VERSUS #1: ANALIZANDO CHUTY VS WALLS

El casi invulnerable contra la magia emergente. Para tantos, el presente contra el futuro. En realidad, un duelo de dos presentes irrevocables. En esta primera edición semanal de VERSUS, situaremos la lupa en una contienda sin precedentes: el primer encuentro competitivo entre Chuty y Walls.

Por: @darkeyz_

El freestyle está en auge. Como cúspide de años de dedicación, incansable evolución y superación de opiniones juiciosas, las competiciones de rap improvisado ya son una realidad irrevocable, un movimiento cultural masivo en los países de habla hispana. Es tiempo de batalla. Muchos son los ladrillos que se incorporan al Hall of Fame de batallas trascendentales, ese selecto club de duelos que marcan un antes y un después en el hilo cronológico del free. VERSUS nace con la idea de detenerse semanalmente en una de esas piezas, profundizando en las claves más ocultas de contiendas recientes que no caerán en el olvido. Hoy, nos detenemos en el encuentro entre el presente y el ya presente futuro español. Walls VS Chuty. Es tiempo de batalla.

Mantener un invicto nacional de aproximadamente dos años es un hito que hace juicio a la persona de Sergio Castro Gisbert. El actual prodigio entre prodigios de la nación europea sigue forjando su leyenda. Su renuncia a la plaza nacional de Red Bull que obtuvo tras su título en el WiZink Center no ha implicado ningún tipo de receso en su rendimiento: Big Battle, Batalla de Maestros Madrid… y ahora Reyes del Freestyle. Chuty es la impecable ejemplificación de un competidor profesional. En sus pertenecientes palabras: “nunca me voy sin sudar camiseta”.

El segundo bicampeón del toro rojo español se ha labrado una presencia temible en el marco del panorama. Y es que, formar parte de una regional de BDM como el centro de mil miradas, como ese titán con el que docenas de amenazantes promesas anhelan medirse, no es sencillo. Chuty tenía mucho a perder y, no obstante, ganó en todos los sentidos. La clave del madrileño, obviando su pulida técnica, su incalculable ingenio comparativo y su álter ego casi endiosado, es un entrenamiento de una magnitud absoluta. La rutina profesional por la que ha apostado Chuty tras decidirse por su plena dedicación al freestyle se manifiesta a través de una incesante mejora en la coherencia de sus barras, las respuestas estructuradas y la lucidez en sus equiparaciones. Los ingredientes del TNT de Chuty parecen no tener límite.

Walls, por otro lado, presenta otro tipo de circunstancias. El MC murciano, encauzando su carrera tanto de competidor como de artista, ha brillado en sus momentos de magia y se ha sobrepuesto ante sus contratiempos. Ginés revolucionó la Red Bull barcelonesa, asombrando a aquellos que lo desconocían y satisfaciendo a los que apostaron por él tras su victoria en la Gold Battle murciana. Walls es un MC notablemente equilibrado, dominante de técnicas habidas y por haber. Además de haber desarrollado un ingenio repleto de vocabulario y de un versátil control de temáticas, que parecen haber eclipsado su meticulosa métrica, el campeón nacional de BDM cuenta con una magia que puede hacer frente a la perfecta ejecución de Chuty.

Resultado de imagen de elestilolibre walls reyes del freestyle

Así pues, el enfrentamiento de cuartos de final de Reyes del Freestyle era más que sugerente. El campeón nacional de Red Bull frente al de BDM. La casi invencible ejecución frente a la espontánea magia. Así fue como Walls y Chuty dejaron huella en Murcia.

En presencia de un público eufórico, conocedor de lo que podrían brindar los próximos minutos, los MC’s recibían la temática a tratar: máquina VS humano. Dos conceptos de tremenda dualidad entraban en la ecuación de este más que sugerente choque. Cumpliendo lo pronosticable, Chuty debía defender a la máquina, defendiendo Walls el concepto de humano. Los gritos aumentaron ante el primer bombo de la base de Baghira ‘a tribe’. Walls mostró hambre de victoria desde el primer patrón, realizando un minuto en el que atacó a Chuty por su condición de máquina, destacando el esfuerzo humano en frente de la programación y actitud robótica de la que tachó a su rival.

Resultado de imagen de walls vs chuty

Walls y Chuty protagonizaron su primer choque competitivo meses después de su exhibición en Córdoba

A continuación, y tras la cuenta atrás de la excitada muchedumbre, el madrileño empezó con uno de los dobles sentidos que lo caracterizan, usando los términos ‘inteligencia’ y ‘artifical’. Chuty apostó por arremeter contra la defensa del rival cuestionando los valores y la voluntad humana, mientras se metía de lleno en su papel exaltando a las máquinas  y, además, respondía los conceptos usados por su rival. Tres en uno: impecable. La estrategia y la anticipación mental de Chuty no dejan de sorprender: responder, adoptar un papel y desprestigiar otro en un solo minuto que hay que detenerse a apreciar con calma.

De este modo, irónicamente, la desenvoltura propia de una máquina ofrecida por el de Madrid se imponían levemente ante un minuto de Walls absolutamente digno. Subsiguientemente, Chuty efectuó el inicio de la ronda a dos compases con destacada fluidez, a la que Walls respondió con visibles problemas ante el beat de trap. El laureado Sergio, mostrando de nuevo la táctica que lo caracteriza, ejecutó una acometida sobre la no adaptación que mostró el murciano. Sin embargo, Walls no había pronunciado sus últimas palabras. Imponiéndose ante la adversidad tal y como suele hacer, respondió los ataques del de Freenetiks con contundencia y un adecuado acoplamiento a la instrumental. Los recursos de las derrotas de ambos MC’s, presentes en ataques y respuestas, y la implícita contraposición de Dios frente a héroe prometido predominaron en todo momento.

En el transcurso de una ronda que no tuvo el mejor inicio imaginable para Walls, las circunstancias se invirtieron durante los últimos segundos.  La magia del murciano entró en juego. Y es que no es una tarea para cualquiera saber aprovechar uno de los cada vez más escasos errores del bicampeón, hecho que Walls realizó sin titubear. Por ende, el local terminó adueñándose del fuego murciano, elaborando dos ataques encarnizados: el primero, aludiendo a su primera batalla (exhibición en la Fresh Battle cordobesa) utilizó de nuevo el concepto del ateísmo frente a la divina figura del de Madrid y el segundo cuestionando el trono que este preserva. Cierre sanguinario.

 Asimismo, la réplica fue una realidad. A pesar de que la superioridad del primer turno del campeón de la Master Series y el perfecto inicio con el que ejecutó la ronda bis a bis, la réplica brindada por el final de ronda inexorable de Ginés estaba lejos de ser injusta. La epopeya de Walls era palpable.

En la prórroga, de nuevo, la contraposición entre talento y entrenamiento apareció como trasfondo intrínseco. Tras unos primeros patrones en los que la contienda permaneció igualada con ataques y respuestas de ambos MC’s, el representante internacional supo mantener la sangre fría que lo caracteriza, reconquistando el terreno perdido con dificultades pero con seguridad. A su vez, Walls no desistió en ningún momento. Sin embargo, la imposición de Chuty se antojó como casi inevitable.

La que tenemos delante podría suponer la primera edición de un duelo destinado a marcar los próximos años de la hegemonía española. Un claro aspirante al trono frente a un emperador que no titubea ante sus pretendientes. El Chuty VS Walls tiene considerables posibilidades de convertirse en una rivalidad apoteósica a nivel competitivo profesional. Un combate que podría nutrir a España durante años. No cabe duda: España tiene presente y futuro. Y Chuty y Walls son ambos.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (1)
  • comment-avatar
    Rojo 2 años

    Este es el mejor artículo que se ha escrito en esta casa. Mis felicitaciones a @darkeyz_ una revisión de primera. He disfrutado mucho leyéndola.
    Seguid así.

  • Disqus ( )