8 MILLAS: LA VERDADERA INFLUENCIA DE EMINEM Y SU PELÍCULA EN EL FREESTYLE

8 MILLAS: LA VERDADERA INFLUENCIA DE EMINEM Y SU PELÍCULA EN EL FREESTYLE

Pasaron 18 años desde el estreno del largometraje que retrata ficcionalmente los inicios de Eminem en la ciudad de Detroit. Hoy en día, importantes freestylers y artistas del rap de las nuevas generaciones nombran a 8 Millas como una importante puerta al mundo del hip hop. Profundizamos sobre la película y exploramos su efecto en la repercusión de las batallas de rap y su llegada al mainstream mundial.

Por: Flor Viva (@florviva)

Actualmente el personaje rapper de Eminem quizás queda desactualizado ante ciertos cambios en las sociedades que escuchan su música, habiendo elementos que ya no son tan representativos de los valores del hip hop. De todas maneras, lo digno de análisis en este caso es quizás que fue el artista que introdujo el freestyle en las casas de muchísimos jóvenes de distintas edades, muchos de los cuales hoy en día son músicos que suenan en nuestros parlantes y competidores que apoyamos en plazas y escenarios. Los ejemplos más gráficos que podemos acercar son los casos de Paulo Londra y Trueno: ambos mencionaron a Eminem como inspiración, y, paradójicamente, fue la freestyle session de Trueno con Bizarrap la que destronó al freestyle de Eminem con Kon Artis como el más escuchado del mundo.

“8 Millas”, estrenada en el 2002 pero situada en el año ’95, narra la historia de Jimmy Smith Jr., a.k.a. Rabbit. Este personaje es tan referencial a la vida y los orígenes de Eminem que por momentos se terminan difuminando los límites entre la ficción y la biopic. Por supuesto que en la película los freestyles no son tales si no que están escritos, y la calidad de las improvisaciones en la película agrandan al personaje de Rabbit, quien se gana al público al ser el clásico protagonista underdog, talentoso pero castigado por las injusticias de la vida y la pobreza.

Justamente en el caso de este largometraje, el director Curtis Hanson también se encarga de retratar casi a la perfección el Detroit de los años ’90. Recordemos que en esa época el rap estaba en plena rivalidad entre las costas este y oeste, con referentes como Notorious B.I.G. en la primera y Tupac Shakur en la segunda. Detroit, ubicada en el estado de Michigan, no era para nada una urbe que se caracterizaba por ser el nido de rappers que es considerado hoy en día, más bien fueron J Dilla, Xzibit, Eminem y más tarde su película lo que colocaron en el mapa a esta ciudad, de la que hoy podemos resaltar a artistas como Icewear Vezzo o Big Sean.

El título, “8 Mile”, recorre la película como marca territorial, es la línea que divide socialmente la población de Detroit entre clases. Que esta división se mencione va de la mano con el compromiso de que el relato de Rabbit y sus raíces sea también un retrato del rap en esa ciudad, donde como en muchísimas otras del mundo es la desigualdad en oportunidades un importante pero triste factor en la inspiración, el triunfo o el fracaso de músicos y liricistas. Pero lo que más meteóricamente saltó al conocimiento mainstream fue la existencia de las batallas de freestyle.

 

Otras películas ya habían reflejado el mundo del hip hop (como “Wild Style” o “Straight Outta Compton”), pero este vistazo a las batallas, sus rivalidades, la adrenalina y talentosos MCs hablando sobre sus realidades fue lo que destapó furor por la improvisación en millones de jóvenes alrededor del mundo. Raperos del under estadounidense mencionan que desde ese momento muchísimas personas se comenzaron a juntar en sus barrios, improvisar entre ellos; se empezaron a organizar competencias en bares, parques, estacionamientos. Y ese boom sucedió en el mundo hispano un tanto más tarde. Actualmente al hablar con alguien que no conoce de batallas, y especialmente de generaciones más grandes, todavía se puede escuchar la pregunta “Ah, ¿como Eminem en 8 Millas?”, incluso aunque raperos contemporáneos a él, como Supernatural o MC Juice fueran más exitosos en el área de battle-rap.

Pero el vínculo de Eminem con el freestyle continuó. Tras declarar en varios medios que sigue siendo un fanático de la disciplina y que continúa estando al tanto de su desarrollo, en el 2014 Eminem y Shady Records decidieron organizar una liga de freestyle llamada “Total Slaughter”, con intenciones de dar a conocer e incentivar las batallas a nivel nacional y apuntando a cierta profesionalización. Convocó a algunos de los más prestigiosos batalleros del momento como Murdaa Mook y Loaded Lux para darle ese impulso necesario, pero con ese toque de reality show que tan común es en los Estados Unidos.

En el aniversario número 15 del lanzamiento de “8 Mile”, en la ciudad de Detroit se organizó también un campeonato que tuvo miles de espectadores y que hizo alusión a la película de tal manera que incluso al lugar donde se hizo el evento le colocaron un cartel en la entrada: “The Shelter”, el mítico espacio de competencias retratado en la ficción. Y aunque Eminem no concurrió, se celebró esta película que fue un puntapié importante para el inicio de muchos referentes del rap que hoy son jóvenes adultos que arrasan en cada uno de sus entornos: en batallas de free en las elites, en parques de barrios marginados y en las tarimas más importantes del mundo.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )