KHAN VS KATRA: EL RETORNO DE BIG K (EL ANÁLISIS)

KHAN VS KATRA: EL RETORNO DE BIG K (EL ANÁLISIS)

Mucho ha llovido desde ese 2013, en el que un discreto joven de Badalona revolucionó Zaragoza, dejando su huella grabada en fuego en el año de retorno de Red Bull Batalla de los Gallos. Un estilo al que nadie tenía el oído acostumbrado. Una nueva filosofía dentro del contexto del rap en las batallas. Khan portó la novedad y la identidad propia como estandarte, calando en el interior del corazón de los los atónitos seguidores del mítico toro rojo. Su actitud, su técnica personalizada, sus movimientos. BIG K optó por recorrer un camino alejado del freestyle competitivo, a favor de su fructífera carrera musical. Cruce de Campeones lo ha visto volver. Más ardiente que nunca.

El destino del chico diamante en el marco del sorteo de emparejamientos para la primera ronda de cruce de campeones, no auguraba una confrontación especialmente controvertida o frenética. Un ascendiente MC de ‘La Feliz’, asiduo competidor de los principales torneos de la capital. Se trataba de Katra. De entrada, el renombre del catalán situaban al mismo como aventajado dentro del duelo. No obstante, su realidad como visitante y su presunta menor conexión con la muchedumbre porteña suponían un claro contratiempo. A su vez, su estilo, profundo, técnico y nutrido, podría divergir frente al gusto del público de la capital de un modo negativo, ya que este tiende a valorar aspectos ciertamente distintos y más directos.

Mil predicciones quedaron atrás ante lo presenciado. La obviedad acerca de la capacidad y la calidad de Khan es algo innegable. No obstante, pocos hubieran predecido un resultado como el que los presentes del Gran Rex presenciaron. Desde el minuto uno, Buenos Aires fue testigo de un extraordinariamente inspirado Khan, con determinación y confianza frutos de una fundamental experiencia, dotado de una fluidez perfecta, constante puesta en escena y totalmente privado de momentos erróneos en sus minutos. BIG K volvía a pisar una tarima competitiva haciendo gala de uno de los conocimientos métricos más expandidos en habla hispana, junto con una firmeza y agresividad que le conferían un aspecto imbatible. Sin dejar de tener en cuenta la solidez en argumentos del argentino, a la vez que su notable y letal respuesta, aspecto en el cuál se mantuvo superior, parecía que nadie podía parar al de Badalona. Khan estaba de vuelta. 

PRIMERA RONDA: TEMÁTICA

De un modo aleatorio, la temática empleada en el primer minuto de ambos competidores debía ser piratería. El local abrió el enfrentamiento, sacando a la luz su obvia hambre de exhibición de nivel, a la vez que enfocando el tema hacia el ataque directo de un modo poco elaborado pero eficiente y destructivo. Katra realizó un adecuado, aunque no significativamente destacado, turno aplicado a temática que le situaba en una posición favorable de cara al desarrollo del duelo.

Por su parte, Khan inició su turno recurriendo incesantemente a su fluidez, firme y con carácter, manteniéndose en todo instante agresivo del mismo modo que su oponente. En referencia a su contenido, ideó punchlines de una complejidad similar a los del argentino que, no obstante, estaban dotados de una mayor agresividad a la hora de la ejecución. Junto a la dosis de técnicas del catalán, este hecho situaba al mismo levemente por encima del local en la contienda. 

SEGUNDA RONDA: TEMÁTICA

El turno de retorno y ataque del visitante se vería guiado a través de la temática de astronomía. En base a las prioridades de estilo y capacidades de ambos MC’s, un ámbito de una profundidad como el presente no debería implicar dificultades excesivas ante ninguno de los dos, pese a que ni el porteño ni el de la ciudad condal sostengan una obvia especialidad en el desarrollo de temáticas. Khan fluyó a través de sus cuarenta segundos demostrando su máximo desempeño del día en cuánto a estructuras refiere, plantándose ante su rival con una extrema seguridad en este ámbito y confirmándose como referente técnico español. Esta estratosférica gesta, sin embargo, provocó que renunciara en cierta medida al uso de la temática impuesta.

Ese instante implicó un punto de inflexión en el cara a cara, en el que, un Katra no especialmente métrico apostaría por puro contraataque y mayores referencias al tema, puntos en los que el turno de Khan era batible, con el propósito de recuperar la ventaja perdida. El nacional de 2016 llevo a cabo su intervención de este modo. Katra demostró porqué se encontraba entre los seleccionados del mítico teatro porteño a través de una casi perfecta exhibición de respuesta pura e intelectual uso del tema. La balanza se equilibrada de nuevo. De un modo acertado pero con disparidad de opinión, el jurado determinaba la decisión de réplica. Uno debía quedar atrás. 

RÉPLICAS:  PATRONES A CAPELLA

El contexto en el que la réplica era planteada favorecía, sobre el papel, a Katra. El de Barcelona halla su comodidad desenvolviéndose a lo largo de un minuto en el que mostrar su fluidez, idea métrica y puesta en escena, renunciando en cierto modo a la respuesta. El argentino, opuestamente y tal y como demostró en su anterior intervención, era capaz usar la respuesta propia de los patrones a su favor.

A pesar de lo mencionado, la situación probó que basarse en el papel es en vano. Khan brindó la bomba de la noche. La sorpresa final que deleitó al Gran Rex. La réplica, de tiempo indefinido, vería su fin en cuánto el jurado contara con un veredicto definitivo. Katra abrió esta ronda final recurriendo a la anterior temática, arma de doble filo que el catalán uso a su favor a la hora de atacar. Durante los primeros turnos, ambos MC’s midieron sus ingenios de un modo parejo, hasta que Khan decidió revolucionar el concepto de acapella. Desde la nada, BIG K empezó a exhibir flows sin presencia de instrumental, conquistando a la multitud de la capital. Mientras Katra permanecía centrado en su especialidad, Khan dedicó sus segundos a alternar fluidez y respuesta con suma naturalidad

La no unanimidad de Ortelli, Núcleo y Peligro derivaron en la existencia de una segunda réplica. Durante la misma, el oponente del argentino mostró una invariabilidad en relacióna las anteriores rondas, sin dejar de contar con su calidad técnica y confiados ataques. Por otro lado, la extensión del enfrentamiento pareció pasar factura a Katra, quién pareció decaer en ingenio y garra en el desenlace de la ronda.

De un modo inesperadamente ajustado y disputado, Khan lograba pasar de ronda, no sin un considerable desgaste que sin duda arrastraría consigo mismo, pero con la claridad de haber demostrado que el rapper de Barna jamás se fue. Su dedicación musical no le priva en absoluto de sostener uno de los mayores niveles de freestyle de la nación. Por parte de Katra, se debe subrallar un papel lejos de decepcionante, en el que se situó con valentía frente a un referente del hip hop hispano y reivindicó su presencia y su dominio en sus especialidades. El porteño está en el marco de promesas nacionales, sirviendo esta batalla como inmejorable sello de confianza a pesar de no obtener la victoria. 

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )