CRÓNICA: RELS B EN ARGENTINA

CRÓNICA: RELS B EN ARGENTINA

Era una noche demasiado fresca para la época del año en la que estamos, pero adentro de Crobar, se sentía el calor argentino preparado para recibir a Rels B junto con Itchy y Buco en su gira 2017-2018.

Por: Ludmila Cumo

Desde afuera, los jóvenes que no tenían su ticket, compraban las entradas en la puerta sin siquiera preguntar el valor de la misma. 

De a poco se llenaba el recinto y la música acompañaba a la ansiedad de todos los que estaban allí, conmigo incluida. De fondo sonaban traps nacionales e internacionales, hasta que comienza a sonar Hello Coto de Duki, y para mi sorpresa, la mayoría del público la coreaba como si el mismísimo Duki estuviese ahí mismo.

A medida que la gente fue entrando, comenzaron a cruzarse en mi camino figuras de la escena como Replik, Dakillah, Veeyam, Juancin o Dani. No era un evento cualquiera, era el evento de la noche y estaban todos invitados. El lugar estaba repleto, el triple de personas se hicieron presentes a comparación de su primer show en Argentina, el mes de marzo de este año en Palermo Club.

La gente estaba ansiosa, hasta que una voz suena y entra al escenario Tink a presentar el show de Klan, que hizo de telonero aquella noche. Su actuación fue excelente, luego de las polémicas surgidas en la final de El Quinto Escalón, volvió al escenario a dar un show para redimir lo sucedido, rompiendo todo en la previa del recital más esperado.

La gente coreaba los temas de Klan, acompañaba con las palmas e incluso, algunas mujeres presentes se animaron a bailar breakdance a pedido del MC delante de todos los asistentes. Todo se fogoneaba más y más. El rapero se despide agradeciendo a la organización y dando el pie para que Dani subiera al escenario. Unos momentos después, entra Buco, como siempre, alegre y preparado para enloquecer a la gente. Se presenta, y acto seguido revienta el lugar con el beat con más graves que escuché en mi vida, la base retumbaba en mi cabeza como si sonara desde adentro, y las voces de alrededor dejaron de escucharse por un momento. Todo estaba listo para que el show comenzara.

Sin presentación y sin más preámbulos, entra Rels B en escena, lo único que se podía escuchar en el lugar eran los gritos enloquecidos de los fans y la música de fondo que daría pie al comienzo de su show. Abrió su presentación con uno de sus temas más recientes, I know, acompañado de la nueva corista del equipo, Miss D, una mujer colorada que estaba vestida toda de negro, pero a lo único que le presté atención fue a su increíble voz, que parecía salida de una película, era casi irreal.

Había comenzado, lo que tanto habíamos esperado estaba pasando y se notaba, desde el balcón en el que estaba, pude observar al público todo el tiempo. No faltaban las manos arriba, los celulares en alto, las voces coreando los temas, los saltos e incluso las personas que armaban una ronda y bailaban al ritmo de los temas de Dani.

En varias oportunidades, Rels B cantó varios de sus temas a capella, desafiando a todos aquellos que creen que sus temas tienen auto tune o a aquellos que dicen que en sus recitales tiene que hacer playback. Con un whisky en la mano mientras cantaba Cuéntaselo a otro y ayudado por el público sin pista de fondo, Dani demostró que su voz es lo que le pone la impronta a su sello, y que sea en las condiciones que sea, puede cantar cualquiera de sus temas. Y así fue durante todo el show, consistente con el público que no bajaba su hype en ningún momento y sabía todas las canciones del repertorio de aquella noche.

El show llegaba a su fin, pidieron a los asistentes que iluminaran la sala con las linternas de sus celulares y el lugar se plagó de luces que provenían de los móviles de todos los que se encontraban allí. Como si fuesen estrellas en un cielo de noche, las linternas alumbraron el último tema de la jornada, Rock and Roll, uno de sus más recientes temas y uno de los más movidos de su repertorio. Todo fue fiesta, saltos y gritos, como dice el tema ‘’vente pa la fiesta que está que arde’’. Todos nos sentíamos como si fuese el primer tema, con las mismas ganas de saltar y cantar.

Llegó el momento de la despedida, agradeció a su público argentino, que lo celebraron con gritos y aplausos interminables, pero no querían que Dani se vaya. Con la gran impronta argentina, se empezó a corear ‘’una más y no jodemos más’’ al pedido de que tocara al menos otro tema antes de retirarse del lugar. Alentado por el público, cantó nuevamente sin pista de fondo un fragmento de un nuevo tema y finalmente se retiró del escenario.

Fue una noche que quedará para la historia, me resultó increíble ver su crecimiento en tan pocos meses, cómo logró en tan poco tiempo llenar un lugar tres veces más grande que el que ya había llenado el marzo pasado. Rels B notó el amor y el cariño de su público argentino, el rap internacional se respiró toda la noche y la emoción de la gente por escuchar a sus ídolos se hizo notar. Así como Rels B, tenemos a Bejo o Nathy Peluso, raperos españoles que están prontos a presentarse en nuestro país y ojalá sientan la calidez y el amor vividos en el show que dieron Dani y su equipo. El rap de habla hispana crece a pasos agigantados y se hizo notar en el terremoto de gente que Rels generó un viernes por la noche en la capital de nuestro país.

CATEGORIES

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )
A %d blogueros les gusta esto: