DANO: ARTÍFICE DE OBRAS MAESTRAS

DANO: ARTÍFICE DE OBRAS MAESTRAS

El revolucionario artista argentino-español es uno de los mayores referentes del hip hop hispano internacional. Hacemos un recorrido por su carrera e influencia y los motivos por los cuales es uno de los raperos hispanos más relevantes de la historia y un productor de élite.

Por Flor Viva (@florviva)

Dano es un artista completo en el sentido más pleno de la palabra. Las múltiples dimensiones en las que puede ser apreciado y analizado son asunto separado pero a la vez no tanto, ya que permiten reconstruir su identidad como artista para quienes lo oyen. Lo cierto es que la personalidad artística de Dano es muy característica y personal, es simultáneamente un creador de rap de culto y alguien que rinde culto al rap. Lleva esto a que le demos play a un disco o una canción que ha recibido su tacto en la producción y se note sin ninguna dificultad a pesar de no escuchar siquiera su voz. 

Ya son casi 20 años desde la conformación de su icónica crew de origen madrileño, Ziontifik, algo que hoy día puede ser mencionado entre los factores más relevantes de la historia del rap hispano. Desde aquel momento, Dano ha recorrido escenarios y estudios alrededor del mundo, ha pisado calles y ciudades que han fortalecido su conexión con algo que se puede palpar en su obra a cada lanzamiento: la pasión y el genuino interés por la cultura. Además de rapear, sus talentos como productor abrazan el sector audiovisual de las producciones en las que se involucra (pioneros con Ziontifik en este sentido al brindarnos “Black Ops” en 2011),  así como en cuanto a lo musical revolucionan producciones de artistas como Nathy Peluso o Cazzu, con productos que para cualquier conocedor de la música de Dano tienen su huella de manera muy clara.

Llena de ecos a lo mejor del rap de los ‘90 y los ‘00 de una manera reformulada, la discografía de Dano está teñida también de la característica más desafiante del rap desde su nacimiento: el mestizaje de géneros. Tomando su evolución como artista podemos observar cómo su recorrido por diferentes estilos y ritmos ha desmalezado el terreno como el de pocos otros raperos para encontrarnos hoy en día en un momento en el cual el rap hispano en general ha subido un escalón en este sentido, abrazando las influencias del rock, del jazz, blues y del funk como elementos que funcionan a modo de cimientos de muchas instrumentales, y abriendo la puerta a un firme R&B que actualmente va cobrando relevancia. 

Este perfil puede ser visto desde muchas perspectivas, pero hay dos que llaman la atención: es claro que antes que nada que Dano es un excelente oyente, un conocedor. Su apreciación de la historia y la identidad del hip hop a través del tiempo es demostrado permanentemente, de la mano con una interesada afición por otras áreas de la música que no hacen sino enriquecer los sonidos y las texturas que le escuchamos. Esto le permite ser sin lugar a dudas uno de los mejores a la hora de decidir sobre qué beat volcar sus líneas. Y aquí es donde pesa su talento y dedicación a la hora de combinar su poesía con los sonidos y las texturas que elige, que de la mano de productores y beatmakers de primera clase como Emelvi, Edac Selectah y Manu Beats nos han regalado ya algunas de las mayores obras del rap en español. Sampleos excepcionales también acompañan sus barras, a la vez que aportan un relato que echa luz por sobre lo que lo inspira y clava estacas en terreno ya conocido por la audiencia nutrida de diversidad musical. El eje alrededor del que todo gira sigue siendo la fuerte presencia de la caja y el bombo clásicas, complementado casi siempre por accesorios que imprimen identidades que nos sumergen en la personalidad de cada tema.

 

La pluma de Dano es de una delicadeza mayúscula en más de un aspecto. Para quienes gustan del análisis de recursos estéticos y herramientas del estilo, es de una especial importancia escuchar con atención los versos que escupe y su fuerte atadura a las instrumentales que navega, dejándonos momentos de coordinación silábica matemáticamente clavada. En cuanto a su poesía, Dano es capaz de tomar temáticas de lo más cotidianas (aunque no por eso poco profundas) y reformularlas con un potente lenguaje dejándonos frases que ilustran no solamente temas sino también sensaciones, recuerdos, e incluso aromas. Un autor con sabor cinematográfico, sabe plasmar imágenes en las mentes de quienes lo oyen. Bienvenido a Buenos Aires III” es uno de los casos más paradigmáticos: ilustra para todo un mundo elementos diarios, naturales, comunes de la vida de un porteño, iluminando a extranjeros y dando en el blanco para despertar emociones y déja vus en quienes lo han vivido.

Las colaboraciones musicales que ha transitado son una lista de referentes de excelsa calidad de distintas naciones: T&K, Willie Deville y Lil Supa se encuentran entre los más icónicos de su recorrido (los tres sumados a Dano resultaron en sonidos de escucha obligatoria), así como sus feats con su compañero Elio Toffana, o los cruces con Reels B y N-Wise Allah, entre otros, como pudimos ver en su último disco. Estamos hablando de “Istmo” (2019), una obra que puede ser considerada de lo mejor del año si de álbums hispanos hablamos, y que pide ser oída de corrido y ser permeable a las infinitas sensaciones transmitidas por el rapero en sus 14 tracks. Atravesando el bilingüismo, la heterogeneidad de temáticas y un buen abanico de  featurings, “Istmo” es una producción unificada y coherente, con algunos párrafos que tranquilamente pueden ser contados entre lo mejor de Dano y que además dan fe de su constante crecimiento como artista.

El argentino-español ya ha dejado entrever no solamente la pronta llegada de su próximo álbum, sino que sigue prestando atención y uniéndose con músicos responsables de innovadores y relevantes sonidos, como es el caso de Cruz Cafuné, y también el del rapper Titó, con quien acaba de lanzar el single “Real G’s”. Los fanáticos dan un sobresalto en las redes cada vez que notan una mención a la próxima producción de Dano, y eso sucede porque además de ser un artista que ha comprobado que sigue muchos años más tarde rompiendo techos de originalidad, talento y profundidad, es un rapero que hace crecer a su base de seguidores permanentemente a puro trabajo y cruzando líneas que la mayoría de los artistas del género quizás ni distinguen lejanas en el horizonte.

Como un puente firme entre España y Latinoamérica (territorio donde su influencia llegó como una aplanadora hace ya mucho tiempo), Dano es claramente uno de los artistas más respetados y admirados del rap en habla hispana, y una escucha obligada para entender la actualidad cultura hip hop a nivel internacional, portador y abanderado de una dedicación, una autoridad y un talento pocas veces igualado en las últimas décadas. 

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )