MUPHASA: ”EL RAP ES LO QUE UNO QUIERA” (ENTREVISTA – PARTE 1)

MUPHASA: ”EL RAP ES LO QUE UNO QUIERA” (ENTREVISTA – PARTE 1)

Hoy tenemos el placer de hablar con uno de los fundadores de El Quinto Escalón, la competición callejera más grande de todas. Muphasa repasa el pasado, presente y futuro de la competición argentina en una entrevista muy sincera y cercana. El esplendoroso boom de la competición del Rivadavia fue tal que formará parte del jurado nacional de Red Bull Argentina. Desde el ámbito urbano, hasta el éxito mundial, Muphasa ha tratado diversos aspectos del panorama con El Estilo Libre.

¿A que le atribuyes el crecimiento masivo que tuvo El Quinto Escalón?

En principio creo que hubo una maduración respecto a la manera de presentarlo. De alguna manera se aggiornó a la época, que era lo que le faltaba al género. Lo último que se sabia del rap, o lo último que sabía yo, era que el rap era una cuestión muy sectaria en la que tenías que entrar con el visto bueno de alguien que estaba dentro, con mucho más enfrentamientos, muchos más intentos (asociado con la violencia), una intensidad mayor a una cosa no apta para la mayoría de la gente que en general realmente quiere escuchar música o disfrutar de algo artístico y no mucho más, esa es la verdad. Lo que yo creo, y creo que El Quinto dejo un aporte grande, se maduró la forma de decir: “Vale, esto está bien y es para todos y cualquiera puede hacerlo”.  El canal de YouTube fue un primer paso,  pero también armaron las redes, encontrarle un tono editorial, encontrar la manera de comunicar ciertas cosas con un poco más de gracia y un poco más de luz de lo que se venía haciendo. En nuestro caso, como promotores del freestyle, lo tratamos siempre de encarar desde ese lado. El freestyle es como una puerta de entrada que realmente cualquiera puede hacerlo, tanto una persona que es re mil rapera y está encapuchada y parece Batman, o un chaval que acaba de salir de la primaria, o un padre que tiene 40 años y quiere ir a batallar, que pasó en El Quinto. Parece que El Quinto reafirmó eso y de la mano de eso se demolieron un montón de preconceptos que había, y se siguen demoliendo. Una sociedad que pensaba del rap una cosa y que a poco del rap medio encontrando un punto para hablar con la sociedad y en otro medio también curándose hasta llegar a ser un Hip-Hop realmente nacional que es lo que no había porque lo mas rapero que había era bastante extranjero. Se sentía ajeno y de golpe surge este rap nacional incluso con un Dtoke, un Núcleo, un Koxmoz, con Mustafa y con un montón de gente que tiene que ver con la repatriación de un género.

Entonces si bien la cosa digital y la manera de promoverlo mejoró y evolucionó, creo que todos empezaron, independientemente de eso, a ver el rap de otra manera a hacerlo y disfrutarlo de otra manera y todo eso junto dio la tormenta perfecta para que un montón de gente joven se entusiasme y le parezca algo posible, y, sobretodo,  que está realmente al alcance de la mano. No tienes que comprar una guitarra para rapear, no tienes que comprar un saxofón para rapear. Cualquiera lo puede hacer en cualquier recreo, en cualquier esquina, en cualquier bar, en cualquier lugar, incluso en cualquier escenario sin nada prácticamente. Entonces se dejó muy claro eso y a partir de que se blanqueó eso realmente todos encontraron una manera un poco más sana de disfrutarlo que no necesariamente tenía que estar ligado a todos estos preconceptos. El rap en verdad es lo que uno quiere que sea.

¿Crees que El Quinto Escalón cambio el punto de vista de la gente sobre el rap?

Sí, creo que ha cambiado. Pero no solo eso, también cambió la demográfica. Las batallas eran antes de un grupo más pequeño con ciertas cosas en común, y hoy las cosas que hay que denunciar, contar, confesar son un poco más universales. Las cosas que se transmite en una batalla de hoy día son distintas, antes se hablaba de ser un secreto y ahora es parte de ser una declaración pública y hablar de muchas de las cosas que te pasan, y no tiene que ser necesariamente de ser o no ser rapero. La narrativa cambió sola, por la gente que compone, y hoy día es una demográfica totalmente distinta.

¿Ha cambiado El Quinto Escalón la vida de los batalleros?

Esta es la muestra de que cualquiera puede ser parte, bien sea alguien de un caché más alto o bien de uno más bajo. Creo que esta es la verdadera la columna vertebral detrás de la ideología hip-hop, que cualquiera puede ser lo que quiera ser. Tú puedes querer ser un millonario o un guerrillero en el rap, y eso le da una mística. Ya que se trata sobre la realización de tus sueños, y no los condiciona sean los que sean. No creo que sea justo decir que El Quinto Escalón redimensiona esa narrativa o que es el principal causante de lo que sea, como no sería justo decir que el resto de movimientos, que tuvieron una parte vital en toda la explosión. Quizá El Quinto fue la burbuja más visible del hervor, pero es un trabajo de mucha gente. Si bien la historia de Klan nos moviliza, también nos movilizaba la historia de Dtoke, que estaba en la misma situación y al final acabó siendo campeón del mundial y hoy día viaja por todo el mundo.

Ese es el poder verdadero del Hip-Hop, y ahora que gozamos de un poco más de recursos, realmente podemos palpar el potencial que tiene. Independientemente de la música y rimas, el potencial y autorrealización que es inherente al Hip-Hop, y eso es lo que a mí más me atrae. Realmente mi visión es esta, no me parece justo decir “El Quinto hizo esto”, “El Quinto volvió grande a … “ porque no es así, y no es justo que me lo crea así yo tampoco. Somos muy conscientes de todo ese trabajo previo que se hizo para que El Quinto existiese, yo estoy eternamente agradecido de Halabasula, ya que sin él no hubiera existido El Quinto. Y eso es suficiente prueba para decir que el Hala es más importante que El Quinto. Es un fenómeno muy visible y palpable y que hoy, quizá, tiene más relevancia que Halabasula. Hoy tenemos que celebrar que fue un esfuerzo colectivo y no solo de un grupo de gente.

¿El Quinto es la visibilidad de todas las competencias que hubo antes?

Yo creo que El Quinto es su propia expresión. Independientemente de que sea parte de un movimiento, los que hacemos El Quinto sabemos que somos una entidad propia y que hay declaraciones que debemos hacer. En este aspecto también tratamos de sumar. Sabemos la responsabilidad que tenemos y tratamos de jugar un poco con lo que venía, enfocandolo de otra manera (el 2 vs 1, la elección abierta de jurado, una página con estadísticas, filmar con un ojo de pez…) cosas nuevas para la competencia, y estos son destellos de la identidad propia de El Quinto Escalón.

Imagen relacionada

¿Fue la cercanía con el espectador algo premeditado o fue casualidad de la forma de grabar, hablar con los participantes…?

Sí, creo que sí. Lo visual es tan importante como lo que se escucha o más. La gente consume por los ojos. Yo soy un “nerd” de lo visual, nunca tuve demasiada educación formal en lo que visual respecta. Me interesa, me gusta y me cautiva lo visual, y dentro de mi torpeza siempre estoy trabajando en algo que se consume por los ojos. El Quinto ha pasado por varias cámaras, al principio se grababa de un celular muy mal. Después me compré una cámara de esas culonas que se abrían con la pantalla despegable, y fue la que usamos (están los videos) y le ponía un filtro de YouTube que lo ponía horrible. Llegado un punto, me compré una segunda cámara que fue la del ojo de pez. Las primeras fecha en la que aparece esta cámara la usaba como la otra, me quedaba quieto atrás. Cuando empezamos a estar un poco más cómodos, y, en especial cuando nos movimos al otro lado, que fue en parte pensado en eso, para que tuviera espacio para filmar mejor, necesitaba que metieramos sogas o un ritmo que me sacara a la gente de encima para poder dar vueltas alrededor de la batalla sin joder a los espectadores.

A esta altura los pibes ya estaban insensibilizados con que alguien estuviera con una cámara cerca de ellos, entonces no hubo ningún problema, fue un proceso de muchas fechas. De hecho, yo me doy cuenta, porqué lo hice yo, pero a medida que vas viendo cronológicamente esas fechas, en cada una voy probando cosas. Al principio estoy un poco más lejos, me quedo un poco más quieto. A medida que van pasando me voy moviendo más, cambiando de ángulo, animándome a decir: “Bueno, voy a meterle mi cuota de flash y capaz de algo mucho más intenso”. Después, cuando pasamos a la “anf” y tuvimos la libertad de poder movernos un montón y acercarnos, ponernos detrás de uno, de atrás de otro. Jugar con eso me encantó, y creo que hace la experiencia única.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )