A DEBATE: ¿DÓNDE ESTÁ EL LÍMITE PARA UN JUEZ DE BATALLAS?

A DEBATE: ¿DÓNDE ESTÁ EL LÍMITE PARA UN JUEZ DE BATALLAS?

En los últimos años, los jurados encargados de tomar las decisiones en el panorama batallas se han hallado en el centro de la polémica, con todos los focos puestos en sus figuras no sólo por sus votos sino por sus actitudes hasta abrir un importante debate ¿dónde debe estar el límite para un juez?

Por: Jesús Díez (@jdiez08)

En el proceso evolutivo de expansión al gran público, los jueces de batallas han tenido que adaptarse y contar con un protagonismo indirecto y lejos de lo deseado en casi cada uno de los eventos. Si bien es algo que anteriormente les hacía poco más que preocuparse frente a los mcs que dependían de sus votos, hoy en día se les carga una mochila mucho mayor con la gran presión de redes y público.

Sin duda uno de los puntos de inflexión más sonados fueron las reacciones de Invert en la Internacional chilena en la que se terminó coronando a su compatriota Arkano y donde surge con más fuerzas la gran pregunta de ¿hasta dónde un juez debe o puede participar en la interpretación de las batallas?

Tanto en su etapa posterior como anterior a este hecho tenemos muchos otros ejemplos no tan polémicos, pero que nos muestran la interacción de los jueces en el transcurso de las batallas. Por sentado debe quedar, que desde este debate no se contempla el favoritismo por ningún competidor, pero ¿es algo positivo o negativo que un juez celebre las rimas de un mc en particular?

La respuesta no es tan sencilla como puede parecer, es cierto que no cambia en absoluto la profesionalidad de ese propio juez a la hora de tomar su decisión, pero es una actitud que puede influenciar a los demás jueces o al ánimo del competidor rival que ve cómo las personas que decidirán su futuro ponen la emoción de su contrincante por encima.

Sin duda, algo dependiente también de su contexto, todos sabemos de la intensidad con la que viven los cinco jurados españoles cada jornada de su liga nacional y a nadie le molestará que así se haga, pero una competición puntual donde jueces y competidores es la primera vez que se ven las caras puede llevar a malinterpretaciones.

Otro aspecto a debatir también puede ser la influencia directa de los jurados en la batalla hasta el punto de participar en ella, es algo que Papo desde su canal preguntaba a sus espectadores ¿es algo moral que un juez complete la rima de uno de los participantes al igual que en ocasiones hacen los speakers o hasta el público?

Como un factor más de la improvisación, siempre que se trate desde el puro freestyle no debería importar, y es que la creatividad del freestyler puede llevarlo tanto a una buena jugada si está acertado, como a una no tan hábil, recordándonos a ese “lo entendí todo” que decantó una batalla pareja. Sin duda, es algo que el mc debe valorar y ya sea juez, host o competidor no debe cambiar esa decisión independiente de la función que ejerza.

En definitiva, por mucho que se quiera comparar el circuito freestyle con el deporte más clásico lo cierto es que no podemos englobarlo como tal y que sus normas deben regirse bajo su propia creación de esa fusión entre competición y música. La profesionalidad debe reinar, pero no quitar la magia de los eventos, como aquel vivido con Duki disfrutando las rimas de Bnet en Club Hípico, esto no debe exterminarse a favor de la seriedad, y esa profesionalidad no debe confundirse con coartar.

Como una categoría cercana al arte, las batallas se moverán entre el mundo de lo objetivo y lo subjetivo, algo que no tiene leyes fijas ni normas estrictas y eso, es uno de los puntos que aún mantienen la esencia de esta competición, pero que seguirá dejando sin cerrar ¿hasta dónde puede llegar un juez?

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )