PAPO Y TATA EN RED BULL: POSIBLES BICAMPEONATOS

PAPO Y TATA EN RED BULL: POSIBLES BICAMPEONATOS

La lista de los 16 seleccionados para Red Bull Argentina 2020 incluye a dos de los anteriores campeones de este torneo. Repasamos sus carreras y nos preguntamos: ¿cuántas chances hay de un bicampeón este año?

A medida que se acerca la Final Nacional de Red Bull Argentina, los pronósticos y la tensión crecen, ante todo, por el devenir de los intentos de bicampeonato en la gran noche de los gallos albiceleste.

Por: Flor Viva – (@florviva)

Varios campeones han intentado llegar al doble cinturón de Red Bull a través de los años, el título que más peso simbólico tiene a nivel histórico y actual en Argentina, de la misma manera que la tiene en otros tantos países hispanos. Nuestro único bicampeón hasta la fecha es Dtoke, el icónico freestyler de la Provincia de Buenos Aires que tiene en su haber los triunfos nacionales de los años 2013 y 2015, además de su campeonato internacional al representar al país en la primera de esas dos ocasiones.

Este año, son dos los previos campeones que se encuentran entre los 16 clasificados a llevarse la edición del 2020, una edición tan inusual como histórica incluso antes de comenzar por el plantel de competidores que se harán presentes.

En el caso de Tata estamos hablando del primer MC campeón luego del parón de Red Bull. La edición del evento en la que este freestyler oriundo del oeste del Gran Buenos Aires se llevó el oro, el 12 de noviembre de 2012, no contó con evento internacional luego: la recompensa fue un viaje a Madrid donde junto a los campeones nacionales de otros países grabaron un disco en “El Matadero”, un estudio de Red Bull Music en esa ciudad. Este año se cumplen 12 años desde su debut en las tablas, cuando en 2008 se enfrentó al Misionero y perdió en preliminares. Cuatro años más tarde, y gracias a Tata, Red Bull vio su primer doble tempo claro y concreto: en octavos de final y versus, justamente, Dtoke, dejó su primera huella marcada a fuego en la historia de Red Bull en Argentina y del hip hop nacional. “¿Miedo? Wacho, yo no le tengo miedo a nadie” lanzó a centímetros del rostro de Dtoke, con todas sus barras sólidamente montadas en el beat de una manera que pocas veces era vista por esos años.



Su regreso a la competencia en 2015 nos dejó dos de los minutos más épicos de la historia del torneo, sus dos brillantes rounds contra Kódigo en un contexto personal y profesional entre ellos que les agregaba el impulso necesario para dejar una batalla importantísima para el ambiente y el circuito de ese año. En el 2017, cuando Tata volvió a buscar el bicampeonato, eliminó a Cacha en octavos y recibió una derrota por parte de Dozer en cuartos de final en una de las batallas más largas de la jornada tras tres réplicas.

Quizás la irregularidad de Tata y sus dificultades con ciertos formatos en el pasado cuentan como una desventaja, pero es precisamente la imprevisibilidad de este competidor es lo que nos ha llevado siempre a sus sorpresas y grandes momentos en el circuito de freestyle, un MC del que no se duda cuando hablamos de improvisación y con un estilo auténtico, atado al beat y con mensajes muy interesantes.

El segundo competidor en busca del doble cinturón es uno de los freestylers que más nos ha regalado grandes momentos de nivel durante los últimos 10 años. Papo, el marplatense que se llevó el primer lugar en 2016, es el MC con más participaciones en el campeonato: desde el año 2012 que ha participado en todas y cada una de las ediciones —con excepción de la del 2019—, y llegó a la final en 3 ocasiones. Su perfil es uno de los más completos del panorama hace ya muchos años, lo que brinda un valor agregado: es un competidor que no solamente cuenta con una variedad de talentos y habilidades muy amplia, sino que ha sabido evolucionar ante formatos, tendencias y generaciones nuevas, con la capacidad de enfrentarse a toda clase de rivales. Sus técnicas han marcado e influenciado a muchos otros freestylers de la escena actual, y sus skills son internacionalmente reconocidas, además de ser de los pocos competidores que pueden combinarlos con un flow bestial y una de sus mayores cualidades: una excelsa puesta en escena. En la FMS, la liga donde la regularidad es de lo más crucial, Papo pudo llegar a la final en las dos ediciones de la competencia, la primera vez frente a Wos y la segunda frente a Trueno.


En este inusual escenario que nos presenta el 2020, la competencia se realizará sin público, algo que seguramente ponga en jaque a algunos MCs y beneficie a otros, que quizás son afectados de distinta manera por las preferencias del público al momento de la competencia. En el caso de estos dos MCs quedará por ver cómo se plantan frente a esta situación, pero es muy posible que en el caso del marplatense le aporte un cierto condimento nuevo a su freestyle, ya que varias veces se ha visto influenciado por un público reacio a su victoria; es una oportunidad para demostrar que su talento puro sigue allí y ponerlo a prueba frente a competidores experimentados como él y otros más frescos en la escena nacional.

Dos campeones con perfiles muy diferentes: un rapper muy enfocado a poder probarse, demostrar que sigue teniendo nivel y puede lograr dejar su mejor desempeño en la tarima, y un MC competitivo, con ansias de victoria y la regularidad que le permite estar presente en la mayoría de los torneos de alto nivel dentro y fuera del país. Dos de los ingredientes que hacen de esta nacional la de más hype y expectativa de los últimos tiempos.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )