#8M: EL RAP QUE PROTESTA, MARE ADVERTENCIA LIRIKA

17 años de trayectoria musical y el activismo social constante, la abalan como un verdadero pilar de la lucha mexicana por la igualdad.

Por: Jaqueline Nava (soy.jaqueline.por.cierto)

 Antoni Tápies, pintor, escultor y teórico español dijo en algún momento de su carrera que “los grandes artistas deben aspirar a cambiar el mundo”. Bajo este criterio, Mare Advertencia Lirika es una de las artistas más grandes de la actualidad; de origen zapoteca y nacida en el 1987, la cantante mexicana usa el rap para denunciar los derechos vulnerados de los pueblos originarios y la violencia de género. Proveniente de una zona de Oaxaca con alto índice de marginalidad, encontró desde muy pequeña un refugio en los versos, primero desde la poesía y después se consolidó con el rap.

Canciones, imágenes, símbolos, letras y en general cualquier expresión artística han servido desde el inicio de los tiempos para reivindicar los más consagrados ideales políticos y sociales, aunque el reconocido como arte de protesta existió desde mucho antes, su auge llegó en el siglo XX, donde más allá del arte a merced del poder, algunas obras se consagraron como contrapeso.

“Crecí en la periferia, una zona que tiene un índice de violencia alto. Muchas colonias se forman sin cobijo del Estado y la gente tiene que organizarse y cuidarse dentro de los espacios. Es un poco decir la historia del territorio que habito. Viviendo este contexto, te vas dando cuenta de lo difícil que es la vida y de las injusticias. Son muchas circunstancias que, a través de la palabra, para mí es más sencillo analizar. El rap me ayudó a empoderarme como mujer. Me dio una herramienta, me ayudó a cambiar, a encontrarme a mí misma, a encontrar mi identidad, y a reconstruirme.” comentó en una entrevista con El Sol de México.

Con 19 años de trayectoria detrás y el Reconocimiento María Sabina otorgado en 2013 por el Gobierno del Estado de Oaxaca en honor a la inspiración que ha supuesto para muchas otras mujeres, su carrera goza de reconocidos éxitos como 3 Reinas (2007), ¡Que mujer! (2010), Experimental Prole (2013) y Siempre viva (2016); todas creaciones autenticas que no solo destacan por las temáticas abordadas -estándares de belleza imposibles, el papel femenino en los medios de comunicación masiva, desaparición forzada, cuestionamiento en las practicas cotidianas y privilegios, empoderamiento de la mujer, critica al amor romántico, derechos de salud reproductiva y discriminación de minorías- sino también por la incorporación de varios estilos musicales, entre música urbana y folclórica – funk, reggae y huapango-.

“Hablo de la situación de violencia que hay en el país y de la corrupción. También hablo sobre las políticas públicas de nuestros gobiernos, y sobre la criminalización de las comunidades. En realidad, es complicado decir cuáles son los temas de los que hablo en mi rap, aunque sí hay algunos que son muy específicos”, comentó a Animal Político.

En la primera mitad del siglo este tipo de arte se centró en las guerras mundiales y las revoluciones, en los años 60’s estuvo protagonizado por las protestas estudiantiles y el cambio de paradigmas generacionales, y desde los 70’s hasta la actualidad, dio especial espacio a la reivindicación de las mujeres. Desde “La libertad guiando al pueblo” de Eugéne Delacroix hasta Incómoda, uno de los últimos sencillos de Mare, se ha demostrado que el arte que protesta es importantísimo para el cambio social.

“Si seguro mi protesta es pa’ quitarte tu lugar,

que irracional, mi discurso radical,

exigir que las minorías tengamos respeto igual.

Suena increíble pensar que somos personas,

siendo la mitad del mundo, en minoría, nos transforman,

si la violencia, es tan normal bajo sus normas,

no queremos sus derechos ¡exigimos los de nosotras!

Aunque está segura de que sus canciones pueden ayudar a modificar los imaginarios colectivos y encaminar a la sociedad hacia un lugar más reflexivo e igualitario, también está consciente de que no es ni la finalidad ni el único medio para el activismo social. Así lo explicó a La Voz de la frontera: “La música lo que hace es lidiar con esta realidad de imaginarios diferentes, y generar diálogos colectivos. De ahí es donde empieza a suceder, porque por mucho que la música se haga consciente, no va a modificar nada, a menos que todo lo demás se cuide y aplicarlo en la vida cotidiana, con nuestra familia, transformando nuestro entorno. La música se vuelve también parte de esa transformación”.

La rapera ha colaborado en su comunidad con talleres y platicas dirigidas hacia las mujeres con el propósito de fomentar la educación como herramienta de cambio, participó en la Escuela de Derechos Humanos para Jóvenes de Oaxaca, el Encuentro de Mujeres en Resistencia, El II Coloquio de Etnomusicología realizado por la Facultad de Filosofía y Letras de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, en el Cuarto Coloquio Construcción Utópica y Lucha Social realizado dentro del Proyecto de Investigación, Resistencia y Disidencia en el Pluralismo, en el IISUABJO de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca y en el OSU Hip Hop Festival, realizado en la Universidad del Estado de Oregón.

En 2011 fue parte del primer festival de rap femenino, titulado La otra cara del Hip Hop en la ciudad de Guatemala; en 2012 realizó su primera gira a Estados Unidos y se presentó en el documental “Cuando una mujer avanza” realizado por Simón Sedillo; fue seleccionada dentro del Best Latin Alternative Music Of The Year por la radio nacional; y en 2013 se publicó el libro “Song and Social Change in Latin America” escrito por Lauren Shaw, donde Mare aparece compartiendo su experiencia como mujer dentro del mundo del rap.  

A veces me preguntan que cómo yo, siendo feminista y activista social, estoy en un ambiente que es tan violento. Pero yo creo que el rap es parte de una sociedad que tiene esos problemas. O sea, la sociedad tal y como la conocemos hoy, es una sociedad consumista, individualista, basada en la competencia. En realidad, esto funciona muy bien para el Estado. Le conviene que tú no pienses como sociedad, y que estés ensimismado sólo en ti. Pensando todo el rato en cómo te ves más bonito o qué te vas a comprar. Y esto sucede también dentro del rap y en muchos otros sectores de la sociedad” dijo a Animal Político sobre el género musical.

Mare Advertencia Lirika es una icónica dualidad, su estética es reflejo de su arte, de su personalidad y de los ideales que defiende, combinación entre el orgullo de sus raíces y tradiciones, y el cuestionamiento constante de un sistema conservador e injusto; la cantante es un símbolo importantísimo de lucha social y protesta, especialmente en un país como el mexicano, con índices tan altos de violencia de género (dentro de los 10 países con la mayor tasa de feminicidios a nivel mundial). Es imposible que su música deje indiferente a quien la escuche.

Actualmente, con más de 10 mil escuchas mensuales en Spotify y a propósito del 8M, está trabajando en su nuevo disco Siempre Viva 2022; su carrera artística y todos los pormenores del nuevo material se puede seguir más de cerca a través de sus redes sociales:

Facebook: Mare Advertencia Lirika 

Instagram: @mare.advertencia.lirika

Youtube: Mare Advertencia

Spotify: Mare Advertencia Lirika

Fotos y videos originales de Mare Advertencia Lirika y Vimeo.

CATEGORIES
TAGS

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )
A %d blogueros les gusta esto: