RED BULL ARGENTINA 2022: ¿CÓMO SE CONVIRTIÓ EN CAMPEÓN MECHA?

RED BULL ARGENTINA 2022: ¿CÓMO SE CONVIRTIÓ EN CAMPEÓN MECHA?

El cordobés se coronó como el nuevo campeón nacional de Red Bull Argentina y representará al país en la internacional de diciembre en México.

Por: Joaquín Vidal (@joaquinvidal_)

El pasado domingo por la tarde, se realizó una nueva edición de la Red Bull Nacional Argentina. Con la vuelta del público luego de dos años como uno de los grandes factores, el Movistar Arena fue sede de una tarde que quedará para le memoria de los nostálgicos.

El estadio colmado totalmente y un público que no aflojó ni en los descansos, fiel al estilo argentino, fueron testigos de una de las mejores ediciones de esta competencia. La cartelera prometía muchísimo y no defraudó. Una Red Bull que era de cambio generacional, donde hubo 7 debuts, el underground dijo presente más que nunca.

Y no solo entre los competidores, el público del escenario también, los mayores exponentes del under que han recorrido innumerables plazas a lo largo y ancho del país, pudieron vivir el evento desde las tribunas que estaban en el escenario, una decisión totalmente acertada desde la organización.

Foto original de Red Bull Argentina

EL LEGADO ES ETERNO

Haber salido campeón de Red Bull es una cuenta pendiente que tenía con mi yo de 15, 16 años. Creo que es algo que trato de demostrar en todas las compes, yo hago esto por mi, por mi provincia, por mis hermanos y por toda la gente que se quiera sentir representada” declaró en la entrevista post campeonato con Juan Ortelli. 

Y es que, ese día se agregó un nuevo nombre a la gloriosa, exclusiva y prestigiosa lista de campeones nacionales de Red Bull Argentina: Thomas Nahuel Antonelli, a.k.a MechaSi bien nació en Buenos Aires -solamente vivió su primer año de vida- , hoy en día su a.k.a es sinónimo de Córdoba.

Se lo podría denominar como el primer campeón que no se formó en la capital del país. Maturín vivió toda su vida en Carlos Paz, y no solo tiene muy arraigada la cultura cordobesa, sino que la comparte cotidianamente en cualquier viaje que experimente. FMS, Red Bull, God Level, donde sea que el esté, un pedazo de Córdoba siempre lo acompaña y lo hace notar.

En la misma entrevista con Ortelli, con la adrenalina aún corriendo por las venas, no olvidó a su gente: “Siempre soñé con ganar algo así importante y el miércoles que viene ir a la Only Bars y levantar el trofeo en la plaza y que la gente lo vea, que es posible, que es humano”

EL CAMINO DEL CAMPEÓN 

Los emparejamientos dictaron el orden del evento, y cuando le tocó su turno Maturín colocó su nombre en el último bracket, en la última batalla de octavos de final, alejado lo más posible de los dos cordobeses que ya habían salido en el sorteo (Larrix y Barto), su rival ya lo estaba esperando: Ritter.

La primera batalla fue quizá su punto más bajo del día, batallar con Ritter nunca es sencillo, tiene un estilo y manera de rapear que pone incómodo a cualquier rival, y los obliga a sacar sus mejores armas para vencerlo. Si bien el comienzo no fue el mejor, una vez que entró en confianza, el cordobés no paró y logró llevarse la batalla sin réplica, siendo superior en ambos rounds y dejando los mejores punchlines. 

En cuartos fue su batalla más difícil. Cuando en el sorteo de emparejamientos salió el nombre de Naista, solo quedaban dos lugares vacíos: Larrix o Pelín, había como un pacto implícito entre cordobeses de no elegirse, por ende eligió a Pelín, que estaba una llave antes que la de Mecha. Si ambos ganaban, debían cruzarse en cuartos de final, como pasó. Batallar con un hermano siempre significa que alguno pierda, por eso esos enfrentamientos sin importar el resultado dejan ese sabor agridulce y para ninguno es fácil.

Naista comenzó la batalla enfocando su discurso en el lugar de orígen de Mecha, y con muchas referencias cordobesas, bastante efectivo, pero Maturín estaba en su día y tenía las cosas muy claras: “Hoy al Naista le toca perder, cómo que Mecha no es cordobés?, si le dí más títulos a Córdoba que la p*ta UNC” seguido de “Mecha es cordobés porque quiere y porque puede, Rodrigo, Mecha y la mona Jiménez”. Mecha fue superior nuevamente en ambos rounds y se llevó la batalla sin réplica.

Foto original de @brianguardiaph

En semifinales venció a uno de los grandes exponentes del underground argentino, Jesse Pungaz, en lo que fue una batalla sumamente disfrutable para el público, el respeto y cariño que se tienen entre ambos competidores fomentó más el show que la batalla.

En la ronda de objetos Mecha fue ampliamente superior, dejando grandes momentos utilizando los objetos, acotando -inclusive a Taty, la host.- y con juegos de palabras, logró manejar el hilo de la batalla a su gusto. Le salían todas, literalmente. Ya tenía el saco de candidato más puesto que nunca y un lugar en la final luego de derrotar sin réplica a Jesse.

DUELO DE CAMPEONES

La final fue una batalla de campeones regionales. Ctz vs Mecha. Regional Buenos Aires vs regional Córdoba. Ambos demostraron porqué estaban ahí, porque fueron los dos mejores del día. Fue un enfrentamiento que a priori, parecía muy parejo. Ninguno iba a regalar nada estando tan cerca de la gloria.

El primero de los tres rounds fue un 4×4 con beatbox. Ctz desde el inicio enfocó su batalla con un discurso que a Mecha lo benefició mucho. Tanto fue así, que luego que Ctz cerrara un acote aludiendo que Maturín no le pegó al beatbox, el cordobés pidió frenarlo al b-boy durante su segunda barra para dejar de rapear, tirar el beatbox a tiempo en la tercera y rematar la cuarta. El estadio se vino abajo. Desde ese momento Mecha tomó la narrativa de la batalla y empezó a torcer el duelo a su favor.

Ctz realizó un gran minuto de ataque, continuando con el argumento del arte vs deporte y explotando el recurso con inteligencia, pero Mecha brindó un minuto de respuesta sublime, que fue de menor a mayor, pero finalizando con una ejecución que le permitió desmantelar con sus últimas tres entradas a todo el discurso que propuso su rivalse hartó de insultar a las empresas, pero en la FMS comimos en la misma mesa”.

Si Mecha mantuvo el hilo de la batalla como le convenía hasta ahora, su minuto de ataque fue reafirmar aún más esa posición. En el comienzo del tercer round, se lo notaba mucho más suelto y sonriente al cordobés “¿vieron al ct? ya perdió su carisma, ¿quién es el deporte y quién es el artista?” y nuevamente en un minuto donde Maturín no desperdició ninguna, logró volver a enloquecer al público en sus últimas tres entradas “yo rapeé contra convictos y raperos engreídos, el único Mau que respeto se llama Aczino” generando ese aura de campeón en el lugar que parecía irrevocable, aún teniedo su contrincante su minuto de respuesta.

Ctz, fiel a su estilo e idelogía, enfocó su minuto de respuesta siguiendo el discurso que propuso toda la batalla y dejando grandes momentos “yo gané si no me votan ya está, vos solo ganás si tenés el trofeo eso es perder de verdad”. El resultado fue el mismo que las anteriores tres batallas: 3 votos para Mecha y 0 para su rival. Así es, no solo derrotó a todos sin réplica, sino que no recibió ningún voto encontra por parte de los jueces durante toda la tarde. Un campeón de punta a punta. En la previa era uno de los grandes candidatos y cumplió con creces.

Ni bien Taty levantó el brazo de Mecha, él se desvaneció en lágrimas, y antes que cayera al piso, ya tenía a todos los competidores y amigos a su alrededor tirados festejando con él. La corrida de algunos fue muy rápida, Barto, Naista fueron los primeros, Jesse y Jaff llegaron después y parecen ser devorados por la multitud de cuerpos que se apilaban. Cold, Mono Strong, Mega, parte de la escena de Córdoba que estuvo presente también se sumaron a los festejos.

Foto original de Red Bull Argentina.

Argentina tiene nuevo campeón y es alguien que no solo lo buscó hasta que lo consiguió, si no que alentó siempre a los demás para conseguirlo también, y esa es la esencia más pura de un campeón, compartir el camino con el resto.

Foto cortesía de Red Bull Content Pool

CATEGORIES
TAGS

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )
A %d blogueros les gusta esto: