J.J. FAD: EL PRINCIPADO DE RUTHLESS RECORDS

J.J. FAD: EL PRINCIPADO DE RUTHLESS RECORDS

Seguro las escuchaste mil veces, tanto en películas como en series, en homenajes y reversiones, las viste en alguna foto junto a Ice Cube o las escuchaste nombrar como de los pocos grupos que se opusieron al boicot de los Grammys en 1989. Sus primeros singles pulidos por Dr. Dre alcanzaron el medio millón de ventas a los pocos meses de su lanzamiento, por eso se dice que este grupo fue el que le abrió la puerta a N.W.A en la industria musical.

Por: Franca Hernández (@FranHernandezN)

J.J. Fad fue el primer grupo que salió de Ruthless Records con las emcees Juana “MC J.B.” Burns, Michelle Franklin, a.k.a “Sassy C” y la beatmaker Dana Birks “Baby D” a la cabeza. Dos años antes de que su primer contrato fuera un hecho, el grupo estaba conformado con más emcees como Juanita Lee “Crazy J.”, Fatima Shaheed “O.G. Rocker” y Anna Cash “Lady Anna”. Si se combinan las primeras letras de cada nombre se forma el acrónimo que bautizó al grupo en 1986. Sassy C quería formar un grupo de pibas que representen a la West Coast, para eso organizó un casting en el living de su casa. Entre prueba y prueba, consiguió conformar el grupo. El problema era entrar al juego siendo completamente desconocidas para el panorama, entonces optaron por una vieja y efectiva estrategia: los beefs.

El primer single que sacaron fue bajo el sello de Dream Team Records, un vinilo que venía con el plato fuerte en el lado A y una canción más “comercial”, por así decirlo, en la cara opuesta. El beef fue a través de “Anotha Ho”, una reversión de “Another One Bites The Dust” del grupo Queen, bien paradas desde el atrevimiento absoluto. La letra apuntaba contra Roxanne Shante, Salt-N-Pepa, The Real Roxanne y Sparky D, le dedicaron una estrofa a cada una y una burla en clave infantil para rematar el cachetazo. Una muestra concreta de rimas sin threads. Lo raro de esto es que realmente no les sirvió de nada, en realidad, el éxito estaba en la cara B del disco, “Supersonic” fue la canción que las catapultó a las radios locales de L.A.

Entre los oyentes de su primer boom hubo uno en particular que posibilitó la carrera de J.J. Fad, el referente del gangsta rap Eazy-E estaba buscando talentos para que graben desde Ruthless Records, mientras que Dana, Michelle y Juana querían dar un salto de calidad en el sonido. Nunca fue un tema de discusión sobre el contrato como muchos creen, solo fue un ‘win-win’ por donde quiera que se lo mire. Por su parte, Dr. Dre fue quien se encargó de enderezar sus viejos temas, a sabiendas del furor a raíz de Supersonic, optaron por darle una base mucho más producida y mandarla directo como corte para las radios. El álbum que grabaron en 1988, el cual llevó el nombre de su aclamada canción, llegó a certificarse como oro y eventualmente alcanzó el platino.

El disco Supersonic contaba con dos caras: una de música pop y otra de rap. Las pibas lustraron todas las letras al mejor estilo de Compton, alcanzaban un doble tempo envidiable y disparaban rimas a ciegas. Para algunos fue un disco no tan “rapero” por la impronta pop que tenía, ese ritmo ya estaba instalado puesto que el productor Arabian Prince fue quien hizo la primera versión del éxito de las J.J. Fad, pero el estilo de las rimas se comían cualquier rastro Dream Team Records. Dr. Dre fue sumamente detallista con ellas, las pibas grababan la misma parte una y otra vez hasta alcanzar lo mejor de ellas mismas. Algo que hasta el día de hoy se lo agradecen.

Su primera gira como grupo fue en el icónico Run’s House Tour de 1988 junto a Run-DMC, Public Enemy, The Fresh Prince & DJ Jazzy Deff, y EPMD. Ahí forjaron parte de su núcleo duro de compañeros, incluso llegaron a comportarse como una familia. Baby D tenía solo 16 años en ese entonces por lo cual nunca podía asistir a las fiestas post-show, el rapero DMC literalmente oficiaba de niñero y juntos escribían las letras para el segundo álbum. El único momento donde se abrieron las aguas entre ellas y sus compañeros fue durante el boicot a los Grammys en 1989, era la primera vez que el hip-hop tenía su propia categoría, pero los organizadores decidieron que los raperos tengan una ceremonia a parte no televisada. Según ellas, no se arrepienten de haber asistido. Eran muy chicas y creían que esa oportunidad no iba a suceder dos veces. Lamentablemente, no estaban erradas.

Si bien duraron muchísimo tiempo en los charts de Billboard con el tema Supersonic; ganaron el respeto de la escena con temas como “Let’s Get Hyped”; hacían grandes colaboraciones como con Ice Cube en “Ya Goin’ Down”; y tuvieron el agrado de aparecer en el primer programa de Yo! MTV Raps, el segundo disco no fue lo esperado. En 1990 sacaron “Not Just a Fad” con el mismo estilo electro-pop rapeado -ya anticuado para la época- y a comparación de los sonidos que nacieron durante ese año el proyecto fue un fracaso. Unos años después, el grupo se da un descanso -pues nunca se separaron- y comienzan sus proyectos personales, las pibas querían formar sus familias por lo cual dejaron el proyecto en stand-by durante más de diez años.

Lo curioso de todo esto es que nunca dejaron de recibir un solo centavo por regalías, al contrario, no paraban de crecer. Sus canciones seguían sonando, aunque ellas no estuvieran en los escenarios: Dr. Dre usaba la intro de “Time Tah Get Stupid” en sus shows; más adelante, en 2002, Missy Elliott las homenajea en su éxito “Work It”; y MF DOOM toma el beat-box de Baby D en Supersonic, y crea la canción “Jasmine Blossoms”. En el año 2006, la cantante Fergie lanza junto a will.i.am el tema “Fergalicious”, al mejor estilo J.J Fad. Los allegados a las princesas de Ruthless pensaban que era un plagio espantoso, mientras que ellas lo tomaron como un halago mayor. Incluso, fue lo que logró que Dana, Juana y Michelle retomaran su carrera.

Nunca reprocharon de su carrera, ni tuvieron un beef fuerte con algún rapero, lo que sí sintieron como un ataque fue no ser mencionadas en la película “Straight Outta Compton” (2015), ya que mostraban los inicios de Ruthless Records sin ellas, por eso creen que Dr. Dre les dedico más tiempo en la serie “The Defiant Ones” (2017). Hace más de treinta años que las pibas del ‘one-hit wonder’ están en el juego. Nunca lo dejaron, volvieron en 2009 con una gira por los veinte aniversarios y desde entonces hacen pequeños shows a lo largo y ancho de Estados Unidos. Ahora, en su cuenta oficial de Instagram, se las puede ver rememorando fotos o haciendo freestyle en vivo. La maña es lo último que se pierde.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )
A %d blogueros les gusta esto: