CUANDO EL RAPEO LIBRE SE SOBREPONE AL PUNCHLINE

CUANDO EL RAPEO LIBRE SE SOBREPONE AL PUNCHLINE

Punchlines, ataques y respuestas al momento, sin duda, características asociadas al perfil más batallero. Al contrario, muchos freestylers se han atrevido con puro rapeo limpio para afrontar sus enfrentamientos y de hecho han conseguido transformarlo en grandes victorias. ¿Quiénes son sus principales exponentes?

Por: Nacho Molina (@nmolina95)

En un circuito de batallas donde la valorización suele estar asignada por la dureza de los golpes embestidos a través de los punchlines, también se puede encontrar otra faceta, donde el rapeo puro y libre de formato competitivo logra imponerse al primero.

Uno de los grandes responsables de este cambio es Bnet, que con su incursión en el panorama español revolucionó las formas de pensar las competencias de puntos contrapuestos en el rap, que se encontraban en un sendero exclusivamente deportivo en el que muchos freestylers caen al buscar un triunfo más allá de dejar una impronta propia.

El ejemplo por excelencia es su debut en la regional valenciana de Red Bull en 2018, donde en su enfrentamiento contra Akres lanzó quizás su minuto más emblemático, el del famoso “Bnet mete dagas” donde se dedicó a hacer métricas y estructuras a lo largo de toda su duración, casi sin atacar a su rival. El resultado fue un dúo de hosts, jueces y público sorprendidos ante lo que acababan de ver. Escapando a los prejuicios, el madrileño se había marcado un minuto histórico, de los que quedan en la memoria colectiva, por haber seguido su instinto natural. Y el tinte de originalidad puede pesar más que seis compases de ataques que podrían existir en cualquier batalla.

Alguien que buscaba hacer lo mismo era Duki, quien más de una vez comentó que las batallas fueron su trampolín a la carrera musical ya que no disfrutaba de la sangre en las mismas. A pesar de tener en su expediente un historial con ambas maneras de competir, bien es sabido que en el general de sus duelos buscaba una actitud más volcada a mostrar su flow y destacar por su chispa interna. Incluso en un circuito aún sin el efecto Bnet, su huella fue tan importante que logró grandes resultados, con un triunfo en El Quinto Escalón que fue el impulsor de su repercusión y un desenlace que lo depositó como uno de los mayores artistas del trap a nivel mundial.

Aunque fuese un resultado polémico para cierto público de la disciplina, el triunfo de Tata sobre Cacha en la Batalla de los Gallos de 2017 también corre por el mismo sendero. Con solo tres ideas efectivas en el primer round y freestyle a lo largo del resto de sus intervenciones, al campeón de 2012 le alcanzó para imponerse a una versión del de Lobería que golpearía, pero a través de ataques genéricos con poco impacto. El Tata, a quien antes de ese día todos daban por muerto en la primera ronda, avanzaba de nuevo en la Red Bull y sin traicionar su estilo tan marcado a la no sangre que ya mantenía hace un tiempo.

Esquivando la comparación entre competidores, se puede hacer un análisis desde la perspectiva de los torneos. Fuera de lo representativas que son a día de hoy Batalla de los Gallos y FMS, se puede pensar en Leyendas del Free como la aparición más destacable de 2019.

Gracias a su modalidad de valoración donde hacer freestyle libre vale lo mismo que atacar, se dan contiendas más atractivas, gracias a la libertad que tienen los MC en la tarima para innovar a placer sin tener que pensar en sumar puntos. Esto nos permitió ver la vuelta de un reconocidísimo ChysteMC que en un duelo de generaciones ante la joven sensación Metalingüística dejaron una de las batallas más memorables los últimos años, en un formato completamente opuesto al habitual, pero igual o más seductor para los amantes de la calidad de rapeo.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )