RED BULL INTERNACIONAL 2020: UNA FINAL CON POCAS LUCES

RED BULL INTERNACIONAL 2020: UNA FINAL CON POCAS LUCES

La Final Internacional de Red Bull Batalla de los Gallos quedó marcada, para muchos, como una competencia en lo que se esperaba mucho más respecto a la calidad de freestylers que había en el escenario. ¿El contexto influyó?

Por: Elías Delsavio (@eliasdelsavio)

La Final Internacional de Red Bull Batalla de los Gallos que se celebró el pasado sábado en República Dominicana tenía todos los condimentos para quedar en la historia. Los nombres que dijeron presente en la cita, como Aczino, Skone, Bnet, Valles-T, el debut de Tata y toda la cuestión relacionada a un año repleto de bicampeones, con el aliciente que podía ser la primera vez que un gallo sea bicampeón mundial. El hype estaba asegurado.

En contraposición con esto, existían incógnitas que fueron generando cierto tipo de dudas en la previa y que parecen haber sido factor fundamental para que el evento no termine teniendo la energía que todos esperaban. Por un lado, la falta de gente es algo con lo que ya habían lidiado todas las competencias, incluida Red Bull en todas sus nacionales, aunque quizás estaba la duda respecto a Aczino y Valles-T, por ejemplo, que no habían batallado oficialmente bajo este contexto.

La decisión de no repetir lo que se venía mostrando en cada una de las nacionales, parece no haberle jugado a favor a la competencia de los toros. A falta de público, la energía la transmitían los propios freestylers que se encontraban apoyando a quienes estaban en plena batalla, distribuidos en un círculo que daba un formato de cypher perfecto algo que, lamentablemente, no se pudo observar en el escenario de Dominicana.

En este caso, los MC’s estuvieron a un costado del escenario, separados en sillas y en varias filas, uno al lado del otro y, a la vista del espectador desde su casa, casi no podían observarse sus reacciones y no fueron tantas las veces que fueron enfocados ante la reacción de la rima de un colega. En este sentido, también se podía dar cuenta de la falta de chispa que podría haber influenciado en la performance general que se vio en la final.

A veces, cuanto más simple, mejor. Una vez más, comparando Red Bull con Red Bull, el contexto que se dio el sábado, quizás a la vista de los espectadores del otro lado de la pantalla pudo ser algo innovador y visualmente atractivo y, si bien el despliegue tecnológico fue de gran calidad, lo mejor claramente se mostró en la final, donde jugaron de manera más marcada con los efectos de fondo en un contexto desértico y de nieve para las rondas de la gran definición.

El croma, ese fondo completamente verde que desde casa no se veía, fue lo clave para dar vida a estos efectos. Sin embargo, ¿Cómo afectaría esto a los MC’s? Hay que tener en cuenta que ellos estaban improvisando en ese contexto llano observando los estímulos tan solo en una pantalla y sin más a la vista, lo cual podría generar un desconcierto y una falta de atractivo para ellos mismos. Quizás la búsqueda de espectacularidad para que el producto sea transmitido de una manera renovada e impactante, fue en detrimento de lo que podía generar en los freestylers, y lo ideal hubiera sido continuar con la puesta en escena que Red Bull venía demostrando en cada final nacional, lo cual también era agradable a la vista y seguramente generaba otro estímulo en los participantes.

El formato tampoco fue de gran ayuda: la falta de minutos o 4×4 libres fue algo que prácticamente no se vio, exceptuando las réplicas y en algún momento determinado, más la sobrecarga de estímulos con los cuales debían rimar pareció dejar en evidencia la importancia de tener partes en la batalla en la que los freestylers puedan expresarse libremente, al menos en alguna ronda en particular. Obviamente no todas son pálidas, también es preciso destacar el nivel que demostró un justo campeón como Rapder, sumado a la regularidad de Skone, más las sorpresas de Naicen y Éxodo Lirical, quienes demostraron adaptarse de la mejor manera a lo que les propuso la organización.

Es posible que la Final Internacional de Red Bull Batalla de los Gallos haya quedado un poco en deuda en relación al hype que se había generado previo a la competencia. Seguramente muchas de estas situaciones nombradas anteriormente provocaron, al menos a la vista de los espectadores vía streaming, una sensación de vacío respecto a lo que fue y sabiendo que todos esperaban un nivel que quede para la historia y lejos de eso, fue una internacional con muchos efectos y pocas luces. 

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )