EL REGRESO DE BABI A LAS BATALLAS

EL REGRESO DE BABI A LAS BATALLAS

Este jueves cuatro de febrero Urban Roosters hizo pública la batalla de exhibición impulsada por Valorant en donde participó Babi the Blackbull. El histórico MC se mostró fiel a sí mismo y al estilo que ha mantenido por más de una década. Su presencia en esta exhibición deja las expectativas abiertas; ¿cómo le fue a Babi en la batalla?

Por: @Espinosa_lol_

Es la primera ocasión en que Babi compitió en el formato FMS. Sumado, es la primera vez que una batalla de esta competencia se lleva a cabo con duplas y, encima, la primera ocasión en que uno de los integrantes del jurado hace dupla/se enfrenta con los actuales competidores de la liga. En 2020 Babi ya había estado en algunas exhibiciones en la competencia junto a los jurados españoles (Kapo 013, Estrimo, Noult y Soen), pero estas ocasiones fueron diferentes porque se trataba tan solo de unos minutos y sin formato alguno.

El estilo de Babi está basado en la velocidad; no en la manera en que lo hacen otras figuras como Chuty o BTA, sino como una constante casi sistemática que le permite extender el impacto del discurso y apuntalar la fuerza del punchline. Esta clase de improvisación es característica de Blackbull como de otros referentes de la década pasada ―incluso también de la del 2000 a 2010―, como se puede notar en Invert y Chester, quien compitió nuevamente en Red Bull en 2020. De esta manera, el ingenio como soporte de la agresividad se convierte en el mejor amigo de su manera de fluir. 

Estos rasgos que definen al MC estuvieron presentes en esta batalla de exhibición. Babi, junto a Tirpa, enfrentó a Mnak y Mr. Ego. De la mano del videojuego shooter en primera persona llamado Valorant, el nacido en Mallorca tuvo su regreso con muchísimo apoyo del resto de jurados y competidores presentes. Desde la entrada de la base para el primer round, Babi se mostró seguro, atingente, emocionado y hasta ansioso. Apenas comenzó la base y Babi ya estaba rapeando, aun cuando las palabras del Easy Mode todavía no estaban en pantalla.

Cada ronda tuvo como estímulos palabras ―o imágenes, en el caso del Random Mode― relacionadas con el videojuego. Durante las primeras dos modalidades, Babi utilizó todas las palabras y, en algunos casos, giró los conceptos. Quizá los puntos destacados de Babi en esta batalla fueron al inicio del primer minuto libre y a lo largo del deluxe, con la puesta en escena y el ingenio característico de él. Sin dudas, el de Mallorca dejó ver que sigue siendo competitivo y se mantiene apegado al estilo que mostró en la anterior década. El actual jurado de FMS España luce preparado para competir; ¿llegrá su regreso definitivo a las competencias?

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )
A %d blogueros les gusta esto: