DEF JAM RECORDINGS: ÍCONO HISTÓRICO DEL HIP HOP

DEF JAM RECORDINGS: ÍCONO HISTÓRICO DEL HIP HOP

Un emprendimiento que se transformó en un gigante de la discografía, y que acompaña y da forma al desarrollo del género hace casi cuatro décadas. Repasamos la historia de la compañía de Nueva York por la que pasaron algunos de los nombres más importantes del rap.

Por: Flor Viva (@florviva)

A lo largo de la historia de la música hay hitos cruciales para el desarrollo de distintos géneros y subgéneros. Ya existían algunas firmas discográficas que lanzaban producciones de hip hop en aquellos tiempos, pero la fundación de Def Jam Recordings definitivamente fue uno de esos momentos bisagra para la música a nivel mundial. 

En 1983, el hip hop se encontraba todavía en su infancia, y por la mayoría de las personas aún era considerado un tipo de música para disfrutar aleatoriamente en fiestas más que para escuchar un disco entero. Ese fue el año en el que nació el proyecto que luego sería Def Jam, en el dormitorio de Rick Rubin en una residencia estudiantil de la Universidad de Nueva York. Rubin, que fue instruido en el manejo de consolas y en producción de hip hop por ni más ni menos que Jazzy Jay (DJ en la agrupación Zulu Nation de Afrika Bambaataa), originalmente había pensado el proyecto para darle impulso a su propia banda de punk: Hose.

De todas maneras, la intención de Rubin mucho tenía que ver con unificar la experiencia de oír un disco de rap con lo que se vivía al ir a ver raperos en vivo. Según una entrevista que otorgó junto a su fundamental compañero Russell Simmons al medio Noisey, habla de como lo más común en esa época era que las productoras sencillamente tomaran cualquier base de R&B e hicieran a alguien rapear sobre ellas, algo muy diferente a lo que era concebido como hip hop en el underground y en sus orígenes. Este manejo errado y la producción alejada de la identidad auténtica del género fue lo que dio el impulso a Rubin para poner su atención de lleno en el rap.

A este nido de iniciativa fue que llegó la arrolladora capacidad de Russell Simmons, quien sería su contraparte en el crecimiento de la firma y quien hacía tiempo era conocido, especialmente en Queens, por gestionar shows y fiestas donde el protagonista siempre era el hip hop. Simmons ejercía de manager para varios artistas del underground del rap, entre ellos, por supuesto, la banda de su hermano, Joseph “Run” Simmons: Run DMC. 

El primer producto de Def Jam finalmente fue el single “It’s Yours”, de T La Rock junto a Jazzy Jay, presentado en enero de 1984. Podría decirse que el momento en el que realmente nace la firma como tal es cuando Simmons y Rubin unen inversiones para poder presentar sus primeros trabajos a mayor escala, que abrirían la puerta al futuro de lo que sería la firma pero también a lo que sería el boom del rap de los ‘80. Estos fueron “I Need A Beat” de LL Cool J, y “Rock Hard” de los Beastie Boys, ambos también en 1984. De la mano del “bad boy” del rap y de los implacables tríos Run DMC y Beastie Boys, Def Jam no solamente daría su primer salto a la masividad y el éxito internacional, sino que dejaría clara su huella y su sello identitario en la música, algo que a pesar de idas y vueltas, subidas y bajadas, quedaría impreso hasta la fecha en todo lo relacionado a la firma.

Fueron los primeros singles de la firma los que le permitieron hacerse un nombre en el mundo discográfico, consiguiendo finalmente su primer acuerdo de distribución con CBS Records

A partir de este momento la historia de Def Jam se acelera y expande. No solamente se dedicó al hip hop, pero sí fue durante lo que duró la década e incluso la siguiente, la discográfica cuya historia más estuvo atada al género. Los nombres más relevantes del rap ochentero eligieron la firma para desarrollar sus trabajos y producciones. Sin ir más lejos, además de los previamente nombrados Beastie Boys, Run DMC y LL Cool J, que son historia del rap en estado puro, estamos hablando de otros referentes indiscutidos, como Public Enemy, o incluso artistas que llegaron a través de las firmas que se unieron a Def Jam o fueron creadas por sus mismos fundadores como spin-offs (como es el caso de Redman y EPDM vía Rush Associated Labels). 

Así, Def Jam logró no solo aglutinar sino también impulsar creativamente y proyectar al mainstream a figuras que se convirtieron en influencias para los raperos que luego abordarían los años noventa con la autoridad de haberse nutrido de artistas con mensajes tan identitarios, claros y potentes sobre instrumentales que fueron sin dudas pioneras en muchos sentidos, así como de la manera de producir, grabar y distribuir sus producciones.

Durante los siguientes siete u ocho años la discográfica tuvo que superar serios problemas. La rivalidad entre algunos de sus directivos hizo que Rubin se retirara de la firma y comenzara su propia empresa. También hubo duras situaciones relacionadas con lo económico a pesar de continuar lanzando algunos de los hits más importantes de la época, por lo que Def Jam decidió incluso vender parte de sus acciones a la gigante firma Sony, pero logró mantener vivas sus intenciones y sus formas en la mayoría de los casos. Finalmente, con el correr de los años Def Jam acabó encontrándose bajo el esquema empresarial de Universal Music Group, lo que de alguna manera le permitió ampliar sus horizontes, tanto musical como territorialmente: Def Jam comenzó a tener presencia en países europeos y a producir artistas de distintos lares. A su vez, se reorganizó para combinar sus aristas y componentes en lo que se llamó Def Jam Music Group, y pudo abrir una side-label con el objetivo de hacer foco en el R&B de manera particular: Def Soul Records.

Con las múltiples ventas pero también adquisiciones de diferentes proyectos discográficos en el exterior y en los Estados Unidos, las rivalidades dentro de su directorio continuaron, dando por resultado la partida de Lyor Cohen, miembro fundamental a través de los años en la compañía, hacia Warner Music. Uno de los hechos más curiosos de las idas y venidas corporativas en la historia de la empresa fue que realizó un acuerdo 50-50% con la discográfica dirigida por Jay-Z, llamada “Roc-a-Fella”, y nombraron al rapero como CEO de Def Jam entre los años 2004 y 2007.

Es imposible no considerar a Def Jam como uno de los elementos más importantes del rap en idioma inglés, especialmente teniendo en cuenta que durante sus siguientes décadas de existencia funcionó y funciona de hogar para música de The Roots, Logic, Nas, Rihanna, Kanye West, Pusha T, Big Sean y tantos otros. Y es fundamental también ver cómo artistas de renombre mundial pertenecientes a otros géneros han sabido incorporarse a su roster, como Lady Gaga, BTS o Justin Bieber.

Al día de hoy Def Jam sigue encontrando sus maneras de crecer y mantenerse vigente, algo que no muchas firmas han podido hacer a través de tantos años. Sin ir más lejos, en noviembre de 2020 se fundó su rama británica, dirigida por los hermanos Alex y Alec Boateng y llamada 0207 Def Jam. Anunciaron, además, que serían la firma en la cual se gestaría el próximo disco del deslumbrante rapero inglés Stormzy, una figura a nivel internacional de muchísimo peso que se suma al plantel de nombres míticos del rap asociados a Def Jam, la bestia discográfica perenne en la que se transformó aquella pequeña idea de un estudiante universitario fanático del punk en 1983.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )
A %d blogueros les gusta esto: