EL DESCONOCIDO MUNDO DEL BATTLE RAP BRITÁNICO

EL DESCONOCIDO MUNDO DEL BATTLE RAP BRITÁNICO

En el mundo hispano poco se sabe sobre las batallas de rap del Reino Unido, una potencia en la disciplina que cuenta con sus propios estilos y que tiene muchísimo para seguir ofreciendo. Hacemos un repaso por su identidad, su historia, y las ligas y competidores más representativos de la escena.

Por Flor Viva (@florviva)

 

Hoy en día las batallas de rap son una forma de entretenimiento que ha cobrado mucha resonancia a nivel internacional. Una disciplina hija del hip hop que permanentemente se mueve entre ser una cultura de nichos reducidos y generar espectáculos para miles de personas. En el Reino Unido esto también sucede, quizás manteniéndose más reservada a ciertos sectores de la audiencia de la escena del rap nacional, pero que aún así, incluso estando todavía con un pie en el underground en casi todos sus eventos, genera olas que repercuten en el mainstream.

Si hablamos de batallas en idioma inglés lo que siempre se suele nombrar es (quizás tomando la imagen generada por fuera de los círculos de conocedores a partir de la película ‘8 Mile’) el hecho de ser batallas de freestyle. La realidad es que al día de hoy lo más popular en el universo del battle rap angloparlante son los formatos mixtos entre escritas e improvisación y en muchos casos las escritas de por sí. La percepción que se tiene también consiste en elementos claros: choques de pandillas, barrios marginados de Estados Unidos, una violencia verbal bien explícita y que se ata a sucesos en las calles. Un poco de algunos de estos ingredientes tienen las batallas de muchas naciones, incluso en territorio británico. Sí es importante ver, de todas maneras, lo que la idiosincracia británica ha reformulado de varias de las cuestiones mencionadas. 

 

El humor británico, una categoría muy hablada pero poco conocida, forma parte de las características troncales de sus batallas: un approach satírico, sutilezas de gran importancia, cierta delicada ironía que puede tornarse crecientemente en una potente estrategia de ataque que termine en punchlines que sorprenden por lo sarcástico y por lo ácido. La puesta en escena es también un eje particularmente relevante que mantiene coherencia a través de los campeonatos en cada competidor. Perfiles que van desde lo excéntrico hasta lo narcisista, dejando ver incluso ciertos puntos de contacto con estilos como los de la old school argentina y española en los modismos de ciertas personalidades y arquetipos británicos.

Pueden apreciarse, recorriendo el archivo y la escena, ciertos estilos que (aunque admiten excepciones) tienden a pertenecer a ciertas zonas geográficas: es muy común percibir mucha crudeza y un afilado delivery en el norte inglés, en ciudades como Manchester, Liverpool o Sheffield; como también cierto perfil más musical y que gusta de jugar con recursos estéticos en el sur, como en Brighton o Londres. En Irlanda del Norte y en Escocia los estilos varían y hay un fuerte arraigo de la cultura particular de estos territorios, pero sí tienen en común el buscar las chispas rápidas y los punchlines que descoloquen absolutamente al oponente; mientras que en Gales, por ejemplo, se intercalan punchlines sobradores con un humor muy característico y que se gana a la audiencia.

Si rebobinamos un poco la historia de la disciplina en el Reino Unido, vemos que la primera organización en organizar y filmar batallas a nivel más profesional fue Jumpoff , que con su competencia Spin The Mic supo aprovechar y canalizar las energías que ya existían en el territorio del freestyle y del hip hop donde las batallas hasta ese momento (2005) eran mayormente informales y con un público circunstancial. Por esta competencia llegaron a pasar hoy importantes figuras de la música y el entretenimiento como Asher D, Riz Ahmed y Professor Green.

 

 

A partir de esa primera explosión en el under, competencias comenzaron a nacer en todo el territorio, más específicamente en los mayores centros urbanos, y comenzaron a trazarse lazos internacionales con ligas de otros países de habla inglesa como Canadá y Estados Unidos, incluso llegando a organizar las World Rap Championships (WRCs). Desde allí todo fue crecimiento hasta la actualidad en producción y también en cuanto a habilidades líricas y el foco en lo habilidoso de los competidores con el florecer de la liga más longeva de las que actualmente continúan, Don’t Flop, que es considerada históricamente como la liga más representativa de todas, y otros torneos de altísimo nivel como las Premier Battles organizadas por el ícono del battle rap mundial Shotty Horroh, un productor y competidor de Manchester que representa de la mejor manera posible el estilo y el carácter de las batallas británicas.

El peak de viralidad de las batallas en el Reino Unido llegó entre el 2011 y el 2013, con ciertos momentos épicos y que manejan una de las mejores cualidades de la cultura local de manera fabulosa: el elemento de la sorpresa. La curiosa batalla entre el docente Mark Grist y el joven Blizzard llegó a sectores donde las batallas no habían llegado, y se sumó el claro paso de fuertes íconos del under a la escena mainstream, entre otros factores cruciales. También comenzó a explorarse más el área de las batallas 2vs2 y 3vs3, algo que tiene su representación en las competencias que organiza Red Bull entre zonas geográficas o ciudades.

Al día de hoy los estilos mutaron muy claramente de una manera bastante similar a como ha sucedido en nuestro idioma. Desde la explícita vulgaridad y la brutalidad de las imágenes que se creaban al momento de enunciar, se pasó a una especial atención al contenido de peso, a los elementos líricos y estéticos, a la astuta estrategia y a la, siempre elemental, puesta en escena, demostrando que nada de todo esto resta agresividad al momento de atacar al rival.

 

 

Del mundo del freestyle y de las plazas y tarimas británicas han salido exponentes del rap como la brillante Little Simz o el épico Stormzy, e incluso hay recientes revelaciones musicales que han nacido allí, como el joven Izzie Gibbs. Sin embargo todavía en la actualidad del mundo del battle rap, podemos encontrar a artistas y competidores para resaltar. El presente y los últimos años de competencias cuentan con excelentes referentes de los diferentes estilos de esta parte del mundo: Shotty Horroh es sin dudas de los más relevantes, así como Shox The Rebel, Tantskii, la agilísima C Cane, Raptor Warhurst, el escocés Soul Of Fife, Unanymous, entre tantos otros. 

El Reino Unido cuenta con excelentes enfrentamientos, ligas y competidores para todos los gustos, y para quien tenga un manejo avanzado del idioma y al menos básico de la cultura británica es un exquisito mundo competitivo que tiene la dinamita que tanto agrada de las batallas de rap en todo el mundo sumada a una particular identidad local.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )