FRESCOLATE: PIONERO DEL FREESTYLE Y DEL BREAKING

FRESCOLATE: PIONERO DEL FREESTYLE Y DEL BREAKING

El primer campeón internacional de Red Bull Batalla De Los Gallos también dejó su marca en la cultura hip hop como b-boy.

Por Macarena Varela (@macaliguori)

Sebastian Paoli a.k.a. Frescolate marcó un antes y un después en la escena del freestyle al consagrarse campeón de la primera edición de Red Bull Batalla de los Gallos Internacional en 2005. Así como también obtuvo el título del primer campeón argentino en ganar la competencia de freestyle más importante en habla hispana. Aunque su trayectoria y aporte a la cultura del hip hop se remonta a mucho tiempo atrás y está ligada al breaking.

Me hice b-boy porque me gustaba la música, pero no puedo decir que era parte del hip hop. Ni siquiera lo entendía”, confesó recientemente en una entrevista realizada por Hernán Panessi para El Planteo. Su primer acercamiento a esta rama del hip hop fue a los 12 años, cuando vio a unos jóvenes bailando en una matinée de Lomas de Zamora y la disciplina lo cautivó por completo.

Mientras estaba en la escuela, “lo único que quería hacer era cambiarme de ropa, tirarme al piso y hacer algo. ‘Tengo que sacar un paso, el más trucho que sea, quiero hacer esto para siempre’”, eran los pensamientos que se cruzaban por su cabeza en aquel entonces. Claro que era un sueño muy difícil de concretar. Fresco recuerda: “Prácticamente éramos extraterrestres. No nos dejaban pasar a los boliches. No había lugar para nosotros. Por eso somos callejeros, nuestro lugar está en la calle. La calle era el único lugar donde podías bailar sin problemas”.

Así como muchos MCs comenzaron a rapear ‘a la gorra’ en la vía pública o en transporte público para ganar algo de dinero, Fresh lo hizo a su modo: “Cuando empecé a bailar en la calle, juntaba plata y me iba a comprar CDs”. Uno de esos primeros álbumes de rap que tuvo en su poder fue The Slim Shady LP (1999), de Eminem y compilados que le servían para bailar. 

En su adolescencia ya llevaba muchos años bailando y entrenando pasos de break. “Bajaba trucos que no hacía nadie, cosas que hacían en Estados Unidos”, gracias a que un amigo suyo, Rasta, que viajaba a Norteamérica y le traía material audiovisual para poder imitar. “En un momento, tuve la colección más grande de campeonatos de breakdance”, afirma y agrega: “Juntaba plata y la gastaba en eso. Mi vicio era el baile.” Su pasión por esta disciplina hizo que decidiera anotarse en concursos y su talento como b-boy trascendió fronteras. Frescolate pudo demostrar su habilidad en los países limítrofes: Chile, Uruguay, Paraguay y Brasil. Incluso llegó a ganar un campeonato sudamericano con un grupo de breakers.

Tiempo más tarde llegaría su etapa como MC. Las batallas de gallos eran algo desconocido para la gran parte del público aficionado al rap en español. “No había referentes de competencia en castellano. No teníamos a quién copiar”, recuerda Frescolate. En 2002, el éxito de 8 Mile, la película protagonizada por Eminem, revolucionó la escena del hip hop mundial. Miles de chicos en todo el mundo comenzaron a interesarse por el rap improvisado y competitivo que se veía en el film. El joven argentino no fue la excepción.

Me empecé a preparar para la competición. Le tiraba a alguien imaginario. Era una forma de practicar ataques. Que vayan saliendo los descansos, los punchlines”, dice. Así creó su estilo como competidor con el que logró alcanzar el mayor título dentro del circuito competitivo de freestyle. En 2005, Frescolate dejaría su huella en la historia del hip hop como el primer campeón internacional de Red Bull Batalla De Los Gallos.

 

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )