LAS POSIBILIDADES DE MARITHEA EN RED BULL COLOMBIA

LAS POSIBILIDADES DE MARITHEA EN RED BULL COLOMBIA

A pocos meses de una nueva final nacional en Colombia, analizamos las posibilidades de la caleña y los factores que serán determinantes para sus aspiraciones.

Por: Camilo A. Castillo (@camiloandres894)

El próximo 31 de octubre Marithea tendrá la posibilidad de convertirse en la primera mujer en ser campeona de una nacional de la Batalla de los Gallos, y de esta forma, establecer un hito que hasta ahora es esquivo para el freestyle femenino: asistir a una internacional de Red Bull.

Su crecimiento durante el último año ha sido arrollador. Paso a paso ha logrado superar cada obstáculo que se ha atravesado en su camino, situación que da motivos para pensar que la caleña no solo es favorita, sino que se constituye como un duro escollo para los demás competidores.

Pero más allá de su aparente favoritismo, existen varios factores que pueden incidir en el rendimiento en batalla de Marithea. Tal como sucedió el 6 de julio del año pasado cuando ganó la regional de Bogotá, se enfrentará a freestylers con mayor recorrido y experiencia.

Rivales

Esta no será una final sencilla para nadie. Red Bull anunció la semana pasada a los MC que competirán en las regionales virtuales de Medellín, Bogotá y Barranquilla. En la lista de 48 semifinalistas se destacan tres campeones nacionales: Carpediem, Elevn y Big Killa, representantes de Colombia en las finales mundiales de 2019, 2017 y 2014, respectivamente.

Junto a ellos, habrá referentes del underground colombiano que son habituales en las finales como Patrón, Enano Rap, Airon y Mc Matt. RBN, participante frecuente durante el último tiempo en competencias internacionales como BDM o God Level; Filósofo, promesa de la nueva generación de freestylers colombianos; y NEG, una de las gratas sorpresas de Supremacía Colombia 2019, completan la grilla de favoritos.

Al respecto, José Rodríguez AKA ‘Mini’ de Apriorismo Music, considera que Thea destaca porque es única dentro del gremio. “Su rendimiento dependerá del entrenamiento, este año vamos a encontrar sangre nueva y tendrá que toparse con ellos. Creo que tiene un 70 por ciento de probabilidad de ser campeona, pero también considero que Carpediem tiene enormes posibilidades de lograr el bicampeonato”, indica uno de los organizadores de la K.O. Internacional.

Con esta opinión coincide Arci, una de las referentes del freestyle bogotano y host de Código de Barras. “Tiene todas las posibilidades. Ella sabe lo que significa estar en una nacional al igual que Big Killa o Carpediem, y esto al final es un oficio de ‘cancha’. Importa el nivel y lo que tú estés construyendo mediante tu identidad, pero también tener experiencia”, señala Arci, quien, además, afirma que su favorito para esta competencia es Elevn, precisamente por tener un estilo único que lo diferencia de muchos adversarios.

Si algo está claro en esta competencia, es que todos irán por la caleña. “Es el rival a vencer” sostiene Joseph Casañas, periodista cultural de El Espectador y quien durante el último año le ha hecho seguimiento a la freestyler. “Los logros que ha tenido en el circuito local la sitúan en la conversación con sus pares ‘freestaleros’ en Colombia y en el mundo. Marithea es una competidora que ha tenido buena visibilidad después de su tercer puesto en la final del año pasado, situación que la ubican en la mira de los demás”, explica Casañas a El Estilo Libre.

Éxito internacional

Pero sus logros van más allá de la mencionada regional. La final del año pasado fue el escenario idóneo para que ella se diera a conocer, pero la Comba Temática en Bolivia y Cruce de Campeones en Paraguay, fueron su consolidación. En el altiplano logró su primera marca. Un hito que estará ligado a ella para siempre: ser la primera mujer en ganar un torneo internacional.

Estas dos competencias sirvieron para confirmar que Marithea no sólo se destaca por su talento para hilvanar rimas contundentes, sino también por su capacidad para resistir estímulos externos de públicos hostiles. “Creo que ella, al igual que Carpediem están en otro nivel, en un peldaño más arriba y eso los hace diferentes a participantes como RBN y Filósofo”, señala Mini.

Con esta afirmación también coincide Arci, quien, además, comenta que “ella ya tiene un campeonato internacional encima, eso para su ego y para su presencia suma una confianza que otros no tienen. (…) No se trata de decir quién tiene más títulos o cuáles son más importantes, pero definitivamente, que ya lo haya vivido le abre la puerta para ganar otra vez”.

Estilo y características

Si en algo concuerdan los referentes del freestyle colombiano, es que Marithea aún no ha alcanzado su máximo nivel. Aspectos como el flow siguen siendo características con margen de mejora, sin embargo, ha demostrado que puede hacer frente a esas debilidades haciendo énfasis en sus puntos fuertes. Su estilo es un soplo de aire fresco para el movimiento. Por un lado, es una apuesta que busca erradicar el populismo y evitar las rimas que adolecen con una pobre ejecución; y por el otro, la confirmación de que el uso de referencias complejas y la capacidad para generar punchlines en líneas diferentes de una barra, son cada vez más importantes para el ascenso de cualquier MC dentro de este mundillo.

“Ella se destaca por hacer dilogías, utilizar la antítesis y por estudiar a sus oponentes para generar punchlines contundentes. (…) eso puede ser determinante”, afirma Mini. Un ejemplo de esa afirmación se puede ver en el minuto con temática de los octavos de final de Cruce de Campeones frente a Letra.

Justamente, el ganar a competidores consolidados como Letra, Stuart o Teorema, ha aportado directamente a su crecimiento. “Una de las debilidades de Marithea es su puesta en escena, pero ese roce con el circuito del continente y con algunos competidores de Europa le sirve un montón para afianzarse en ese aspecto”, indica Casañas.

El público 

La nacional de este año no podrá escapar a la realidad que vive Colombia en la actualidad. El ritmo de contagio de la COVID-19 no ha disminuido y es difícil saber cuándo llegará el pico de la pandemia en el país, situación que, a tres meses de la final, pinta un panorama bastante claro: no habrá público en el evento.

“Hay una reciprocidad y un diálogo constante entre el público y el freestyler, y eso es muy difícil de ignorar. Así sean 5 o 10.000 personas, igual están ahí y hacen que las batallas sean lo que son. Pero, seguramente, ganará quien tenga las agallas de expresar cada línea con la misma energía que podría reflejar si estuviese ante un millón de personas. Es cuestión de pararse ahí y darlo todo”, dice Arci sobre este factor. 

El año pasado, en la Gran Carpa Corferias, el apoyo hacia Marithea fue enorme. El público se volcó hacia la joven competidora en sus confrontaciones contra Husky y Tinta, situación que evidentemente impulsó su despliegue en el escenario. Es claro que el público es fundamental para que muchos competidores se desenvuelvan y logren motivación extra, no obstante, en Colombia, ese factor no había sido determinante en una batalla hasta este momento.

“El público va a ser un reto para todos. El año pasado pude ver que Marithea tuvo miedo escénico y puede que, la ausencia de público, sea una ayuda para ella este año”, sostiene Mini.

Contrario a lo que piensa Mini, Casañas opina que, si llega a ser un elemento importante dentro de una batalla, lo será para todos los competidores. “A priori, creo que le puede jugar en contra, porque en la nacional del año pasado de alguna forma el público mostró una favorabilidad mayor hacia ella”. 

Otros factores 

Uno de los aspectos que no se tiene en cuenta a la hora de preparar una batalla de freestyle es el factor geográfico. Casañas hace énfasis en ese punto y señala que “desde mi punto de vista, a Marithea le jugó en contra el tema de la altura. Ella llegó un día antes de la final de 2019, y esto no le dio tiempo suficiente para aclimatarse a una ciudad con altura”.

Es importante aclarar que Bogotá, posible sede de la nacional, está ubicada a 2.640 metros sobre el nivel del mar. 1.600 metros más que la ciudad de origen y de residencia de Marithea, Cali. Para los recién llegados a la capital de Colombia la adaptación es clave, pues la poca presión atmosférica afecta la respiración, lo que a su vez, puede incidir en el rendimiento de un freestyler, por ende, es una cuestión que no se debe minimizar.

Marithea no es la única MC que podrá coronarse en una nacional en 2020. Roma y Brasita en Argentina, y Sara Socas en España, también aspiran a llegar a la ‘Inter’ y sus posibilidades de hacerlo son mayores que en otras ediciones. Aunque faltan varios meses para que se dispute la final, en líneas generales, es claro que Colombia vivirá una de las mejores nacionales de los últimos años y que más allá del resultado, el que Maribel brille y resalte entre tanto gallo, ya se constituye como un hecho histórico.

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )