¿QUIEN ES SOCAS, LA NUEVA FREESTYLER DEL UNDER MADRILEÑO?

¿QUIEN ES SOCAS, LA NUEVA FREESTYLER DEL UNDER MADRILEÑO?

Tras haber adquirido popularidad en el último mes por su batalla contra Mowlihawk, Socas se muestra como una revelación del emergente madrileño. La rapera conversó con El Estilo Libre sobre el lugar de las mujeres en el movimiento, el feminismo y sus expectativas de tener una carrera formal como freestyler.

 

¿Cómo te sentís ahora que estás empezando a tener mayor repercusión? ¿Cómo fue el tema de enfrentarte contra Mowlihawk y que tu batalla tenga 19.000 visitas?

Extraño, ¿no? Porque no te lo esperas, yo creo sobre todo llevando tan poco tiempo batallando como tal no esperas que puedas llegar a tener un video con 19.000 visitas. Yo ni siquiera sabía la cantidad que tenía. Solamente había visto el video cuando tenía unas mil y alguien me habló como “¿Viste tu video? Tiene muchísimos comentarios”. Y cuando entré hace poco vi que tenía 18.000 dije “¿Pero esto qué?”. Creo que lo único que me puede molestar de alguna manera es que mucha gente se lanza. El rap es algo que en lo que se critica mucho a la gente sin siquiera saber. Pero  la verdad es que la mayoría de los comentarios han sido positivos. Gente hablándome por Instagram sin yo conocerles de nada. Incluso gente de Latinoamérica.

¿Cómo sentís esto de que haya tan poca participación femenina? ¿Por qué pensás que hay poco de las mujeres en el freestyle?

El freestyle es una disciplina en la que se trata de humillar al oponente. Entonces, tristemente, la mujer en sí es visto como un defecto. Si tú batallas contra una persona con sobrepeso o con alguna cosa de lo que siempre se suele tirar, ese es su defecto. Pero una mujer no importa si sea guapa, alta, más gorda… su defecto es ser mujer. Eso dice mucho de la sociedad en la que estamos, ¿no? Pero yo creo que hay que plantar cara. Es decir, si tienes talento, tienes que intentarlo y nada más responder con algo más de ingenio de lo que te digan.

 

¿Sentís que hay cierto hándicap siendo mujer?

Sí, evidentemente. Pero yo creo que se puede usar como un arma de doble filo. O sea, puedes tener un día en el que digas “¿Qué demonios hago yo aquí?” Pero también puedes usarlo como un arma de doble filo. Ser mujer y que no haya otras, de alguna manera, ya tienes eso a destacar.

 

La rima que te hace Mowlihawk sobre Ninetales, por ejemplo, no se hubiese gritado tanto si no fueras mujer. ¿Has sentido esto en otras batallas?

Siempre. Lo primero que te suelen tirar son cosas relacionadas con “te pongo en cuatro patas”, tal y todo ese repertorio. Pero si tu sabes responder a eso, el que acaba humillado es esa persona por “caer bajo” de tirar a lo típico. Si tu sales de ahí, no te dejas caer por eso, piensas otra cosa y respondes al final, eso se irá cayendo. Porque va a ser como las rimas que se tiraban antes y ya no valen porque son lo mismo.

¿Tenés como objetivo seguir insertándote en el panorama del freestyle y ser una referente femenina?

Sí, tengo claro que quiero seguir en esto. Me da igual que sea difícil, que el entorno sea más machista, menos machista, que tenga más apoyo, menos apoyo. Yo sé que es algo que a mi me gusta y si es algo que a mi me apasiona tengo que hacerlo. Sobre todo en cuanto a las chicas, sí que siento cierta responsabilidad. Porque a muchas chicas les gusta el rap, el freestyle y nunca se han lanzado o simplemente ven los videos pero nunca han visto un referente femenino. Sí, claro que me gustaría seguir practicando no solo por mi, sino por ellas también.

 

¿Cómo crees que tus conceptos feministas se verán en las batallas? ¿Cómo crees que lo podes aplicar?

Es difícil, pero a la vez también la gente tiene una idea errónea del feminismo. No es que yo sea la que más haya leído. Simplemente tengo bien claro que las personas tienen que ser valoradas para bien o para mal de la misma forma. Yo creo que cuando me pusieron con Mowlihawk era un poco del morbo de una chica con un famoso a ver qué pasa. Como cuando te ponen con un niño. Pero yo no quiero eso: ni que se me de ventaja, ni desventaja. Lo único que quiero al rapear es decir “tú me estás llamando feminazi, entonces tú eres el inculto por querer generar ese espectáculo en torno a un término que no tienen ningún sentido”. No es que te vaya a dar una clase de feminismo, es que te voy a demostrar que tengo unos valores y que tú no.

Esta idea que tienes sobre el feminismo, ¿no te jugaría en contra o te tiraría atrás a la hora ir a una competencia como Red Bull, en la que de alguna manera se premia cierta narrativa machista?

Sí, me va a jugar en contra muchisimas veces y en una competición así también. Pero no se trata de que yo vaya a estar todo el rato con el discurso feminista. Es un hándicap evidentemente, pero hay que dejarlo. Ahora se valora el punchline y es “venga, te mando a tomar por culo”. Y nada tiene que ver con la gente que utiliza el punchline de “maricón” o de “te pongo a cuatro patas”. Si yo como persona complemente sé manejar la métrica, mi discurso, me tirarán punchlines y se harán virales pero también sé que lo mío va a generar una constancia. A mi no me importa perder una vez porque me pongas “a cuatro patas” si sé que luego voy a seguir mejorando y voy a seguir con las métricas. Eso al final va ganando creo.

 

Pero su condición de mujer no es lo único a destacar. Ni tampoco es el más importante. La joven comenzó a llamar por su gusto por la métrica y por su flow que le permite seguir muy armoniosamente la base. Esta combinación, en batallas contra raperos ya reconocidos como Mowlihawk, le dio con qué plantarse y no quedarse atrás de sus oponentes.

 

¿A qué aspirás en cuanto a estilo?

Ahora te puedo soltar un poco de flow a lo Errecé o te puedo tirar punchline. Quiero tirar por la parte de flow como cuando Sony canta y revienta todo el mundo, pero no quedarme en eso. Es decir a la “ahora no sé qué decir, pues canto un poco, me adapto a la base y demuestro tal”. No. Quiero demostrar flow pero nunca perder la métrica y el punchline. Por ejemplo, yo creo que Zasko tiene muchísimo flow. No es que cante, pero tiene mucho flow, se adapta muy bien, tiene estilo. Pero también si quiere te puede rebanar los sesos. Creo que sería un poco jugar con ambas cosas. Todavía estoy empezando, no sabría decir pero sé que no voy a abandonar ni el flow ni la métrica ni el punchline. Quiero combinarlos todos, como pueda.

 

¿A dónde tenés pensado ir ahora?

Ahora vivo en Madrid y tengo algunos contactos. Ellos me suelen decir cuando hay batallas. Lo que tengo pensado es ir a batallar casi todos los fines de semana porque la mayoría las graban. Además de eso, en Tenerife el 9 de diciembre va a haber una batalla a la que incluso va a ir Erika2Santos. Yo también competiré, con raperos de allí, creo que alguno nacional también, no te lo sabré asegurar. Es una batalla que han organizado con la idea de la igualdad. Realmente es un poco reto porque se va a intentar que no haya machismo, homofobia, racismo.

¿Hacia dónde apuntás en lo musical?

Tengo escritas unas cinco canciones, que tienen rap. Son estribillos cantados, pero es un rap un poco hardcore. No se queda como algo pop ni parecido, sino que es rap. He tenido la posibilidad varias veces de grabar con alguien pero no he llegado a concretar porque me suelen decir por ejemplo “Bueno, te hago buen precio pero traete tú la base”. Evidentemente sería una base de uso libre de YouTube, que está bien pero yo quiero que cuando saque algo que sea mío, con un video. Cuando lo saque y lo suba a youtube quiero que sea lo que yo quiero que represente. Espero que sea pronto, pero tampoco sé cuando voy a poder grabarlo tal y como quiera.

¿Cuáles son tus objetivos a largo plazo?

Hasta que acabe este año, e inicios del siguiente, entrenar mucho. Porque empecé a rapear hace poco más de un año, que no es mucho. Necesito entrenar mucho para tener seguridad. Por supuesto que quiero la Red Bull. Sé que es aspirar alto pero llegar ahí, solamente subirte a ese escenario aunque te quedes en dieciseisavos, en octavos o lo que sea, es una oportunidad muy grande. Si no, la BDM, cualquier competición. Lo bueno es que Madrid ofrece muchas posibilidades: cada dos meses hay una batalla en la que prácticamente cualquiera se puede apuntar solamente pagando la inscripción. y tienes la posibilidad de clasificarte a la BDM nacional. Con aspirar a algo nacional el próximo año, incluso regional, aunque sea aspirar muy alto, de verdad que quiero intentarlo

 

Realmente te interesa tener una carrera como freestyler.

Por eso de representar a otras mujeres, simplemente, no por ser famosa ni muchísimo menos. Jamás he pensado en eso. De hecho jamás pensé que un vídeo mío tuviera visitas, ni siquiera me lo imaginaba. Pero ahora que se me plantea la posibilidad digo por qué no. Si hay algo que me gusta y puedo incluso ayudar a otra gente, sobre todo a chicas o a cualquier otro sector que se sienta un poco perdido, pues adelante, sí.

Socas se presenta como una figura femenina candidata a convertirse en una fuerte representación de las mujeres en este movimiento que históricamente fue, y sigue siendo, casi exclusivamente masculino. Sin mencionar que por momentos puede volverse machista. La rapera promete, porque sabe que su potencial es más grande que la misoginia a la que pueda llegar a enfrentarse.

 

Es sin duda una freestyler en la que hay que poner un ojo y seguir sus pasos. Por su estilo, por su crecimiento en tan solo un año, pero sobre todo por su ambición de convertir su pasión en una carrera. Sus palabras dejan ver que la improvisación es mucho más que un pasatiempo para ella. Determinación que posiblemente la lleve lejos en algún tiempo.

CATEGORIES

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )
A %d blogueros les gusta esto: