DUKI VS KLAN EN EL QUINTO: NO SOLO UN CHOQUE DE ESTILOS

DUKI VS KLAN EN EL QUINTO: NO SOLO UN CHOQUE DE ESTILOS

En la final de la última fecha 2 vs 2 en el anfiteatro del Quinto Escalón, se enfrentarían Duki y MKS frente a Klan y Replik, en lo que sería la batalla más larga de toda la historia del certamen y que, no solo mostraría un duelo de estilos, sino una contraposición ideológica entre la nueva y la vieja escuela.

Por: Elías Delsavio – @eliasdelsavio

En marzo del 2017, se llevaría a cabo una fecha en la cual los MC’s batallarían en parejas y dos de esas combinaciones más fuertes se encontrarían en la final: Replik y Klan, quienes ya habían batallado juntos y ganado unos meses antes una final frente a Underdann y Trueno; y, por otro lado, se presentaban Duki y MKS, quienes también también habían tenido su participación conformando un equipo.

Esta batalla sería histórica por muchos condimentos: por empezar sería la última batalla oficial en el anfiteatro del Quinto que ya se encontraba desbordado de gente y se volvía casi incontrolable; por otra parte, sería la batalla más larga de la competencia y una de las más vistas; y, lo más importante, la batalla dejaría minutos y punchlines épicos y recordados por todos, con la regularidad que caracterizaba a MKS en la plaza, las esdrújulas y técnicas impresionantes de Replik y un duelo de estilos entre participantes como Duki y Klan. 

Sin embargo, existe otro punto fuerte de “choque” entre estos últimos MC’s: ¿se trataba solo de un duelo entre flow de Duki y la representación hardcore de Klan? No solo eso.  Durante la batalla dejaron expuestas su posición defendiendo sus “ideologías”, en la que el hoy referente de la música Trap fijaba su posición respecto a su música, mientras que el freestyler de Zona Sur dejaría en claro su representación del rap underground.

Duki había incorporado al Quinto un flow y una musicalidad pocas veces visto antes, mientras que Klan sería uno de los reyes de la plaza por su nivel, vigencia y agresividad. Ambos intercambiarían barras que defendían sus posturas. De hecho, Klan arrancaría su participación en la batalla haciendo explotar a la gente con su icónica rima: “¿Qué le voy a hacer si soy mejor? ¡Es que mi ‘iujuu’ está fuera de control!”.

Inmediatamente después de ese histórico punchline, Klan agregaría: “A vos te molesta que yo sea el original rap […] vos no vendés trap pero yo el rap a todos lo regalo”, en referencia al tema de Duki “No vendo Trap” que, ya para esa época contaba con millones de reproducciones. “Esta mierda es un comercio, underground vuelve al poder”, remataría en su primer minuto, señalándolo y dejando en claro su manera de pensar.

La respuesta del hoy referente del trap sería a puro flow y con rimas que defendían su estilo. “Veinte temas de mierda y nunca tuvo ni un millón” replicaría, a lo que luego le agregaría que Klan tenía un nuevo sponsor y también le daba entidad al comercio y, con esto, lo atacó diciéndole que “después el chabón dice que no vende el rostro”.

“Tus temas te los fanean por una puta moda”, atacaría en su próximo minuto Klan, que luego se autodefiniría como la reencarnación del rap argento. Duki respondería con uno de sus mejores minutos y le dejaría cosas en claro: “Somos raperos que estamos mutando, eso te lleva a ser completo”, y luego agregaría “no sos el mismo Lucas que iba plaza por plaza”. Este sería uno de sus mejores minutos dejando barras históricas como “y sí, no tengo terminación porque mi flow no termina”.

La batalla tendría dos réplicas y, la segunda, sería definida a través de un 4×4. “Quiero la money, sonar en conciertos”, dejaba en claro Duki, algo que posteriormente iba a conseguir. Sin embargo, esa última parte de la batalla quedaría marcada por dos cosas:  un encendedor que le fue arrojado al hoy trapero, y que demostraba ya la imposibilidad de dominar tanta gente en el anfiteatro; y, la otra, y en respuesta a eso, fue el acote histórico de Klan que hizo explotar a todos en la plaza y prácticamente definió la final: “No falte el respeto, ¿me oyó? ¡Que el único que maltrata a este puta esta noche soy yo!”

Si bien se sabe que dentro de las batallas de freestyle mucho de lo que se dice queda sujeto solo al tiempo del enfrentamiento, se puede observar como cada uno de estos competidores tenía una postura para defender y representaban, a su manera, la vieja y la nueva escuela. Por esto y por el nivel que dieron los cuatro MC’s es que este enfrentamiento es histórico. Klan y Replik resultaron ganadores de forma unánime, pero, más allá de eso, siempre estará presente porque, como lo dejó en claro niño esdrújula en esa misma batalla, lo bueno no pasa de moda nunca.

 

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )