EL CAMINO DE LOBO ESTEPARIO A LA ELITE MEXICANA

EL CAMINO DE LOBO ESTEPARIO A LA ELITE MEXICANA

El recorrido del oriundo de Ciudad de México para convertirse en una de las grandes figuras de su país, oponiéndose a la leyenda de Aczino y ganándose un lugar en el plano internacional.

Por: Nataniel Peirano (@natanielpeirano)

Es difícil crecer detrás de una leyenda como Aczino, cuya trayectoria implica una completa dominación del panorama mexicano e internacional. Las oportunidades son escasas y hacerse notar requiere un gran talento, pero sobre todo constancia para soportar las caídas. La figura que siempre se asomó detrás de Mauricio fue Lobo Estepario, dando guerra en todos los eventos y siempre mostrando un nivel semejante a la élite. Un MC completo, freestyler y compositor, de las mejores letras y batallas de México. Lobo tuvo una carrera como gallo a la sombra del mejor, pero tras largos años de esfuerzo su importancia creció y hoy se ubica como el preferido del público para conquistar las principales competencias nacionales.

Detrás de un gran presente, hay un largo camino de aprendizaje. Cuando en las plazas de Ciudad de México era una de las grandes figuras junto a sus compañeros de Sílaba Krónika, el éxito en el escenario simplemente no se daba. Red Bull le fue esquivo hasta 2019, cuando logró el cinturón en su sexta presentación. Hasta 2015 no había logrado pasar de segunda ronda. En la nacional de ese año derrotó a Jony Beltrán y luego a Danger, pero Aczino se topó en su camino y frenó su ascenso a la gloria. En 2017 volvió a presentarse, pero el mismo verdugo lo volvió a condenar, situación que se repetiría nuevamente en Pangea, quedando como subcampeón nacional. Al año siguiente vería los frutos del anterior, siendo contratado por competencias internacionales como Double AA, en la que no vería más allá de octavos de final siendo derrotado en Chile por Kaiser y en Argentina nuevamente por Mauricio. A estas alturas, los cruces entre ambos MC’s ya formaban el gran clásico de México. En Red Bull, los resultados serían distintos. Tuvo un gran comienzo derrotando a Hacker en octavos, a Luna en cuartos, a Skiper en semifinales y cayó derrotado en la final contra Rapder, una definición que al día de hoy sigue levantando polémicas. Nuevamente vio el cinturón en manos de otro.

2019 fue el año que le permitió a Lobo concretar el esfuerzo de casi una década batallando. Comenzó el año con el gran evento internacional de Pangea 2v2 – llegando a cuartos de final en pareja con Jony Beltrán-, fue parte de la primera temporada de la Freestyle Master Series en su país y se presentó a Red Bull. En la competencia más importante a nivel nacional logró un resultado histórico. Se vengó de Rapder en octavos de final, venció a RC en cuartos, luego a Lancer Lirical y, tras un historial negativo en finales, pudo derrotar a Skiper para convertirse en campeón. Meses más tarde, formó dupla con Kaiser en God Level y alcanzó el cuarto puesto en la fecha organizada en suelo argentino. La consagración en Red Bull lo llevó a representar a su país en España a fin de año y, a pesar de no haber pasado primera ronda, dejó una gran actuación bajo la atenta mirada de millones de espectadores.

Ya comenzado el corriente año y Aczino habiendo declarado que le quedaban pocos eventos por delante, arrancó una serie de presentaciones en los eventos en pareja de God Level, dando como resultado un segundo puesto en México y sumando más reconocimiento en el extranjero. Con esa creciente aceptación, viajó a Santiago de Chile para intentar clasificarse a FMS Internacional. El enfrentamiento con Walls fue la demostración de lo que había logrado Lobo en los últimos años. Punchline agresivo, puesta en escena haciendo de su porte físico su gran arma y un ingenio para responder al momento, como se pudo ver en la ronda de personajes contrapuestos frente al español. Sin embargo, los jueces le dieron la negativa y fue Walls quien logró su lugar en el gran evento de Urban Roosters. Fue el murciano quien reconoció la victoria del mexicano y sus méritos para lograrla. Lamentablemente, la decisión no podía modificarse y Lobo tuvo que dejar pasar la oportunidad.

Después del evento internacional de FMS, Aczino abandonó las principales competencias del circuito y dejó el trono para que los aspirantes luchen por él. El primero que asoma es Lobo Estepario, con una gran trayectoria en plazas y un camino por delante en la elite mundial. Después del parón obligado, obtuvo la victoria en la primera jornada de la Freestyle Master Series y el MVP, ubicándose como serio candidato al título que logró Mauricio en 2019 con una perfección estadística absoluta. Si bien será complicado e incluso se tornará imposible lograr lo mismo que el Diablo, puede que Lobo sea el sucesor de la gran dinastía mexicana que logró posicionarse alto en los últimos años.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )