, y este 2017 volverá a plantar cara a los gallos de todo el globo, defendiendo con todo su ímpetu el título que le pertenece.

La batalla de cuartos contra Chester en la final nacional de su año de rookie es una de las más reconocidas por el público medio de Red Bull. Lo hizo bien, sin duda, venciendo a la leyenda venezolana McKlopedia, quien ese año decidió hacer una visita por las Ramblas de Barcelona. No obstante, si aquella batalla se hizo famosa fue por la paliza que recibió del reconocidísimo exponente español. El por entonces chico pareció admitirla cuando el segundo minuto de su oponente aún se estaba rodando.

El campeón de 2016 llega a México para revalidar su cinturón tras el nivel mostrado en la FMS.

De esa forma cerraría un año precedido por la derrota en semifinales de su regional a manos de un pletórico Mowlihawk y su posterior resarcimiento clasificándose en el tercer puesto tras vencer al polémico Brock. Lejos de quedar devastado tras lo sucedido con Chester, 2009 pudo haber sido su año de gloria si un simpático crío de 15 años no se hubiera cruzado en su camino. Arkano terminaría con sus pretensiones de campeonar ese año, pues él mismo se encargaría de hacerlo. No obstante, si algo debemos rescatar de esa temporada es a un Skone mucho más maduro y constante que hacía augurar un futuro lleno de éxitos. Criterioh, Invert, Antrax… todos cayeron por su culpa, ni más ni menos.

Llegaría el tan odiado parón de la competición, al que el del sur terminaría por sumar un año más. No sería hasta 2014 cuando volveríamos a escuchar su acento bajo los ahora mucho más numerosos focos. Esta vez volvió a ser en la semifinal, a dos pasos de viajar desde Cádiz a Barcelona para enfrentarse a Kaiser, Aczino o Sony, entre otros. Invert se llevó el título que desde hace años merecía, y para ello tuvo que ejercer de verdugo. En el sendero hacia la gloria, Skone tuvo que dejar atrás a su compañero y amigo BTA con la intención de llevarse el oro en su propia ciudad, para luego acabar con otro emergente Blon en cuartos y verse las caras con el vasco en lo que fue la mejor batalla del evento. Toda una final adelantada.

Con la puesta en escena, la garra y la confianza que derrochaba Skone en aquella edición, no fueron pocos los que pensaron que el punto culminante de su evolución había llegado, y que las victorias no tardarían en cosecharse. Un tercer puesto por vencer al catalán Dani lo clasificaba directamente para la nacional de 2015, en la que muchos creían que despuntaría dadas las circunstancias. Muy lejos de esa realidad, una evidente falta de práctica deslució por completo las habilidades del MC. Pasó una primera ronda contra el entonces prometedor Barón de forma muy criticada, a lo que el sorpresivo Ante respondería para hacer justicia en la siguiente ronda.

No quedó contento, consciente de su papel y actuación. Siempre incombustible, decidiría volver a dar la cara para dejar el listón bien alto en 2016. Le perseguían los rumores de una bestia negra llamada Chuty, que volvía tras un no muy breve descanso del trono nacional en el que se sentó en 2013, pero ni eso le privaba del sueño por las noches. En la regional de Almería pasaría sin mayor problema, venciendo en la final a un Elekipo que corrió a medio gas y antes a un Kowen a quien el reciente retorno aún le pasaba factura. En la nacional, fueron cayendo como moscas: Soen, Kensuke (tras vencer a Zasko) y Errecé. En cuestión de unas horas, lo teníamos ahí arriba, jugándose el billete de ida a Perú, frente a la alargada sombra del madrileño. Lo dio todo, y todo lo recibió: Skone era el nuevo campeón del país.

Skone ha demostrado que no está oxidado tras su año de campeón, y está de los punteros en la tabla de la liga.

Llegados a Lima, nadie le pedía nada a los españoles. Habiendo reinado dos años consecutivos, Arkano ya había dado lo suyo, Chuty iba más bien de invitado y de Skone se esperaba poco más que lo que ya había obtenido. Podría haber sido una jornada de diversión y vacaciones… o la oportunidad definitiva para demostrar lo que uno vale. Casi agonizando contra Jota en la final tras haber acabado con tres titanes de las batallas de nuestro presente, siendo estos Tom Crowley, subcampeón mundial, Papo, campeón argentino y el propio Arkano; supo mantener su nivel y compostura frente a las inagotables réplicas que daba el jurado y un injusto público que ya había ayudado a eliminar a más de uno por su poca objetividad. Skone, nunca dejándose amaestrar por las expectativas, demostró una vez más su calidad coronándose como rey del mundo.

Desde entonces todo han sido progresos en su carrera: las innumerables exhibiciones, el formar parte del proyecto de la Freestyle Master Series, la formación de Freenetiks… El andaluz, a pesar de haber pasado un año en blanco en cuanto al circuito de Red Bull se refiere, a expensas de que llegue el domingo para volver a sus tarimas, se ha mantenido al más alto nivel durante todo este 2017. Preparado llega, sin duda, a esta décima entrega de la internacional, llena de caras nuevas y ansias de poder conseguir la hazaña que él mismo llevó a cabo. No despunta como uno de los favoritos pero, a estas alturas, ¿quién duda de sus capacidades?

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )