SE CUMPLEN 5 AÑOS DEL BICAMPEONATO DE DTOKE EN RED BULL

SE CUMPLEN 5 AÑOS DEL BICAMPEONATO DE DTOKE EN RED BULL

Por: Elías Delsalvio (@EliasDelsavio)

29 de octubre del año 2015. El Parque Centenario se preparaba para ser testigo de uno de los eventos más impresionantes del freestyle en Argentina. La voz de Misionero y su saludo inicial, en compañía con los beats de fondo de DJ Stuart, darían comienzo a una nueva edición de Red Bull Batalla de los Gallos y una final nacional que, a posteriori, sería catalogada como una de las mejores -sino la mejor- de la historia del país sudamericano, gracias a los nombres que la conformaban y al nivel demostrado por los participantes.

Varios fueron los condimentos que generaban un hype especial previo a la competencia y que también hizo que durante el evento vaya aumentando la adrenalina. Los nombres que se presentaban eran un atractivo por sí solos. Papo, Kodigo, Tata, Wolf, La Joaqui, un joven Acru y la vuelta del campeón: Dtoke, aquel que en el 2013 había dejado al mundo a sus pies y que volvía tras un año a buscar su bicampeonato para ir a Chile y representar a su bandera una vez más.

Además de los nombres per se, el contexto en general era algo a tener en cuenta. La rivalidad entre históricos, como Kodigo y Dto y Papo, con los antecedentes cercanos de batallas cada vez más tensionadas, sumado a alguna rispidez también con Tata; por otro lado, las promesas que venían a ganarse un lugar, intentando pisar fuerte en una nacional y generar una sorpresa en la búsqueda de llegar lo más alto posible.

En todo este ambiente, Dtoke comenzaría su camino hacia el bicampeonato. El debut no sería fácil: a pesar que el MC de Zona Sur comenzaría a demostrar su capacidad de generar punchlines, su enfrentamiento frente a Lujo fue un tanto irregular y todo culminó en una réplica, la cual ganaría y sellaría su clasificación a cuartos de final, donde se encontraría con Wolf, un viejo conocido de la época del Halabalusa, a orillas de la estación de Claypole.

El enfrentamiento con el Lobo marcó una ventaja más grande para el campeón internacional. Mostrándose más suelto respecto a su ronda previa y ya con un nivel propio de lo que sabía dar, los jurados lo dieron como ganador de forma dividida con dos votos por sobre uno y, de esa manera, llegaría a las semifinales. ¿El rival? Tata, quien había eliminado a Kodigo en una batalla histórica y alejado la posibilidad de ver un enfrentamiento que muchos querían ver por el morbo que provocaba. Sin embargo, este cruce no era algo menor, se hablaba de dos campeones nacionales y un duelo con historia.

Se habían enfrentado en la Final Nacional del 2012 y Tata había dado una demostración de freestyle, en una época que lo tenía en lo como gran referente de Argentina. En una batalla que transcurrió argumentalmente por cuestiones organizativas de aquel primer evento dónde se cruzaron, el flow de Tata y los acotes de Dto, mostraban la posición de cada uno y se veía la paridad del duelo. De esta manera, y tras una réplica, Gastón logró tomarse “revancha” y llegar a la final en busca de un nuevo campeonato.

Shecka era el nombre del retador. La sorpresa que había traído esta Red Bull, eliminando en semis nada más ni nada menos que a Papo y previamente a Danyelus y Shair. La final enfrentaba a la revelación y al histórico. A pesar de lo que muchos podían pensar, se vio un Shecka muy suelto y la batalla fue un intercambio constante de punchlines que dejó como resultado una réplica. En esta última ronda, también pareja, a Dtoke se lo vio con la crudeza característica, jugando incluso con la tribuna de participantes, con Kodigo y con una seguridad para consigo mismo que explicitó luego de su última rima: “Me voy para Chile”, sentenció.

Y así fue. Sony, Núcleo y Juan Ortelli, jurados aquella noche, levantaron los carteles con su a.k.a y así Gastón Serrano, el pibe de la zona sur del Conurbano bonaerense, lograba consagrarse por segunda vez como campeón de la Red Bull Batalla de los Gallos Argentina. En un evento que quedó marcado por los nombres, los enfrentamientos, el nivel y alguna polémica, entre otras cosas, Dtoke llegó a lo más alto de la escena como en el 2013, se colgó la medalla dorada una vez más y demostró por qué es uno de los gallos más preponderantes de la historia argentina, mundial y cuán merecido tiene todos sus logros.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )