#8M: SARA SOCAS, LOS PASOS DE UN ICONO

La música siempre ha formado parte de la vida de Sara Socas. Cantar le ha gustado desde que era pequeña y con los 19 años comenzó en batallas de gallos. Hace unos meses se convirtió en la primera mujer que ha competido en FMS. ¿Cómo ha sido su camino hasta llegar aquí?

Por Lorena Sánchez (@lorenaasanchezf)

Nació en 1997 en “el único pueblo que no da a la playa”: Tegueste, Tenerife. Con 24 años se está labrando una trayectoria en dos mundos distintos: la música y el freestyle. Ella es Sara Socas Martín, aunque es más conocida por su nombre y su primer apellido, y es una de las figuras públicas más relevantes de la escena nacional.

En casa de sus padres siempre se escuchaban muchos artistas distintos: Sabina, Bruce Springsteen… Sin embargo, el rap lo conoció gracias a su hermano, aunque este tiraba más a artistas americanos como Eminem. En contraste, las batallas de gallos las descubrió fuera de su hogar. De hecho, fue en una fiesta. Vio a unos chicos improvisar rimas sobre una base y a ella le pareció bastante curioso y decidió meterse a rapear con ellos. Tras eso, se volvió usual que en los jueves universitarios con unos amigos se montaran su propia competición.

Sara Socas de pequeña

Ese hecho sucedió cuando ella tenía 19 años, y desde el enfrentamiento en aquella la fiesta, comenzó a consumir batallas más frecuentemente. A los primeros que escuchó fue a los que ahora ocupan los grandes escenarios como Chuty o Skone. Después, a la gente del parque. Y más tarde, descubrió El Quinto Escalón, algo que le impresionó bastante. Sin embargo, no todo es freestyle y los artistas que suenan en sus auriculares más frecuentemente son Dheformer Galinier, Kase O o Gata Cattana, gente que tenga un estilo propio y marcado. 

Con respecto a los estudios relacionados con la música se formó en guitarra en el conservatorio de su pueblo, hasta que lo cerraron. De canto no ha ido nunca a ninguna academia, pero en el momento que empiece a dar conciertos ha confesado que será necesario apuntarse para cuidar su voz. 

Sobre los libros de texto destaca que de pequeña no era muy buena estudiante, pero que después se centró y acabó formándose en el doble grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III, en Madrid. Tras eso, ha estado trabajando en la Cadena SER, en el programa de La Ventana y en los 40 Principales como editora.  

Sara Socas en La Ventana

A su yo del pasado la define como muy tímida, tanto para cantar como para improvisar, aunque con el comienzo de las participaciones en batallas esa timidez fue perdiéndose. Han existido muchos aspectos relacionados con la Sara adolescente que ahora han cambiado, que van desde su forma de vestir hasta la seguridad en su persona. 

Ahora cuenta con el apoyo de sí misma y con el del círculo que le rodea pero no siempre fue así. Al principio, a su padre le chocaba mucho la idea de participar en batallas por el lenguaje obsceno hacia la mujer que se hacía en ellas. Para justificarse, Sara le contestaba “Papá, si no estoy yo ahí nadie les va a responder” y al final acabaron aceptándolo y alegrándose por los logros que iba consiguiendo. 

La Sara del escenario y la de sus días normales no son muy distintas. Sí que es verdad que la primera demuestra más confianza que la segunda y a esta no le gusta tanto discutir. Aunque confirma que a veces las batallas le han servido de terapia personal para soltar todo el enfado que llevaba acumulado. A su persona también va ligado que sea transparente y que no le cueste opinar sobre algún tópico en concreto, algo que cree que al público que la sigue le gusta. 

Sara Socas en FMS

De hecho, confirma que al empezar a batallar no sintió falta de apoyo por nadie. Todo su alrededor, cuando empezó la apoyaba porque era llamativo ver a una mujer introduciéndose en un mundo que siempre había pertenecido a hombres. Sin embargo, en el momento en el que la fama y los reconocimientos aumentaron, los haters comenzaron a atacar bien por su género, condición sexual o cualquier cosa que se les ocurriera. “Pese a lo que he mejorado, piensan que estoy ahí por mis rimas feministas o por hacerme la víctima. Yo paso, si de verdad leyera a todos mis haters dejaría de rapear.”

Sus primeras batallas no fueron en las que más nivel ofreció. Sin embargo, hay minutos como el Extreme mode contra Jesús LC o la prueba de presentación para Red Bull que le llevaron a que el número de seguidores le aumentara en sus redes sociales. Uno de los momentos más polémicos en su carrera fue la batalla contra Rapder en México, donde mucho hate cayó a ambas partes por el rol que adquirieron y el tema tan controversial del que hablaron: el feminismo.

El ascenso a FMS fue una clara demostración de que se merecía el puesto. Ella rechazó la invitación de Urban Roosters para pertenecer a la liga cuando dos de los competidores se retiraron, porque quería hacer el ascenso como el resto de sus compañeros. Así que de las cuatro primeras regionales, ganó tres: Street Warriors, Gold Battle y Freedom Fighters y quedó subcampeona de la BDM. Ya clasificada en las nacionales de estas, el ascenso cada vez se palpaba más de cerca. En Gold Battle y Freedom Fighters quedó en 2º lugar y salió ganadora de la BDM Nacional y de la Copa de Federación.

Tras eso, consiguió el primer lugar del ranking con 122.200 puntos, superando con una diferencia de 15.000 al que le procedía, y en consecuencia, entrando así a la mejor liga de freestyle. Actualmente, se encuentra en el puesto once de la tabla tras haber perdido contra Zasko y Chuty en las dos primeras jornadas, aunque de la primera batalla se llevó un punto tras una réplica. 

Con respecto a su carrera musical, en sus stories de Instagram tiene destacados versionando canciones. Pero además, en su canal de Youtube se pueden encontrar siete temas desde 2019, el último “Dueños de to’” lo sacó en agosto del año pasado. Sus temas no siguen un estilo definido, de hecho, ha tratado de experimentar y averiguar en qué estilo se sentía cómoda. De ahí que muchas de estas canciones sean más melódicas, otras más raperas y en otras se haga una mezcla de ambos.

 

Sin duda alguna Sara se ha convertido en un icono nacional. A nivel de freestyle ha conseguido colgarse el título de ser la primera mujer en pisar FMS a base de esfuerzo y trabajo. Con respecto a la música, en muchas entrevistas ha confirmado que mientras que competía estaría trabajando en un disco que tenga un estilo definido. Así que habrá que estar atento a sus RRSS, porque queda Sara para rato.

 

Imágenes originales de @sarasocass, @alasthope, @pabloberd, @staingarcia, La Ventana

CATEGORIES
TAGS

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )
A %d blogueros les gusta esto: