EL QUINTO ESCALÓN CIERRA SU HISTORIA CON DTOKE COMO CAMPEÓN

EL QUINTO ESCALÓN CIERRA SU HISTORIA CON DTOKE COMO CAMPEÓN

Casi 10.000 personas vivieron en el Microestadio Malvinas Argentinas el final de la competencia que revolucionó el ambiente del freestyle. Como no podía ser de otra manera, Alejo y Muphasa cargaron con una noche histórica.

El puntapié inicial fue una batalla entre dos pesos pesados: Jony B y Midel. Aquella, fue un presagio de lo que sería el transcurso de los enfrentamientos en el barrio de La Paternal. El lugar, casi repleto, no paraba de festejar; claro, los cruces fueron estratégicamente armados para que el público disfrute. Y así fue. La competencia que se mantuvo durante cinco años captando e innovando la escena Nacional tuvo una noche para conmemorar.

Con la rápida eliminación de los internacionales, quedaba vía libre para que el nivel argentino ratificara su momento. El campeón, a fin de cuentas, fue uno de los favoritos: Dtoke. Quizás para muchos esa no sea la sorpresa, sino más bien su nivel demostrado: técnicas, punchlines y hasta doble tempo. El renovado freestyler argentino avasalló con sus competidores y hasta tuvo su momento para recibir una reverencia de rodillas por parte de MKS, su competidor en semifinales, que se rindió ante él y, casi de forma tácita, lo coronó como el ganador. Por el otro lado de la llave, arremetiendo contra difíciles rivales, venía Wos – actual campeón argentino de Red Bull -, quién se topó con un Dtoke con ganas de revancha (por aquel evento del Quinto en Groove) y sin piedad.

La noche tuvo grandes  enfrentamientos, como el del español Force contra Cacha en dieciseisavos, la ya nombrada semifinal de Mks y Dtoke, y un cruce en octavos entre este último y Sony. Todo aquello, junto con los demás cruces, hicieron vibrar el Malvinas, que era una caldera batalla tras batalla.

El cierre fue casi un reflejo de la importancia que tuvo El Quinto Escalón. No fue sólo una compe de plaza que tuvo su crecimiento y se pasó a escenario – aunque eso, obvio, ya es más que meritorio -, sino también una vidriera para el país y una cuna de grandes artistas que hoy están dedicados de lleno a esto. El broche de oro fue este: el acompañamiento del público en un lugar de esta talla, con un nivel enorme, y con una alegría gigante. Ya habrá tiempo para extrañarlo. 

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )