EL 2020 DEL RAP HISPANO EN 30 LANZAMIENTOS FUNDAMENTALES

EL 2020 DEL RAP HISPANO EN 30 LANZAMIENTOS FUNDAMENTALES

Este año se caracterizó por un crecimiento cualitativo desbordante del género, desafiando la pandemia, las distancias y los obstáculos. Hacemos un repaso por una selección de 30 lanzamientos que marcan un fuerte rumbo en el género.

Por: Flor Viva (@florviva)

Es irrefutable que el 2020 quedará a fuego en la historia de la música hispana como un año que concentró algunos de los mejores álbumes de los últimos tiempos. De ambos lados del océano, el rap hispano se encargó este año de ofrecer contenido de altísima calidad, que recupera lo mejor de las diferentes generaciones del hip hop pero que además genera una explosión y expansión a lo largo y a lo ancho del abanico de estilos y perfiles que recorren la escena. Tanto artistas más abocados a la mixtura de géneros y subgéneros latinos y foráneos como los rappers más fieles al bombo y la caja nos regalaron producciones y proyectos que extienden su alcance musical, elevan la delicadeza de su poesía o navegan terrenos originales y prometedores en los ritmos. 

A continuación, una selección de 30 de los mejores discos y EPs del año, una lista potente de fundamentales proyectos que nutren la colección de rap en idioma español.

• Countach 93 Easy S
El español integrante de Space Hammurabi clavó una estaca en el encuentro entre un estilo noventero y clásico con ciertos aires modernos que sobrevuelan este álbum, con una gran producción y feats de peso con Toteking, Carrion, Saske, C. Terrible, entre otros.

• Testigo (I y II) — Lord Sucio
Desde Chile se abre paso a puro paso pesado este rapero nacido en el underground que presenta unas líricas ácidas, agitadoras de contradicciones sociales y personales y con ritmos delicadamente colocados. Estos dos discos complementarios, uno continuación del otro, son un doble plato de rap crudo digno de prestarle atención. 

• Dogma — Ergo Pro
Si de temáticas filosas y potentes hablamos, este disco posiblemente se halle en lo más alto. Con un hilo conductor fuerte y un estilo clásico y brillante, Ergo Pro da una patada en la puerta del rap hispano una vez más, enarbolando símbolos y líricas punzantes.

• Niebla vol.1 — Frane
El argentino del sur patagónico presentó una década luego de su primer disco “En Mis Escrituras”, que este año también llegó a las plataformas digitales, este hipnotizante EP que una vez más marca la cancha para una gran cantidad de seguidores del rap argentino y para muchos de los raperos de la escena.

• LEJOS — Sáez ‘93, Juan Cruz, Franco Carter
Tres artistas sobre los que es necesario echar más luz se unieron en este EP de ni más ni menos cuatro canciones que parecen hechas para existir juntas. Beats de lujo, líricas excelentes y una gran complementariedad de estilos.

• Chainz — Caliope Family
El conjunto santafecino elevó una vez más la vara para el mestizaje de ritmos paridos en el jazz, el blues y el funk con el rap. Un disco con una identidad muy propia, disfrutable de principio a fin, y leal al estilo de la banda.

• Trofeos — Acqua Toffana
Con producción de Dano en sus 5 temas, este lanzamiento nacido en la península ibérica es uno de tantos que en este 2020 sigue reivindicando la colaboración entre artistas como una de las cosas más valiosas del rap. Imperdible.

• Mordiendo El Bozal — Ysy A
Un músico que no descansó ni un segundo en este complejo e inusual 2020, talando los obstáculos de los clichés, iluminando el camino a la par de pocos en lo que es el trap en español. Sigue su camino cerrando las bocas de quienes lo critican, decidido a construir un trap original, genuino y creativo que se salga de la norma y aprenda a combinar a su manera otros géneros y herramientas autóctonas y extranjeras.

• Síntomas— Ronpe 99
Sin dudas una de las mayores sorpresas del año. La autoridad con la que Ronpe viene encarando su rapeo llegó a este nuevo cénit con esta tracklist de seis canciones con mensajes hondos y un rapeo fenomenal sobre instrumentales de golpes duros.

• L.E.A.L.— Kelo Kamada
Esperado como pocos proyectos por una de las comunidades de seguidores más aguerridas y fieles del rap argento como son los seguidores de Kamada. Tanto a nivel estético y técnico como en cuanto a la elección de instrumentales el álbum se posiciona como uno de los lanzamientos del año, pero hay algo en lo particular de la simultánea simpleza y complejidad de sus temáticas que resulta magnético.

 • Moonlight922 — Cruz Cafuné
Uno de los discos más celebrados del rap de España en este 2020, esta versátil producción del canario combina brisas irreverentes que se rebelan ante lo preconcebido de cómo debería ser el rap con su característico rapeo e inusual voz. 

• Humble Boyz — Neutro Shorty
El venezolano es uno de los responsables de los mejores discos con los dos pies en el trap que llevan encima un rapeo excelso. Con colaboraciones con referentes como Neo Pistea, Santa Fe Klan, Duki y Alemán, un infaltable en la lista a la hora de representar el espíritu trapper del 2020.

• La Tour Liffee — Delaossa
Este mixtape del malagueño no tiene desperdicio alguno. Claramente entre lo mejor que nos ha regalado, al volante de una montaña rusa de sensaciones transmitidas precisamente y una producción original y nada sencilla de la mano de J.Moods, Kiddo y Gese Da O.

• Aire — Jonas Sanche
Evidentemente fue un gran año para el chileno, cuyo álbum solista fue de los highlights del género en el país andino gracias a sus multifacéticos pero coherentes perfiles, letras y ritmos.

• Oceánica — Lil Supa, Dano, Elio Toffana
Colaboración cumbre si las hay, tres íconos del rap en español se unieron para cocrear un innegable favorito del año. Este EP trae consigo las voces pero también las huellas de quienes lo hicieron, con beats que parecieron elegidos quirúrgicamente y una simbiosis entre los artistas realmente admirable.

• Atrevido — Trueno
El primer disco del rapero del barrio porteño de La Boca logró reflejar todas las aristas del joven de 18 años que conocemos como competidor de los escenarios y las plazas argentinas pero también demostró que como artista trae seriedad, talento y un equipo de producción que sabe traducir su estilo completo y entretenido a los platos y las consolas.

• NEON — Lil Supa
En espíritu innovador, en explorar y experimentar, nadie supera a Lou Fresco. Uno de los encargados hace tantos años de desmalezar el territorio del rap no solamente en Venezuela sino en todo territorio de habla hispana, nos sirve una entrega de música que experimenta con todo tipo de sonidos, fuertemente montado en la realidad del momento y con su perfil impreso en cada tema, como siempre.

• Picnic — Cráneo
Un maestro del rap lo-fi que en esta ocasión nos acerca un proyecto cuyas piezas además de encajar como en un rompecabezas demuestran una vez más la capacidad del rapero de adaptarse al estilo que desee y dominarlo para entregarnos piezas musicales genuinas y disfrutables. Como aditivo, cuenta con feats de lo más sorprendentes con artistas como Perotá Chingó o la británica Biig Piig

• Kundo Atahualpa — Kundo
Una fabulosa oda al histórico héroe del folklore nacional argentino, un estrechón de manos entre la poesía del cantor Atahualpa Yupanqui y el rap argentino de la mano de uno de los abanderados del under. Significativo, de calidad y emotivo, un lanzamiento indispensable.

• Visión Túnel — Cruz Cafuné
La presencia del canario en las producciones más renombradas del año se duplicó. No solamente dejaría su marca al principio del 2020 sino también nuevamente cerca de su ocaso. Esta vez, la marca del orgullo por su origen, sus colegas y su obra se combina con una lectura del panorama musical a lo largo de sus ocho excelentes tracks.

• Amor A Primera Pista — Rodesens
El álbum del productor dominicano gira alrededor de la convocatoria de muchísimos raperos de altísimo renombre en las escenas de numerosas naciones. En sus pistas, que son un lujo tras otro, se escuchan rimas tan características y brillantes como las de Jonas Sanche, Urbanse y Titó, entre otros. Uno de los highlights sin dudas y sin sorpresas, a las espaldas de un drumless del productor esculpido con habilidad con las barras de Toteking.

• Cambalachhe— Lego Skillz
En los últimos días del año llegó el álbum del marplatense, del cual ya habíamos oído ciertos adelantos previamente. Con una reverencia al espíritu tanguero argentino y fabulosa poesía de jerga cotidiana (además de un feat de altísimo nivel con los muchachos de Kamada), Cambalachhe es posiblemente una bisagra en la carrera de Lego que sigue demostrando que llegó para quedarse.

• Funky Fresco — Akapellah, Lil Supa
La fusión alquímica entre dos de los venezolanos más importantes de la escena hace ya muchos años no decepciona. Track tras track el disco cobra más valor en términos conceptuales, partiendo incluso desde el arte de tapa, pasando por la producción y aterrizando en el mestizaje de géneros y estilos. De lo más atractivo del 2020.

• Sempiterno — Sexto Zen
Necesariamente parte de esta lista de lanzamientos, justamente por la marca diferente de este álbum en cuanto a esencia e identidad. Una de las pruebas más actuales de los lejanos alcances del rap latino en temáticas y personalidades. Del under, con mucho trabajo y una inusual combinación de ideas y ópticas. Único.

• Bars Collection — Brapis
El disco solista de uno de los representantes más valorados del rap del Cono Sur se convirtió desde el instante de su promoción en una colección de colaboraciones con raperos deslumbrantes. La estructura y la calidad del disco lo vuelven uno de los hitos del año, sin espacio para las dudas.

• C.R.A.C.K.— Jonas Sanche, Lil Supa
Un choque en el que el chileno y el venezolano, alzados actualmente como dos de los raperos más importantes de Sudamérica logran combinar similitudes y diferencias para entregarnos una producción de cinco tracks con aroma a lo mejor de las décadas de los ‘90 y los ‘00 y una pizca de modernidad impecable.

• Desenchufados #2 — Urbanse, Veeyam
Realmente una producción audiovisual a modo de jam, la segunda entrega de esta serie superó incluso a su anterior edición. El beatmaker y el rapero generan un ya conocido maridaje como pocos otros, una combinación muy disfrutable y que dejó más que contento a su público.

• Una Niña Inútil — Cazzu
Con una producción visiblemente influyente de Choclock, Dano y Lex Luthorz pero sin perder el carácter clásico de una de las trappers más significativas de los últimos años, el disco nos ofrece un costado distinto de la artista que experimenta con el R&B y otros géneros más relajados a los que le solíamos escuchar, parte de una oleada que en Latinoamérica cobra más y más fuerza.

• Barras — Núcleo aka Tintasucia
El rapero del conurbano bonaerense sigue a todo motor demostrando que tanto como productor como frente a un micrófono evoluciona a la par de la escena, presentando un subidón fuerte en cuanto a elección de beats y dejando como siempre impresa en ellos el rap barrial que lo identifica hace más de diez años.

• Juegos de Azar— Doble Porción & the Colombians
El arte de tapa, la lista de instrumentales, la lírica, las voces. Todo encaja para formar un revolucionario álbum que tiene todos los ingredientes precisos para llevar el rap colombiano de calidad a oídos de todo territorio oyente de rap en español.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (1)
  • comment-avatar
    Gustavo Woltmann 6 meses

    Tremendas Joyas las que nos regaló el 2020, no fue tan mal año después de todo.
    -Gustavo Woltmann.

  • Disqus ( )