Neonath: “Cuando te meten mucha caña, hay dos opciones: te hunden y desapareces o le echas huevos.”

Neonath: “Cuando te meten mucha caña, hay dos opciones: te hunden y desapareces o le echas huevos.”

Conocido por todo el panorama. Su actualidad, opinión sobre la escena, el paso por Red Bull, su batalla contra Reiro y más. Entrá para leer todo de esta interesantísima entrevista.

Neonath es conocido por todo el mundo, aunque no de la manera que él quisiera. En 2014, su encuentro en los octavos de la Regional de Bilbao de la Redbull Batalla de los Gallos frente a Reiro, recorrió todo el globo por el ‘bajo’ nivel ofrecido. Pero como todo en esta vida, esto también tiene sus matices, tiene sus grises, y hoy podremos ver la realidad que se escondió detrás de las cámaras. Sea como sea, lo que no se puede negar del veterano freestyler es el coraje que ha demostrado levantándose y superándose cuando muchos no lo habrían hecho. El gallo de Barakaldo nos ha contado todas sus observaciones sobre este y otros temas, en los que él como protagonista tiene mucho que decir.

Pregunta: ¿Por qué empezaste en esto?

Respuesta: Bueno pues empecé en esto primero porque me encantaba el rap de muchos años antes. Luego empecé a escuchar freestyle por YouTube como todo el mundo. Estamos hablando de las primeras batallas de Redbull, es decir, 2005-2006. Pero fue un poco más adelante, rollo 2007 o 2008 cuando empecé yo a improvisar por mi cuenta, aunque era más de coña. En el 2008 fui a ver la Regional de Bilbao en la que ganó Invert, y me dije: joder, si me pongo y le doy un poco de caña puedo participar. Y la semana siguiente estaba ya participando en una de sala. Yo soy así, si no me pongo en un reto no voy a mejorar, y bueno fue una experiencia muy interesante, y aunque perdí en primera conocí mucha gente y empecé a improvisar más de seguido. Y hasta hoy (risas).

P: Llevas muchos años en esto, has estado en muchas competiciones distintas pero, ¿Cuál crees que ha sido tu mejor actuación?

R: Pues yo te diría que donde mejor me he visto después en vídeo ha sido en BDM Barcelona contra Barón. Es cierto que en otras he pasado más rondas, pero donde más a gusto me quedé fue en BDM 2016 contra Barón. Él es muy bueno y sabía que iba a ser muy difícil, así que me dije, vamos a salir ahí a hacer lo que sabemos hacer, como juegos de palabras, improvisación real, respuestas… y así salió. La verdad que estoy conforme con la batalla que hice, aunque perdiera.

P: Y hablando de las competiciones, ¿cuál es la que más te gusta?

R: Pues fíjate, yo me he quedado con la espinita de no haber podido participar en un ‘¿Preparado? no gracias’. Solo pude tirar prueba para el último que hubo, el tercero, y me he quedado con las ganas, porque aunque no lo parezca a mí lo que me gusta más es el freestyle temático, y a ser posible sin sangre. Ha habido competiciones de freestyle en las que estaba penalizado tirar sangre, siempre sacando temas de una urna, y esas son las que más he disfrutado. De hecho, muchas de esas las he llegado a ganar.

P: Redbull es la competición más grande ¿Qué opinión tienes sobre ella?

R: Redbull es la competición más grande a nivel de recursos, a nivel organizativo, a nivel de seguimiento, es otra liga. En Redbull ya he estado, y me gustaría volver a estar, por eso he echado prueba para Málaga. El año pasado no entre en León y me quedé un poco con las ganas, y dije: mierda, vamos a ver si el año que viene hay suerte, aunque va a ser complicadísimo con la cantidad de nombres que hay y por cómo ha evolucionado el panorama. Pero sin duda es una competición que a mí me encanta y en la que todavía creo que tengo algo que decir.

P: Has dicho que el panorama ha evolucionado, ¿En qué ha evolucionado?

R: Bueno hay gente que dice que el público está mal. Yo he escuchado a freestylers decir que es que el público valora solo las rimas de madres o la sangre sucia, y yo no digo que no tengan razón en parte, pero es que si comparamos este público con el que había en 2008 yo creo que el actual está mucho mejor formado. Creo que ahora se valora más lo que llaman las métricas, las estructuras. Yo he vivido un época en la que él que hacia estructuras perdía siempre. Y ahora hay gente que solo dedica a estructurar y que casi no ataca y el público sabe valorarlo.

En cuanto a los participantes creo que también se ha evolucionado. Ten en cuenta que ahora hay más organizaciones, hay más posibilidad de alcanzar la competitividad. Yo he vivido una época en la que era dificilísimo entrar en una batalla con micro. Ahora hay más posibilidades, más visibilidad, más seguimiento. Ahora hay más medios para prepararte para citas grandes, y eso en el nivel de los participantes sé nota.

P: Es cierto que el seguimiento y la visibilidad ha aumentado considerablemente, pero ¿tú crees que está masificación ha acabado un poco con la esencia de las competiciones?

R: Fíjate, yo creo que aquí hay dos factores. Por un lado, el hecho de que la gente que lleva mucho tiempo cada vez aprende más y la gente nueva que sale está en el mismo punto que los gallos del 2008. Entonces, yo creo que no es que el público sea peor o que se haya perdido la esencia, es que ahora se ve un público más diferenciado. Está el que lleva más tiempo y el que lleva menos. Hay gente que dice: joder, yo en directo habría dicho que gana este, pero luego ve el vídeo de YouTube y dice: ostias, no había reparado en esa frase, en ese doble sentido, en esa estructura. Pero luego hay gente que lleva más tiempo que sí que es capaz de verlo en el momento. Yo creo que la masificación ha servido para que haya más número de gente en ambos lados, lo que significa que va a haber muchísima más variedad de opiniones.

P: Entrando más en tu paso por Redbull, tu primera participación fue en 2014. La primera ronda contra Reiro ha sido una de tus batallas más vistas. Esta fue muy criticada por el nivel dado. ¿Fue por tu nivel en ese momento o cuál fue el motivo?

R: Bueno lo primero es aclarar que aunque mucha gente no lo sepa, mi primera batalla fue contra Exfimo, porque hubo dieciseisavos. Pero respecto a la batalla con Reiro, en esa batalla igual que en la batalla con Exfimo, en alguien que lleva casi dos años sin improvisar es natural. Yo llevo improvisando desde 2008, pero a finales de 2011 dejó de haber batallas en Bilbao. Desde ese año hasta finales del 2014 solo hubo una competición y fue de freestyle libre, ni siquiera fue de batalla. A ese panorama hay que sumarle que yo todo el 2014 estuve en el extranjero trabajando y volví ese fin de semana para ver a la familia y de paso ver inicialmente la Redbull, aunque luego me escogieron y pude participar. En el extranjero no estás practicando el idioma, entonces tuve dos hándicaps muy grandes: la inactividad y el escaso uso del idioma. Aunque por otro lado también son gajes del oficio, es decir, sabes a lo que te expones cuando te apuntas.

P: ¿Entonces sí que fue un poco un bajón de nivel?

R: Sí, desde luego no era representativo de lo que yo había tenido ni de lo que yo tengo ahora. Si se miran batallas anteriores es bastante claro. Estamos hablando de que yo en el 2011 ganaba batallas aquí en Bilbao, pero es que de los que rapeaban en 2011 no queda casi nadie.

P: Por esta batalla recibiste mucho ‘hateo’, ¿Cómo te sentiste en ese momento?

R: No era la primera vez que me enfrentaba a algo así, aunque es cierto que esta vez fue algo más ‘mainstream’. Pero es que por otro lado esta batalla de Reiro también está condicionada por el hecho de la terminación, que algo que nunca habíamos hecho ninguno de los dos.

Además, cuando acaba el turno de la terminación, nos dice Mbaka que en el vis a vis hay que hacerlo bien, que es un compás, no un patrón (dos barras en vez de cuatro), que eso decía la libreta de Redbull. Eso nos tocó a nosotros dos, y por eso salió esa batalla. Cualquiera que haya improvisado sabe que hacer dos ‘líneas’ en vez de cuatro es un suicidio porque no te da tiempo a procesar nada, por eso sale la rima de lo del ‘oso y el culo entero’, porque no está procesada.

P: ¿Tú crees que influyó mucho esta batalla en el resto de tu carrera?

R: Bueno yo creo que estas batallas al final te hacen más visible. Por un lado te estigmatiza un poco, pero por otro también te abre puertas porque eres un freestyler que va a atraer atención, ya sea para bien, ya sea para mal. Yo creo que esto me ha ayudo a participar en otras competiciones como la GoldBattle o la de la BDM. He conocido a muchísima gente gracias a esa batalla. Por eso yo creo ha tenido sus pros y sus contras.

P: En 2015 volviste a la Redbull, estuviste en la Regional de Mallorca ¿Qué opinión tienes de tu participación?

R: La ronda de dieciseisavos de Mallorca contra Jefe Yisus, ha sido una de las mejores batallas que he hecho, lo que pasa que la no tener vídeo oficial no tuvo tanta repercusión. La batalla fue a temáticas, el tema me parece que era Hip Hop y la fotografía me parece que era del Papa Francisco y el minuto del Papa Francisco me gustó mucho. Luego llegue a la ronda con Navalha y empecé fuerte, pero como me suele pasar mucho en los 4X4 me desenchufé y me remontó. Desconecté dos patrones y no pude volver. Por otro lado es Navalha, es muy bueno y no puedes tener ninguna concesión. De hecho, si ves los comentarios de esa batalla, mucha gente decía que debería a haber sido réplica, otros que debería haber ganado yo. Yo no creo que debería haber ganado, pero en el momento en el que pasas de 2014 siendo una ‘escoria’ a 2015, y plantas cara a un tío que llegó a ser nacional, ya has demostrado algo.

P: ¿Trabajaste mucho de 2014 a 2015 para mejorar el nivel?

R: Sí, exactamente. Hubo que ponerse mucho las pilas. También hay que tener en cuenta que cuando te meten mucha caña, hay dos opciones: te hunden y desapareces o le echas huevos gracias a recibir el apoyo de mucha gente cercana. En este caso tuve un gran apoyo FCR Factory, de Rosón o también Invert me apoyó mucho. Y empecé a apuntarme a todo lo que pillaba. Ya a finales de 2014 hay una batalla en mi canal contra un chaval que se llama Razz, en la que se ve una mejoría muy grande.

P: ¿Has notado que se te estigmatiza menos últimamente?

R: Sí, a ver, obviamente uno no se puede guiar por la opinión del público que puede estar sesgada a una batalla en concreto. Pero si es verdad que últimamente veo más apoyo, y panorama ha cambiado. Desde 2015 ha habido grandes gallos que no han demostrado su nivel en Redbull, ya sea en regionales o en la nacional, y creo que eso ha abierto los ojos a la gente. La gente se ha dado cuenta de que en el freestyle se va por días. Luego la gente te va viendo en otras batallas y se dan cuenta de que si estás en BDM o GoldBattle es por algo.

P: El año pasado no pudiste entrar en la lista de León ¿A tu aparecer fue injusto?

R: Hombre a nivel de resultados, hay que tener en cuenta una cosa. Ese año Redbull se saltó la ronda de dieciseisavos. Si yo en los años anteriores había pasado a octavos, pensé que en 2016 podrían contar conmigo. Pero hay que mirar las pruebas de Redbull. No creo que hiciera una mala prueba, pero a lo mejor otros hicieron mejor prueba que yo.

P: Este año todavía no ha salido la lista pero ¿Tú te ves dentro?

R: Esto es como siempre (risas). Si el año pasado creí que hice una prueba suficientemente buena para entrar y luego no entré, este año me cuesta muchísimo decidir porque no soy yo el que lo tiene que decidir. Yo creo que he hecho una prueba decente y una prueba que demuestra mejoría. ¿Qué lo podría hacer hecho mejor? Sí, pero claro no es lo mismo hacerlo en tu casa solo, que frente a un grupo de personas, que a mí curiosamente me motiva más. En resumen, yo creo que la prueba es buena para entrar, pero si no entro no es el fin del mundo. Hay otras competiciones, y al fin al cabo improvisamos porque nos gusta.

P: Llevas mucho tiempo rapeando, desde 2008 y muchos de los gallos de esa generación se ha retirado ya ¿Sigues con motivación para seguir o ya has pensado un adiós?

R: Hombre (risas), yo no he pensado todavía en un adiós. Mientras me diga gustando improvisar y siga obteniendo esas emociones y esos impulsos que me da seguiré. Pienso que si hubiera un adiós no sería algo voluntario, sería algo externo como un trabajo en el extranjero, en el que no pueda practicar el idioma usualmente. Si me voy al extranjero sí que creo que sería un adiós, o por lo menos un hasta luego. Pero si te gusta algo tienes que hacerlo, y todavía me encanta improvisar.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )
A %d blogueros les gusta esto: