Skone vs Papo: 2 batallas para no quedarnos con ganas de más

Skone vs Papo: 2 batallas para no quedarnos con ganas de más

 

Siempre es mejor dos batallas para disfrutar del espectáculo, justo lo que hicieron los aclamados Papo y Skone para el deleite de todos.

Tarde o temprano iba a darse esta batalla entre dos de los mayores exponentes del freestyle tanto a nivel internacional como en sus propios países. La confrontación tenida en Perú en la Internacional de 2016 dejó mucha polémica y ganas de ver en una contienda a estos dos pesos pesados por más tiempo que los 4 minutos de batalla que pudimos ver en Red Bull.

De allí salieron dos amigos, que los días 11 y 12 se matarían sobre un escenario en “La Revancha” en la Ego Fest, realizada en Mar de Plata, (Buenos Aires, Argentina). A un lado teníamos a el local, procedente del propio Mar de Plata, Alejandro Andrés Lococo, mayormente conocido como Papo o “La Bestia del Hardcore”, y el vigente campeón de la Red Bull Argentina. En la esquina contraria veíamos al natal de Málaga (España), José Miguel “Chemi” Manzano, AKA Skone, nada más y nada menos que el actual campeón de la Red Bull Internacional. A ambos les llevo conseguir su respectivo título nacional un largo camino de 5 años cada uno para acabar viéndose las caras en cuartos de final del torneo Internacional, para llevarse el español la victoria.

PRIMERA BATALLA

MKS (el speaker) explicó el formato entrante, 3 minutos a 4×4, dando comienzo el español al ritmo de la base puesta por DJ Zone. Los ataques constantes animaban cada patrón más el espectáculo, con ataques duros del malagueño y juegos de palabras, además de estructuras complejas por parte del local. Pero pudimos ver un punto de inflexión cuando Papo contestando, acabó el último compás simulando una voz ronca “o la de abajo, la que tanto me chupas, cuando me decís: ay, ¡dame, dame más!”. El público casi obliga a parar la batalla, cosa que en esta ocasión afortunadamente no sucedió, pero Skone se sintió molesto dado que el éxtasis producido llevó a MKS a celebrar con el micrófono demasiado la rima de su compatriota, soltando el visitante un patrón totalmente vacío. A esto Papo respondió burlándose de Skone por lo sucedido, y este último le recriminó a capela al host que le dejase improvisar, quien se disculpó tomándoselo a bien, entre risas.

Con sus habituales estructuras Alejandro atacaba haciendo alusión a la rima más recordada de su enfrentamiento anterior “lo llevé al peluquero y le dijeron: mamma mia!, debido al pelo rosa del campeón internacional. A partir de ese momento, el round continuó por los cauces esperados, ambos atacando de manera siempre muy ingeniosa con cosas del pasado o batallas anteriores. Lamentablemente, como viene sucediéndole en eventos pasados, Papo volvió a quedarse sin voz, pero eso no consiguió callar al argento. Skone aprovechó para reírse de ello, provocando carcajadas desde el speaker hasta el público.

La última ronda, vimos el primer parón de la batalla, cuando el gallo andaluz dijo “con ese cuerpo en este día… ¿sos Papo o sos Sony? ni la organización lo sabía” (Sony presente en el escenario, produciéndole una sonrisa), en referencia a la famosísima frase del prodigioso freestyler Kodigo en su batalla contra Compas. Papo se vio obligado a contrarrestar con la frase que más dio de hablar el pasado año, de la espectacular batalla entre Shair y Stigma, respondiendo “soy el demonio en los contrastes, (haciendo gestos con las manos realizando unos cuernos) aaasa… te asustaste”, provocando el segundo corte de la batalla. Los minutos restantes continuaron los ataques acotando con hechos del pasado de nuevo, provocando constantes estallidos sonoros por parte de los espectadores, quienes pedían más una vez terminada la exhibición. Al terminar se dieron un abrazo y una sonrisa, representando su amistad y buena relación, dejando la expectativa para la segunda edición.

SEGUNDA BATALLA

Tratando de no hacer repetitivo los dos días seguidos de batallas, MKS dijo que el formato entrante sería 1 minuto cada uno con 3 palabras por turno. “Yo soy hardcore y agrandado, vos sos un falso humilde” atacaba Papo con la palabra “humildad”. El argentino no prestó mucha atención a la palabra “paciencia”, continuando enfocándose en la primera, mientras que enlazaba sus habituales técnicas métricas, al decirle el speaker “pelota”, atacando con la batalla de Red Bull “lo otro fue tongo, idiota”, acabando por echar en cara la presencia de 3 españoles aquella ocasión. Skone bailó el primer patrón, una de las modas actuales, haciendo lo que mejor sabe: atacar duramente a su rival, como hizo con las palabras: gente, inepto y principiante. “estoy hasta la polla de los que se las dan de underground pero viven como un príncipe” jugaba Skone con las palabras frente a su rival, terminando por responder las acusaciones anteriores “habla del beso de Arkano prim, y tú celoso en tu casa diciendo: besame a mí”.

Para equilibrar, el segundo round sería un 4×4 libre. La sala se convirtió en una bomba constante cada 10 segundos, cuando cada freestyler terminaba su punchline, cada respuesta más dura que la anterior, exactamente lo que se esperaba de estas dos bestias. La batalla sufría su primer parón cuando Papo recriminó a su oponente el que este le dijera “te iba mucho mejor cantando cumbia”, era un dato que le dio su novia, negando Skone que fuera su novia tras retomar la batalla, haciendo imposible acallar a la gente cuando el malagueño le echó en cara al de Mar de Plata que se hizo famoso por insultar mujeres (aquella famosa batalla donde se vieron las caras siendo expareja, Papo vs Joaqui).

Mientras se vacilaban para ver quien daba comienzo el último round, yendo ambos por la vía de recordar y atacarse mutuamente con sucesos de otras batallas. Mientras Papo celebraba una rima, se le enganchó el pie con el cable del micrófono de Skone, micrófono que se cayó al suelo imposibilitándole continuar al momento. Primó la deportividad ante el personaje, disculpándose La Bestia del Hardcore al momento. Luego del inconveniente, Papo retomó el nivel presente en toda la batalla cuando hizo un tremendo juego de palabras con sus estructuraciones habituales y siempre tan sorprendentes, pasaron al tema de las parejas, donde Skone dejó la mejor frase de ambas noches “deja que fluya, esta vez no es mamma mia! es como me la mama la tuya”, frase que festejó incluso el propio local.

Pero todo tiene un final, y tras dos noches impresionantes, Skone y Papo se fundieron en un abrazo, de nuevo entre sonrisas, y el español acabó por despedirse de Argentina, mostrándose muy agradecido y agradeciéndole a su rival estas dos noches y amigo debajo del escenario, Papo, a quien ovacionó el público al completo.

Jon Urko García

@KukoKukixe

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )