CRÓNICA: PANGEA TIENE SU PRIMER REY

CRÓNICA: PANGEA TIENE SU PRIMER REY

Aczino se ha convertido en el primer ganador de Pangea, una de las competiciones más esperadas del año.

La que prometía ser la más ambiciosa liga organizada hasta el momento dentro del panorama del freestyle acabó saldando su primera entrega con la victoria en México de su legítimo monarca Mauricio, aka Aczino. No es que tuviera la guerra ganada antes de los tambores, pero la conquista del título fue algo que pocos recibieron con sorpresa. Hagamos un breve recorrido, entonces, de cómo se desarrolló la escabechina en aquel escenario mexicano, con tantos y tan feroces pretendientes a un solo trono que ya calienta posaderas.

¿FILTROS?

El formato al que Misionero dio la entrada sembró más incertidumbre que expectativas. Todos comprendieron que habría cinco enfrentamientos, con cuatro raperos en cada uno de ellos y sangre por las paredes. Hasta ahí bien. No fue de extrañar, aún así, que hubiera confusiones en cuanto a cómo se configurarían las siguientes rondas: si solo los mejores avanzarían, si esto tendría repercusión en el cuadrante, cuantos quedarían… Resolveremos esto más adelante.

Remontados en el tema, el que la idea de los rondos fuera aplicada daba lugar a infinitas cábalas sobre algunos posibles enfrentamientos de ensueño. Muchos, seguramente, notaron hervir su sangre ante el anuncio de quienes abrirían el evento compitiendo: Aczino, Teorema, Zasko y Klan. Ninguno cumplió con su asumido papel de élite, quizá por no querer mostrar el arsenal ante posibles adversarios avanzada la tarde; pero si alguien quería hype, lo consiguió multiplicado por varias veces.

Resultado de imagen de klan vs aczino vs teorema vs zasko

Batalla de filtros entre Aczino, Teorema, Zasko y Klan.

Sin querer aminorar la marcha, les seguirían Blon, Lobo Estepario, Dani y Yartzi. Realmente, aquí fue cuando la expectación llegó a la cumbre: un español demostrando una vez más por qué merece de una vez por todas un título trasatlántico, un mexicano que calló a más de un fan de sus vecinos, un argentino que hizo lo propio con quien criticaba su actual nivel y un puertorriqueño que, sin querer bajarse de las nubes alcanzadas por su nivel más reciente, daba un gran espectáculo.

Los siguientes duelos (Nekroos, Kaiser, DrefQuila y RC; Jony B, Noukier, Lancer Lirical y Bang Versus; Dominic, FD, Cehzar y Airon) fueron algo más descafeinados, pudiendo rescatar el pique entre los gladiadores chilenos en el primer rondo; las ganas de Jony Beltrán de triunfar, una vez más, en casa, con un Noukier que también quiso subirse al carro; o la agridulce actuación de FD y Cehzar para cerrar el telón de esta primera ronda.

OCTAVOS

La confusión volvió en forma de votos nada más entrar en materia. Yartzi estaba nervioso contra quien podría haber sido fácilmente campeón de la fecha, Teorema. Aún así, sus ganas lograron situarle en la réplica, donde supo reaccionar mejor incluso ante el nivel reforzado de su oponente, lo que le valió una victoria… que duró minutos.

Habiendo cuatro jurados, la ley de la mayoría se tambaleó al haber un número par, lo que se saldó con añadir un quinto y darle al chileno el beneficio de la duda con otra prórroga nacida de los coros del público. Aún capaz de ganar, el que al de Puerto Rico le pudieran arrebatar el orgullo de haber acabado con uno de los favoritos no hizo más que darle la fuerza que necesitaba para ganar tras el fatídico deus ex machina.

Aún sin saber que ocurría con el cuadrante, la respuesta fue dada en forma de triple amenaza, y esta sería la tónica del resto de octavos. Dani lograba salir indemne contra el local RC y el venezolano Lancer Lirical, quienes estuvieron casi de forma testimonial, sin apenas poder aportar. El del Quinto nos regaló varias de esas imágenes que lo hicieron tan respetado.

Volviendo a los duelos, Jony B sería el encargado del primer fraticidio de la competición al devorar a Dominic en un combate que si bien parecía estar apretado entre ambos, no tardó en resolverse para bien del campeón nacional de Red Bull, mostrándose muy superior al de BDM en momentos puntuales.

Extraños quizá sea la palabra que define los primeros pasos de un tremendo trío donde Lobo parecía la carnaza de unos salvajes Klan y Kaiser, pero que terminó por convertirse en una bonita moraleja para quienes suelen ser dados de lado. Estos dos últimos sostuvieron un duro cara a cara, mientras que con total subterfugio, el de México lograba ejecutar brillantes frases relacionadas con la temática. El primero en caer fue Kaiser, dejando la caperuza roja a un argentino que no tardó en verse devorado por el Lobo Estepario más feroz que recordamos.

Tras tamaño combate, llegó un emparejamiento que hacía pensar que el flow iría en contra de los punchs certeros. Nada más lejos de la realidad, Zasko y DrefQuila comenzaron a lanzarse ataques que bien podrían haber venido de palabras mordidas en anteriores encuentros, pero que fueron clave para animar al público. Al alicantino lo vimos bien confiado, algo a tener en cuenta viendo como los nervios le suelen jugar malas pasadas y con el chileno haciendo continuos gestos, enfrascado por completo en la batalla. La constancia que le hizo valer una réplica a este último desapareció en la misma, teniendo que forzar su flow ante las clásicas skills multisilábicas, mucho más naturales y vistosas. Zasko ganaba, pero unas bonitas palabras dejaron clara la amistad entre ambos músicos, quienes recorren parecidos senderos artísticos.

El resto de enfrentamientos no fueron algo muy digno de recordar. Blon, contra FD y Cehzar, pasó por encima de ellos sin dificultad alguna. Aczino hizo lo propio contra el ecuatoriano Bang Versus, quizá con un tanto más de dificultades. Ninguno destacó especialmente en el octavo y último, donde el público apenas movió la boca y Nekroos logró sobresalir levemente, eliminando primero a Noukier y luego a Airon.

CUARTOS

Era una completa incertidumbre el cómo se configuraría el inicio de la tercera ronda, pues algo que adoran hacer los organizadores últimamente es el variar el orden natural de las batallas. No fue así en este caso, y Yartzi tuvo que enfrentarse a un Dani más agresivo que nunca. Ambos mantuvieron la constancia, con un considerable nivel al que al de Puerto Rico le costó llegar en la primera vuelta, pero que terminó con mayor eficacia y elegancia por su parte, lo que le valió otro sorpresivo pase.

Tras ellos, otro derbi local se jugaría ante los espectadores. Llegados a este punto y con el estado de forma de Jony B, muchos creían que a Lobo Estepario se le había agotado la suerte acumulada aquel día. Lejos de todo ello, se mostró este superior en todo momento al gigante, que pasó algún que otro aprieto en los primeros compases después de un minuto equivalente al que responder. La primera réplica no resolvió duda alguna, y por miedo a quedar estancados en el intercambio entre dos Mcs nada dispuestos a bajar el ritmo, les fue concedida una segunda a capela. En ella, Jony terminó por flaquear ante un Lobo que mantenía sus fauces gruñendo, cayendo así del cartel.

Por si hubiera podido saber a poco dos cara a cara nacionales, volverían Zasko y Blon para añadir su mezcla a la receta. La base, que suele ser un problema en ocasiones para un catalán más clásico en su selección, no se lo supuso, logrando mantener la línea dibujada durante el transcurso del evento. Zasko, que por el contrario suele aprovechar esto mismo, resultó muy caótico en determinados puntos, lo que le restó credibilidad. Lo mismo ocurrió en una segunda ronda donde esto ya hacía mella y los altibajos se hacían evidentes. Blon volvía a ser el español a la cabeza.

Blon vs Zasko, una de las batallas de los cuartos de final.

Para acabar la función, Aczino nos regaló un grandísimo minuto contra el peruano Nekroos, incapaz de destacar contra la bestia. No obstante, pudo reponerse y regalar una buena actuación de cara al final, aunque todo esfuerzo parecía poco para pararle los pies al verdugo.

SEMIFINALES

El primer cruce fue el esperado: las dos sorpresas de la edición estarían uno frente al otro. El formato fue muy similar, con una ronda a minutos y otra a patrones. Fue en esta primera parte donde Lobo se puso por encima, teniendo en cuenta que Yartzi, a pesar de cargar aún con los nervios que le lacraron gran parte de la competencia, no lo hizo mal. Así fue como, en los patrones, el nivel de uno se mantuvo y el del otro se elevó, arando un perfecto terreno para la réplica.

Tras ella, no sin sudar antes, el mexicano se colaba en la última batalla, a la espera de un oponente digno que le diera una justa digna, como había hecho el oponente caído en combate. Nada de lo que avergonzarse tenía este, eso sí.

La otra pareja del baile que decidiría quién se haría con el podio, compuesta por Blon y Aczino, a muchos les parecía la esencia final adelantada, el duelo cumbre de Pangea. El nivel de ambos hoy por hoy, sus aspiraciones y lo que ellos mismos presentaron aquella tarde no rebajó las pretensiones de los ansiosos.

Blon vs Aczino, la final adelantada.

Comenzaron con la ronda a temática: hablar bien del contrario. Esto supone un problema para cualquiera que se enfrente a Mau, pues siempre suele jugar con el doble sentido cuando un concepto parecido se le propone. Listo como ninguno, Blon aprovechó la misma jugada a su favor para no quedarse atrás en el intercambio de golpes. Los patrones terminaron por darle las primeras medallas a dos mexicanos, pasando Aczino en una apretada batalla que levantó la primera y única polémica del evento, pues no pocos creían que una réplica para el español era lo más justo.

Pasada la tormenta, este no quería irse con las manos vacías, muy feliz por su tiempo en México. Venció a Yartzi para llevarse el bronce, en una confrontación de buena calidad pero manchada por el desgaste de varias batallas seguidas a un muy alto nivel.

LA FINAL

Fue emotivo ver como Lobo Estepario se dejaba las garras y los dientes contra un Aczino que se mostró tan confiado que era capaz de bailar en los patrones del oponente y responder como si nada, como si no le hiciera falta prestar atención o pensar en tretas para demoler con su ingenio. Poco le sirvió la buena ronda a capela, las dos rondas a compases siguientes y el lograr ponerlo contra las cuerdas en más de una ocasión. Quería el oro, pero la medalla ya tenía nombre desde el primer encuentro.

La final entre Aczino y Lobo Estepario.

Así, el público mexicano salió del recinto con un muy buen sabor de boca viendo el espectáculo dado por los visitantes, la fuerte resistencia de sus paisanos y la especial final entre dos referentes de su escena. Como si de la llegada de navidad se tratara, el 3 de diciembre se acerca. Todo el globo, con especial ilusión de los anfitriones, mira con ojos de niño la fecha marcada en el calendario. El rey Mau espera desde su trono, con claras intenciones de pisar a todo Chuty, Wos o Pepegrillo que intente dar un golpe de estado. Veremos entonces si su conquista sigue en auge o se limita solo a su pequeño feudo.

 

CATEGORIES
TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus ( )