FMS SUFRE SU PROPIA FUGA DE CEREBROS

FMS SUFRE SU PROPIA FUGA DE CEREBROS

Freestyle Master Series es a día de hoy una de las competencias referencia en cada país potencia en lo que a batallas se refiere; a pesar de su éxito imparable, sus ligas no dejan de sufrir bajas sensibles fuera del descenso, algo que se ha vuelto a vivir en los últimos días con Mr Ego y que amenaza con otros posibles abandonos.

Opinión por: Jesús Díez (@jdiez08)

La gran competencia en manos de Urban Roosters aterrizaba en España como primer destino con el objetivo de profesionalizar el freestyle. Además de ofrecer un salario y puesto fijo durante un año a diez de los mejores competidores del país, prometía un innovador formato que hiciera calificable una batalla mediante unas plantillas de puntuación que se fueron adaptando a lo largo de sus temporadas, al igual que sus jueces.

Tras el descenso de Míster Ego e Invert en la primera temporada, y la retirada de este último, se creyó que esa sería la tónica que tomarían los MCs que más años llevaban encima de los escenarios. Tras consolidar su descenso, la decisión de dar un paso al lado y no luchar por la cantidad de puntos que hacen falta para un nuevo ascenso era algo que entraba dentro de los planes tanto de la organización como del público.

La llegada a tierras argentinas supuso la explosión de la marca FMS, batiendo todo tipo de récords en las batallas hispanohablantes y dejando una temporada para el recuerdo. Las malas noticias llegarían al término de esta, tanto en España como Argentina, varios competidores tomarían la decisión de borrarse de la competencia a pesar de no sufrir un descenso.

Una de las figuras históricas de la escena española como Arkano, tras labrar una gran temporada y lograr su permanencia con antelación, fue el primero en anunciar su retirada incluso antes del término de la liga, yéndose así, dos de los campeones internacionales españoles y reduciendo a la mitad a sus representantes históricos.

En Argentina sería aún más doloroso, y es que, tras campeonar en la primera edición, Wos no seguiría para su segunda temporada, su retirada de FMS causó el mayor revuelo no solo por su campeonato, sino por su reciente título internacional. Además, no estaría solo, uno de los más queridos por el público y protagonista de la mayoría de highlights en cada jornada diría adiós; Dani, conseguiría in extremis su permanencia, pero cedería su puesto al término de la liga.

Razones más que parecidas de estos mcs que tras labrar su carrera musical con anterioridad, dieron sus últimos coletazos (hasta el momento) en las batallas, para dedicarse a tiempo completo a esta trayectoria artística.

El verdadero problema comienza en las críticas de los propios competidores, estos últimos días saltaba la sorpresa con el anuncio de Míster Ego, tras conseguir un nuevo ascenso y lograr la tranquilidad en la tabla, exponía sus argumentos ante El Estilo Libre, criticando “la falta de rap y criterios a la hora de llevar los resultados” a través de parte de la maquinaria que engloba la organización de FMS España.

A pesar de que Urban Roosters se presentó con un reglamento para hacer más justas las votaciones, es algo que bien por el funcionamiento de los jueces o por falta de retoques, deja varias fallas en el sistema. Mientras que el panorama ha ido evolucionando en valorar las técnicas, el flow y el rapeo en su conjunto, hemos visto cómo la mayoría de los raperos que destacan por ello se han sentido más incómodos en estos formatos, viendo comprometida su permanencia como Zasko o Trueno, difiriendo en sus actuaciones fuera de FMS.

Las batallas cada día se alejan más del rap (algo no necesariamente bueno), pero como reto para las nuevas temporadas, Urban deberá tener como principal objetivo la consecución de una liga heterogénea y que huya de lo cuadrado. Necesario que una liga se adapte a sus competidores y no al contrario, ya que esto provocará que todos deban hacer su ahínco en el ingenio o en el punch para lograr buenos resultados.

Se puede ejemplificar en la construcción de los patrones, y es que la promesa y búsqueda de que cada barra contara ha caído en saco roto, viéndose reflejado en los resultados donde las puntuaciones se apoyan más en el remate y no en la coherencia o construcción de este.

Competidores como Replik han mostrado su poco interés en la liga desde algunas entrevistas, BTA, su desencanto en algunas facetas de la competencia, y con el cierre de temporada en México y Chile el fantasma de los abandonos se hace más pesado que nunca. Urban Roosters debe revisar su reglamento en este bonito proceso que ellos mismos iniciaron, y en el que muchos aspectos han conseguido lograr una constante y evolutiva profesionalización, ya que, para lograr ser la mejor competencia, los mejores tienen que querer estar en ella.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (1)
  • comment-avatar
    Vladimir 2 semanas

    Barras

  • Disqus ( )