ENTREVISTA CON ÁMBAR: “SIENTO QUE SOY CAPAZ DE GANAR TODAS LAS INTERNACIONALES QUE YO QUIERA”

ENTREVISTA CON ÁMBAR: “SIENTO QUE SOY CAPAZ DE GANAR TODAS LAS INTERNACIONALES QUE YO QUIERA”

Una de las principales competidoras de la escena chilena, amante de la música más allá del rap y en la recta final de su segundo disco, Ámbar habla con El Estilo Libre sobre su futuro inmediato y sus objetivos dentro de las batallas.

Por: Jesús Díez (@jdiez08

¿Cómo se está llevando el confinamiento y la cuarentena desde la piel de una rapera?

Complicadísimo, la ansiedad y las ganas de rapear con más gente se vuelven abrumadoras.

¿Estás entrenando más que nunca al tener más tiempo o menos al no estar en el círculo con el que sueles hacerlo?

Estoy entrenando más que nunca, he rapeado infinito, pero el hecho de no compartirlo con más gente hace que no sea tan retroalimentativo y aunque las ganas de rapear siempre están, ese entusiasmo de cuando uno lo comparte es completamente distinto.

En esta época de tanto escuchar música, ¿qué no puede faltar en una playlist de Ámbar?

En verdad creo que si hay un ser humano que escucha realmente de todo, soy yo. Aparte de escuchar mucho rap español y chileno, creo que no pueden faltar pistas, bastante rock latino, punk o ska más que nada.

Respecto al rap español, ¿sueles escuchar más raperos old school o gente de la nueva generación que aparecieron hace poco?

Un poco de todo pero, por ejemplo, últimamente estoy muy enganchada con un disco de Dheformer.

¿Existió desde el principio el apoyo de tu familia para dedicarte al rap y a las batallas o costó convencerles hasta progresar en este mundo?

En mi caso fue algo distinto, en mi familia no somos conservadores en absoluto, somos todos muy jóvenes y empoderados así que en mi casa no hubo ese rechazo.

Yo estaba estudiando medicina antes y mi mamá tenía una concepción de mí muy ligada a las ciencias, me había visto siempre tener muy buenas calificaciones, entrar a la mejor universidad de Chile y aun así siempre me decía, “vas a terminar rapeando, vas a terminar en tu música”, yo le decía que me gustaba eso y finalmente fue al revés.

Cuando empecé a dedicarle más tiempo al rap me decía “¿viste que yo tenía razón?” y actualmente no es que haya un apoyo muy fuerte de su parte, pero me deja libre y es feliz mientras me vea feliz.

¿Cuál fue ese click para ti misma en dejar el rap y la improvisación como un hobbie, y decidir profesionalizarte en ello y dedicarle mucho más tiempo?

En verdad ni siquiera me di cuenta, rapeo desde muy pequeña, todos los días iba por lo menos media hora a la plaza a freestylear o juntarnos con amigos en casa para rapear y ni siquiera me interesaba el mundo de las batallas.  

Empecé a tomarme ese peso más en serio porque ya había niñas pequeñas que me decían “tú eres la representante de las mujeres”, en Chile no había ninguna representante que estuviera compitiendo fuera y cuando voy a las batallas de Santiago nunca veo a casi ninguna mujer, entonces me tomo ese rol porque todos los países tienen su representante femenina y así Chile también.

¿Por qué no te interesaba tanto el mundo de las batallas? 

Si encasillara a los freestylers como algo, yo me considero que estoy muy fuera porque no tengo nada que ver con lo que ellos piensan, yo soy rapera y lo vivo de otra manera. Así que cuando llegó todo esto de las batallas, mandé el video, llegué a Red Bull y ni siquiera me di cuenta, solo fue freestylear y en un momento tenía muchas cámaras a mi alrededor.

Ahí llegó mi pánico escénico y mi ansiedad social diciéndome “mira donde estás”, estar ahí con las personas que admiraba o con gente que te quiere y a la que le gusta tu freestyle, cuando en verdad estás acostumbrada a que solo tus amigos te celebren las rimas hace que lo tomes enserio.

Se ha podido ver un poco más de tu lado personal en el documental que ha estado preparando Los Reyes del Parque, ¿cómo se ha vivido esa competencia desde dentro, ha sido muy diferente a las demás?

En mi opinión más que una competencia, es una obra cineasta de un loco como Mijael Bustos, que es un amante del séptimo arte al igual que yo. Lo veo en un contexto artístico más que de freestyle, también ligado un poco a la farándula al contar la vida de los freestylers y el tipo de consumo para los fans.

Aquí en Chile los raperos más tradicionales suelen criticarlo mucho, no se salen del margen de que el freestyle está cambiando, pero por mi parte lo encuentro un proyecto maravilloso.

Además del aporte audiovisual para el panorama, ¿crees que también es importante para que los fans os vean como personas y no tanto como seres que se suben ahí a rapear y no existen fuera del escenario?

Sí, también para darse cuenta de cómo alguien se expresa y qué tipo de persona podemos llegar a ser.

¿Cómo vive Ámbar a día de hoy con las críticas más destructivas de cierto sector del público y cómo lidias con ello para evadirte de todo ese hate?

El tiempo que dedico en mi día a mirar las redes es una hora o menos, muy poco, vivo afuera y no estoy preocupada de lo que pase ahí, me preocupo de rapear y de mantenerme vigente.

A mí me sirve estar en el ojo de la tormenta, aunque yo no quiera, porque todo lo que publique va a generar bardo. Si doy una opinión feminista ya me atacan, si doy una opinión idiota sobre algo igual me atacan, nunca van a estar contentos, pero el hecho de que me mantengan en su ojo a mí ya me sirve, me da trabajo, visitas y al final comemos de eso.

Lo que opinen no me interesa mucho, si me importase la opinión de alguien sería de las personas que yo respeto. Soy amiga de casi toda la escena del freestyle chileno, solo me llevo mal con máximo tres personas y es porque son amigos de mi ex, los demás saben cómo funciona y qué tipo de persona soy.

Tampoco tengo que estar exponiendo a que me evalúen las personas que me atacan si es que para ellos en verdad soy una utopía, nada más que eso.

¿Cuál crees que es el principal motivo para que se esté moviendo tanto odio en el panorama de las batallas? ¿Es por la juventud y falta de madurez del público o por la propia cultura y educación de cada uno?

Creo que es un tema bastante social, aparte de la idealización que hacen algunas personas sobre sus ídolos, a mí la mayoría de las personas que me insultan es porque son fan de mi ex. Yo las pocas veces que me doy tiempo para responderles, les explico que, si no les gusto, el tiempo que gastan en mandarme odio, se lo dediquen a mandarle amor a esa persona, creo que así funcionaría mejor para todos.

Es una carencia muy social ligada al odio que llegan a tener las personas, se identifican con algún personaje, y viven en torno a eso casi queriendo convertirse en ese personaje. Nos polarizamos mucho como personas, nos gusta unirnos a bandos y cerrarnos en esa idea sin llegar a tener empatía, sin pensar lo que piensa el otro, estamos haciendo una guerra de cosas tan banales cuando hay una guerra ahí fuera contra otro tipo de personas más importantes.

¿Cómo se toma Ámbar sus victorias y derrotas en el circuito, es algo que afecte en ese momento para alegrarte o enfadarte por el resultado?

Me siento feliz todo el tiempo, para mí el hecho de que me den un espacio para rapear que es lo que más amo o que un par de personas me escuchen ya me llena el alma. No me interesa ganar ni perder y por eso creo que no me va tan bien tampoco.

En épocas de medir mi nivel he rapeado con casi todos los de la escena y siento que mi freestyle puede ser más freestyle que algunos de los mejores del mundo. Rapear en patrones o rimar con -ar son cosas simples que no se disfrutan y solo se riman, ahí se vuelve más un juego lingüístico.

Si yo utilizara todo lo que ocupo en un freestyle enfocado en una batalla, me iría excelente, sin embargo, siento que no me apetece la idea de insultar a un tipo sin ninguna razón aparente. Pero me gusta rapear y creo que voy a permanecer en las batallas hasta que las pueda dominar, cuando logre dominar mi freestyle al 100% en una batalla al igual que fuera de ellas, me retiro.

Desde tu posición como una de las representantes más importantes ¿qué tal has visto la progresión en el movimiento femenino dentro del mundo de las batallas desde tus comienzos hasta el día de hoy?

Empezó siendo más de lo que esperaba, desde ahí ya sentía que tenía demasiado, cuando empecé a tener más espacio social me decía a mí misma “no es algo que esperaste, no es algo que buscaste, pero aquí está”, la vida es sabia así que entrega y utiliza las cosas de la mejor manera posible.

Mientras más pasa el tiempo, más poder me dan, más me escuchan y de eso tengo que hacerme responsable para poder difundir información importante, ayudar a personas que lo necesitan, publicar consignas feministas y que siempre sea algo constructivo para el mundo.

Para seguir progresando desde el sector femenino, ¿qué paso crees que es el más importante, el de las competidoras que sois referencia a día de hoy en seguir manteniendo el nivel y aguantar en la punta de lanza, el de las organizaciones a la hora de dar más oportunidades o el del público a la hora de apoyar a las nuevas generaciones y apuntarse a más competencias cada día?

El paso más importante somos nosotras mismas, por parte del público hay apoyo, antes era algo que estaba muy ligado a los hombres, hoy por hoy hay mujeres infinitas que consumen freestyle, me atrevería a decir que casi un 60-40, entonces apoyo hay bastante tanto de hombres como de mujeres.

Por otra parte, creo que el feminismo está de moda y que por eso los organizadores están mirando más hacia la mujer, creo que a la gran mayoría que he conocido no les interesa apoyarnos en absoluto. A mí me han invitado a eventos en los que me han dicho “Ámbar vamos a invitar a muchos freestylers y a ti te vamos a invitar porque necesitamos a una mujer, no les interesa que les hayas ganado a todos esos tipos antes y que hayas ganado tres competencias seguidas en plazas, sino porque no tienen a ninguna mujer.

Eso te hace cuestionarte muchas cosas y te hace sentir pésima, “vale, ¿quieres que vaya porque necesitas una mujer o porque necesitas a alguien que rapee bien y sea capaz de competir contra estas personas?”, así que por el lado de los organizadores creo que no va mucho.

¿Crees que para ello es importante que haya mujeres dentro de las propias organizaciones o que nuevas figuras se animen a organizar eventos para ofrecer esa visión desde ahí?

Sí, da pena que haya que tener mujeres que organicen para que nos tengan en cuenta ya que volvemos a las segregaciones. En Chile hay altas organizadoras, y en verdad cuentan a los hombres tanto como a las mujeres, lo toman como “no voy a hacer una organización para invitar mujeres sino una organización para invitar a los freestylers que ganan más batallas acá”.

Tras las peticiones del público y los guiños de la organización por redes, ¿este año veremos a Ámbar en Red Bull?

Me han hablado tanto para que me meta, pero yo no tengo intención de seguir tan metida en las batallas en verdad, estoy terminando mi disco, estoy priorizando eso y estoy feliz así.

¿Es algo que tienes decidido ya o vas a apurar el periodo de inscripción para tomar la decisión de mandar la prueba?

De hecho, ya mandé video ayer (9 de abril), igual no sé si me dejaran entrar, el video está bien supongo, pero el nivel está altísimo y los que son los encargados de Red Bull aquí en Chile no me tienen mucha buena que digamos.

 Respecto a tu nivel y posición actual, ¿te sientes a gusto en ese sentido y capacitada para asaltar la primera línea o sientes que debes acomodarte y pulir algunos aspectos previamente?

Siendo muy sincera yo siento que soy capaz de ganar todas las internacionales que quiera, pero hay algo que me mata por dentro y es lo que verdaderamente tengo que entrenar, mi vergüenza y ansiedad dentro de un público.

Cuando hago freestyle con amigos siento que es mejor que cualquier batalla que haya escuchado en la vida, sin embargo, nunca aprendí a batallar, nunca las he consumido, cuando voy al parque compito y me voy lejos, así que creo que me falta eso. Afrontar la inexperiencia de contestarte tan rápido un ataque, porque puedo hacerlo y no se me hace difícil, pero responder con ataques concisos es lo que me cuesta y es lo que me deja muy debajo de la escala de todos los freestylers de batalla, pero me siento capaz de hacer lo que yo quiera.

¿Crees que puedes afrontar mejor esa inexperiencia ante el público al acostumbrarte a los grandes escenarios más que al círculo de las plazas?

Sí, la plaza es distinta, siento que es mi lugar y aunque en escenarios he tenido alta experiencias y no se me da mal, me falta mucha práctica. Llevo solo un par de años en las batallas, eso es nada comparado con personas que llevan 6, 7 o 10 años como Kaiser, entonces ponerme a su nivel creo que es un poco egoísta y egocéntrico, pero hay años de experiencia que me quedan y nada me va a apurar.

¿Pesa la bandera chilena al salir a representar fuera de tu país, es un extra de responsabilidad y nerviosismo?

No me gusta eso de la patria ni representarme por una bandera, me avergüenza un poco. Por ejemplo, en el Chile vs Argentina no dije “voy a competir por Chile” sino, “bueno no hay más mujeres que estén batallando por el país así que voy a ir, pero no voy a representar eso”.

 De hecho, en esa batalla nos querían poner la camiseta chilena para batallar y yo dije que no, querían cantar el himno y tuve una discusión con Misionero por ello, pero Kaiser y Roda sí querían así que dije “bueno ya, cántenlo y yo me voy a quedar callada por respeto”.

Tras la desbandada en batallas de algunos jóvenes que han apostado por la faceta musical ¿cómo te lo planteas tú, lo ves como un camino que puedes llevar de la mano con tu música?

Creo que eso de ser freestyler y ser rapero se aleja un poco, está bien que todos apostemos por nuestra música, es algo que nos hace muy bien a todos. Sin embargo, a mi parecer no podría escuchar a alguien que su primer tema lo hizo después de las batallas y de hacerse conocido, si es que la música te gusta ¿porque antes no lo hacías?, igual puede ser que te haya empezado a gustar ahora, pero si en verdad es tan rap eso que llevamos dentro, ¿por qué lo empezamos a hacer solamente cuando tenemos a gente escuchándonos y no antes si es que nos sale del corazón?

¿Qué tienes para adelantar del disco que estás preparando?

Estoy terminándolo y está compuesto por distintos géneros como un par de temas de trap, otra mezcla más especial como un punk-trap, por supuesto buenos boom baps o incluso algunos temas con guitarras, así que es un disco bastante versátil y muy experimental.

¿Cuáles son tus objetivos para este 2020 cuando todo vuelva a la normalidad?

Seguir batallando, no sé si es que quiero, es algo que me estoy cuestionando todavía. Por ahora voy a seguir, pero si no me sigue haciendo tan feliz cuando voy al círculo, me voy a salir. En mis planes está ganar la nacional de Red Bull, lo veo posible. Me falta avanzar un paso, el año pasado fue la regional, este año la nacional, así que eso tengo planeado.  

Además de sacar videos musicales, tengo un proyecto para empezar a producir, estoy estudiando comunicación audiovisual, mezclándolo con producción, así que quiero empezar, abrir un sello con ciertos personajes que me he topado en la vida y estoy flipando con su capacidad artística. Enfocarlo como un proyecto de vida, armar un sello grande y estoy apostando ms fichas en eso ahora. Quiero dedicarme a la música toda la vida que es lo que más quiero, sin tener la necesidad de hacerme tan conocida y esas cosas que no me hacen tan bien.

Preguntas Cortas ft Ámbar

El mayor sueño a cumplir en el freestyle:

Superarme a mí misma, ganarme en eso de la vergüenza.

Un rival deseado al que nunca te hayas enfrentado:

A Replik o a Bnet.

Un país al que te gustaría viajar a rapear:

A Cuba.

El gallo histórico con el que más hayas disfrutado viendo una batalla:

Con Chuty, fue flipar de repente, pero si tengo que destacar históricamente diría Acru.

Una pareja internacional con la que competir 2vs2:

Con Replik igual.

¿Qué es para ti El Estilo Libre?

El medio más importante y más transparente del freestyle.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (1)
  • comment-avatar
    Sara Socas Fans 6 meses

    Sos una genia Ámbar
    “Sin embargo, a mi parecer no podría escuchar a alguien que su primer tema lo hizo después de las batallas y de hacerse conocido, si es que la música te gusta ¿porque antes no lo hacías?”
    Cuanta razón

  • Disqus ( )